Publicidad

Dexametasona: la nueva terapia promesa contra el COVID-19 reduce muertes hasta en un tercio, según investigadores de Oxford

Dexametasona: la nueva terapia promesa contra el COVID-19 reduce muertes hasta en un tercio, según investigadores de Oxford
1 comentario

Este es el descubrimiento más importante que se ha hecho en búsqueda de una terapia contundente contra el COVID-19, dicen en la Universidad de Oxford. De ahí son los responsables del 'Randomised Evbaluation of COVID-19 Therapy, Recovery', desde donde, con el apoyo del gobierno de Reino Unido, han lanzado un comunicado que adelanta que en un estudio en el que participaron 2,000 personas, la dexametasona ha cumplido con ser un efectivo reductor de mortandad en pacientes.

Un corticoesteroide, la nueva promesa

La dexametasona es un corticoesteroide que se utiliza principalmente para reducir inflamación. Lo mejor es que su disponibilidad y su precio es asequible.

De acuerdo a 'Recovery' la dexametasona redujo el número de muertes en un tercio, cuando se trató de pacientes con ventiladores. En personas que solo necesitan recibir oxígeno, la dexametasona redujo muertes en un quinto.

Dexametasona Covid 19

'Recovery' asegura que comenzó con el ensayo desde marzo, para lo cual se utilizó la infraestructura de 175 hospitales del sistema de salud de Reino Unido. En ellos, se aplicó dexametasona como un medicamento complementario a los medicamentos paliativos, a 2,104 pacientes. La dosis fue de seis miligramos por día, ya fuera vía oral o vía intravenosa.

Lo que hizo 'Recovery' fue comparar los resultados de los pacientes que recibieron dexametasona con los de 4,321 que recibieron el tratamiento ordinario. Este grupo tuvo una mortandad más elevada en todos los casos respecto a aquel que recibió el corticoesteroide.

Los investigadores principales de la investigación, Martin Landray y Matt Hancock ya han dicho que este sería fácilmente el descubrimiento en el sector de potenciales terapias, más relevante hasta el momento. A través de un video, Hancock dijo que Reino Unido incluirá dexametasona a su tratamiento ordinario contra COVID-19 a partir de hoy mismo, 16 de junio.

Falta el análisis de toda la comunidad científica

El estudio que ya fue celebrado por el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson tiene como detalle que no tiene un artículo médico que lo respalde. Los datos no han sido revelados para que sean estudiados por la comunidad científica de todo el mundo. Así, 'Recovery' se ha adelantado al anuncio de la presunta importancia del descubrimiento, pero de momento, toda la investigación no está avalada, pues no ha sido revisada, por alguna revista médica de reconocimiento.

Mientras tanto, 'Rcovery' ya ha participado antes en estudios con los fármacos que se han sugerido como terapia para el COVID-19, como ritonavir, hidroxicloroquina, azitromicina, tocilizumab y el procedimiento de plasmaféresis.

Precisamente 'Recovery' detuvo sus ensayos con hidroxicloroquina hace diez días, luego de aplicarlo a 1,542 pacientes y llegar a la conclusión de que el medicamento no representaba un beneficio para los pacientes.

La promesa de la dexametasona es fuerte, el análisis de los resultados todavía está pendiente.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios