Publicidad

Esto es lo que dicen los investigadores del Sismológico Nacional sobre el temblor de 7.1 grados en Ciudad de México
Investigación

Esto es lo que dicen los investigadores del Sismológico Nacional sobre el temblor de 7.1 grados en Ciudad de México

Publicidad

Publicidad

A las 4 de la tarde, el Servicio Sismológico Nacional a través de sus voceros dio una conferencia de prensa con respecto a los datos que tenían sobre el temblor de magnitud 7.1 ocurrido el día de hoy 19 de septiembre a las 13:14 horas. El epicentro de este movimiento telúrico que sacudió al centro de nuestro país, se localizó en la frontera de Puebla y Morelos, a 12 kilómetros del poblado Axochiapa en Morelos.

El epicentro está localizado a aproximadamente 120 kilómetros de la Ciudad de México, lo que permitió que se sintiera con gran fuerza el movimiento en la capital del país, de acuerdo con los registros de las estaciones de SCT fue de 91 Gal y en la estación de Ciudad Universitaria se registró una intensidad de 18 Gal, la profundidad fue de 57 kilómetros, y tuvo un mecanismo muy similar al que se presentó en el Golfo de Tehuantepec el pasado 7 de septiembre, ya que fue un sismo intraplaca que se dio en la Placa de Cocos.

Sin embargo, este es un sismo independiente del que devastó a nuestros hermanos del sur, y surgió en una zona donde ha habido otros terremotos de grandes magnitudes, tal como el que ocurrió el 15 de junio de 1999 a una profundidad de 63 km y a 218 km de la ciudad de México, o el de 1980, un 24 de octubre, a una profundidad de 65 km y a 161 km de distancia de la Ciudad de México.

Según las estimaciones presentadas por el Dr. Leonardo Ramírez, se calcula que aproximadamente 6.5 millones de personas en la Ciudad de México se vieron expuestas a este sismo, también 2 millones de viviendas. En cuanto al centro del país, se estima que son 12.4 millones de personas las que sintieron este movimiento terrestre.

Los daños se registraron principalmente en el Sur de la ciudad, en zonas que ya habían sido afectadas anteriormente por el sismo de 1985, las afectaciones en los edificios se deben principalmente a que ya tenían daños de sismos anteriores y no habían sido reparadas adecuadamente, al incumplir con los reglamentos que se dictaron después del sismo del 85, era muy probable que sufrieran afectaciones.

Las intensidades mayores expresadas en Gal (unidades de aceleración) se midieron en los estados de Puebla, Morelos y Guerrero, teniendo picos de hasta 141 Gal. Aunque algunos medios expresaron que habían ocurrido dos sismos, lo que ocurrió es que la medición de 6.8 fue la preliminar arrojada de manera automática por las estaciones del Sismológico Nacional, una vez revisada la información se emitió la medición definitiva de 7.1 M.

Debemos recordar que los sismos no son fenómenos naturales que puedan predecirse, el hecho de que haya sucedido en la misma fecha que hace 32 años no es más que una coincidencia, la realidad es que nuestro país se encuentra sobre cinco placas tectónicas, por lo tanto, la sismicidad es muy alta.

En cuanto a las réplicas, los expertos de la UNAM comentaron que hasta hace un par de horas se habían registrado 6, pero muy pequeñas en intensidad, por lo tanto no se tenía su magnitud.

A las 8:30pm ha habido unas 11 réplicas, la mayor de 4.0 grados.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir