Qué significa que la OMS haya declarado la enfermedad de la viruela del mono como una emergencia sanitaria mundial

Qué significa que la OMS haya declarado la enfermedad de la viruela del mono como una emergencia sanitaria mundial
Sin comentarios

Durante el fin de semana la Organización Mundial de la Salud declaró oficialmente la viruela del mono como una emergencia sanitaria mundial, pues considera que el brote tiene un nivel de amenaza tan alto, que requiere una respuesta internacional coordinada.

De acuerdo con Tedros Adhanom, se tomó la decisión de emitir la alerta más alta tomando como referencia la rápida propagación del brote a lo largo del mundo, sin embargo, de acuerdo con la principal experta de la OMS en viruela del simio, la Dra. Rosamund Lewis, no se espera que cause una pandemia mundial a diferencia del COVID-19.

Esta declaración no impone requisitos a los gobiernos, pues al igual que en otras ocasiones, la OMS solo puede emitir orientaciones y recomendaciones a sus estados miembros. Entre estas se encuentra implementar respuestas coordinadas para detener la transmisión, proteger a grupos vulnerables, intensificar medidas de vigilancia, control de infecciones en hospitales, así como acelerar la investigación del uso de vacunas, terapias y otras herramientas.

El crecimiento de la viruela símica en el mundo

Hasta el 22 de julio se habían reportado más de 16,000 casos de viruela del mono a lo largo de más de 70 países en lo que va del año, 51 de ellos en México, y de acuerdo con la OMS, las infecciones confirmadas han aumentado casi un 80% desde finales de junio y principios de julio.

El aumento de la viruela del mono entre junio y julio | Our World in Data

Aunque se considera que los hombres que tienen relaciones con otros hombres son los que corren mayor riesgo de infección, de acuerdo con la Agencia de Seguridad del Reino Unido, tanto la OMS como los Centros de Control y la Prevención de Enfermedades señalan que cualquiera puede contraer la viruela del mono independientemente de su orientación sexual.

Según la Dra. Catherine Smallwood, oficial principal de emergencias de la OMS, la enfermedad que suele ser endémica de África, tiene síntomas en gran medida leves y con pacientes que en su gran mayoría se recuperan en dos a cuatro semanas, y a pesar de que solamente se han reportado cinco muertes por el virus en África este año y ninguna fuera del país, podrían aparecer casos más graves si el virus se propaga a grupos inmunológicamente más vulnerables, como niños pequeños, mujeres embarazadas e inmunocomprometidos.

Vacunas, aplicaciones y biológicos "autorizados"

Aunque de momento la OMS ha informado que no se recomienda ni se requiere la vacunación masiva contra la viruela del mono, detalla que todos los programas de aplicación deben estar respaldados por vigilancia exhaustiva, rastreo de contactos, campañas de información, además de farmacovigilancia sólida y estudios colaborativos sobre la efectividad de las vacunas con protocolos estandarizados, realizando recopilación de datos.

No obstante, algunas vacunas y antivirales actuales han mostrado su eficacia en el tratamiento y prevención de la enfermedad, pero están enfocadas principalmente a tratar la viruela.

Imagen: UN

Sin embargo, la Comisión Europea ya ha aprobado usar la vacuna Imvanex, de la compañía Bavarian Nordic, contra la viruela del mono dentro de la Unión Europea. Este biológico ya había sido autorizado desde 2013 contra la viruela, pero no se había prescrito contra la del mono, y en el caso de Estados Unidos se ha comercializado desde 2019 con el nombre de Jynneos y sí cuenta con autorización para la prevención de la enfermedad.

En el caso de México la Secretaría de Salud ha señalado que no hay ninguna vacuna específica disponible en México de momento, solamente contra la viruela humana y no está recomendada para la población general, aunque varios activistas y colectivos de las comunidades LGBT+ están exigiendo acciones de prevención y promoción de la salud, así como la adquisición de vacunas para su aplicación en la población de mayor riesgo.

Imagen: CIDRAP

Temas
Inicio