Compartir
Publicidad

Una terapia desarrollada por investigadora del IPN pretende eliminar el VPH en mujeres

Una terapia desarrollada por investigadora del IPN pretende eliminar el VPH en mujeres
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, el cáncer de mama y el cáncer de cuello uterino son las dos principales causas de muerte en mujeres mayores de 25 años en nuestro país, existe además una correlación entre la infección por algunos tipos del Virus del Papiloma Humano y el desarrollo de cáncer en el cuello del útero, sin embargo, la Dra. Eva Ramón Gallegos, investigadora del Instituto Politécnico Nacional (IPN) ha logrado aplicar con éxito la terapia fotodinámica para eliminar la infección por VPH en un 85% de pacientes tratadas en la fase clínica de la investigación.

Fruto de una investigación de más de 20 años, la terapia fotodinámica pasó por diferentes fases hasta llegar a su aplicación en un grupo de mujeres seleccionadas por padecer ya lesiones relacionadas con el VPH. Para poder seleccionar el grupo de la fase clínica, primero se hicieron estudios de papanicolau y colposcopía a un grupo de 900 mujeres, también se les aplicaron estudios específicos para tipificar el genoma del VPH que las afectaba. Del total de 900 mujeres estudiadas entre los 25 y los 40 años de edad, fueron seleccionadas 420 que eran quienes presentaban mayores problemas.

¿En qué consiste esta técnica?

La terapia fotodinámica consiste en la aplicación de un fármaco en el cuello uterino de la paciente el cual es transformado en una molécula fotosensible que se va depositando en las células dañadas por el VPH, posteriormente estas células que se vuelven fluorescentes, son eliminadas con un rayo láser especial. Este método es muy seguro y no presenta efectos secundarios, por lo cual es posible aplicarlo en las pacientes varias veces hasta eliminar por completo las células afectadas.

Hay que tomar en cuenta que el epitelio uterino se renueva cada tres meses, y el tiempo de radiación depende del tamaño del cérvix, por esto se realizaron controles tras tres, seis y doce meses del tratamiento en busca de confirmar la erradicación del VPH.

La Dra. Elizabeth Maldonado, quien obtuvo su doctorado en ciencias gracias a esta investigación, apunta que es necesario que se masifique la detección a través de PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) para reducir el número de falsos negativos, ya que esta prueba es la de mayor sensibilidad.

Gracias a la ardua investigación de estas doctoras es que ahora existe en nuestro país una nueva forma de tratar las lesiones por VPH, una que es no invasiva, no daña la forma del cuello uterino y ataca solamente las células afectadas, además de que está exenta efectos secundarios.

Más información | IPN

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio