Compartir
Publicidad

De la comunicación a la hiperconexión: ¿cuáles son los beneficios de contar con una red 4.5G?

De la comunicación a la hiperconexión: ¿cuáles son los beneficios de contar con una red 4.5G?
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez es más difícil concebir un mundo sin Internet. Su aparición nos abrió la puerta a una forma de comunicación veloz y con capacidades crecientes, esto se demostró con la llegada de los smartphones.

Estos dispositivos fueron determinantes para probar la importancia de la interconectividad. Cuando vemos que en 2017 el consumo de datos en redes 4G era del 50% y que un año antes era del 33%, según The Competitive Intelligence Unit (The CIU), esto queda más que comprobado.

Claro que un incremento considerable en el consumo de voz y datos requiere de mejores tecnologías para soportar nuestra necesidad de comunicación móvil. Por ese motivo, desde el año pasado Daniel Hajj, CEO de América Móvil, reveló que la compañía estaba trabajando para poner en marcha su red 4.5G (a la que Telcel denominó GigaRed).

Fue así que el pasado mes de marzo de 2018, comenzó a funcionar la primera red 4.5G del país, pero ¿cuáles son los beneficios de contar con una plataforma de este tipo?

De la comunicación, a la hiperconexión

La evolución de las plataformas de telecomunicaciones hizo posible que nuestros celulares fueran capaces de realizar llamadas y enviar mensajes -incluso multimedia-, pero la llegada del Internet móvil provocó que estos dispositivos se tornaran “inteligentes” y transformaran nuestro entorno.

Ahora, en telecomunicaciones, las redes 4.5G se pueden definir como un estándar que marca una evolución significativa en el funcionamiento de las plataformas y sus protocolos (LTE Advanced Pro), haciendo que los usuarios estén cada vez más cerca del llamado Internet de las Cosas (IoT). ¿De qué manera? Bueno, a través de beneficios como:

Más velocidad: la rapidez con la que se realizan las transferencias de datos se vuelve de 7 a 10 veces más veloz que con las redes 4G. Así, con éstas últimas se tienen descargas de hasta 300 MB por segundo, mientras que con el 4.5G se puede alcanzar un Gigabit por segundo.

Claro que para disfrutar de una transferencia de datos a estas velocidades se requiere de un smartphone compatible con la red (los iPhone 8, 8 Plus y X; los Galaxy S8, S8+, Note8, S9, S9+, A8, A8+, A7 y A5; Moto Z2 Force y G5 Plus; Xperia XZ1, XZ Premium; los LG G6, G6+ y los Mate 10, 10 Pro y 10 Lite) y una SIM versión 6.3 (Telcel lleva tiempo comercializando este chip, así que probablemente ya cuentes con él -solo hace falta que lo revises-).

¿Cómo se logra una mayor velocidad? Bueno, gracias al método de multiplicación de capacidad del espectro de radio (también conocido como MIMO), se potencia la entrada y salida de datos permitiendo una latencia de 10 milisegundos; es decir, se espera menos en la respuesta de la transferencia.

Esto es gracias a que GigaRed aprovecha parte de su espectro en las bandas 1.7/2.1 GHz y 2.5 GHz, además de otras de espectro no licenciado, gracias al llamado ‘carrier agregation’ que usa un mayor ancho de banda para lograr una mayor velocidad.

Mayor cobertura y calidad en la llamada: con las plataformas 4.5G, como GigaRed, la voz se transforma en datos para que no se pierda calidad en la llamada que, además, se conecta mucho más rápido. Esto permite también hacer un uso más eficiente del espectro radioeléctrico; en el espacio que se hacía una llamada 2G, se pueden realizar alrededor de seis VoLTE.

Hiperconectividad: gracias a la expansión de la infraestructura y al uso más eficiente del espectro radioeléctrico es posible interconectar una mayor cantidad de dispositivos a una misma red. Esto permitirá que el Internet de las Cosas se implemente de una mejor manera y, ahora sí: smartphones, cafeteras, refrigeradores, pantallas y muchos otros aparatos se van a interconectar e intercambiar información para ofrecer soluciones a todas las personas.

¿Cómo ocurre esto? Bueno, los dispositivos están adoptando capacidades de interconexión al WiFi o las redes móviles, además de una serie de sensores y procesadores que les permitirán obtener información del entorno o, en el caso de los refrigeradores, el interior. Así, el aire acondicionado podrá ajustar la temperatura a nuestro gusto, el sistema de iluminación la intensidad de la luz, las ventanas y cortinas se automatizarían y el refrigerador haría la despensa.

Gigared Telcel 4

El Internet de las Cosas será mucho más tangible gracias a la aparición de las redes 4.5G, pero cuando las redes 5G lleguen, su crecimiento será exponencial y nuestra ciudades serán inteligentes y mucho más eficientes en todos los sentidos.

De manera que la operación de la primera red 4.5G en México (como es la GigaRed de Telcel) es un asunto relevante del que todos podremos beneficiarnos gracias a los beneficios que ofrece.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos