Alguien revivió a Clippy, lo modernizó con ChatGPT y el resultado es un golpe nostálgico que le sienta bien a Windows

Windows 11 Clippy
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Microsoft anunció a finales de mayo Copilot para Windows 11, un asistente para su sistema operativo que es una combinación del buscador Bing y la Inteligencia Artificial de ChatGPT, que se anunció llegaría de forma preliminar para desarrolladores en el mes de junio, para incluso reemplazar a Cortana.

Sin embargo, un grupo de desarrolladores ha tenido una mejor idea: traer de vuelta a un icónico asistente del sistema operativo potenciado por ChatGPT, a Clippy.

A diferencia del Clippy original, que se encontraba habilitado en las aplicaciones de Office, sirviendo como asistente virtual principalmente para acceder a algunas configuraciones o parámetros al momento de la edición, además de gastar algunas bromas preestablecidas, ahora es capaz de responder preguntas e interactuar con el usuario de la misma forma que lo hace ChatGPT, pero desde el equipo sin tener que abrir un navegador.

Configurando a Clippy en Windows

Para tener este asistente, al contrario de Copilot que llegará integrado en el sistema operativo, es necesario descargar la app de Clippy no oficial desarrollada por FireCube, que se puede conseguir de forma gratuita desde la Microsoft Store.

Este proceso permite agregar un ícono del asistente al equipo, siendo compatible con Windows 10 y 11.

A pesar de que cualquier usuario puede instalar la aplicación, el uso de este Clippy  no oficial tiene un truco, pues para funcionar requiere de una clave de acceso de OpenAI, que aunque se puede generar desde la página de desarrolladores de la compañía y agregarse al “asistente” en su sección de configuración, no servirá.

Esto es por que para poder aprovechar una clave de acceso, se debe pagar por tokens, donde cada uno equivale a dos o tres palabras, extensión que puede variar dependiendo el prompt que se ingrese.

Clippy Error
En caso de que ingresemos la clave de acceso, pero no paguemos, Clippy mostrará este error, diciendo que hay que revisar el plan y los detalles de facturación

Para dar más contexto, OpenAI dice que unas 750 palabras equivalen a unos 1,000 tokens, y que en todos los planes, el costo es por cada 1,00o tokens, mismos que pueden variar dependiendo de la base de datos usada en cada modelo para su entrenamiento y las entradas y salidas que genera el mismo.

Hay esperanza en usarlo gratis

Desde FireCube están conscientes de la limitación que esto genera, por lo que actualmente se está buscando una forma de “eludir” el requisito de una clave de OpenAI para que Clippy sea gratuito.

Adicionalmente esta versión no oficial de Clippy requiere todavía varios ajustes, como la capacidad de situarlo en cualquier parte de la pantalla y de cambiar su tamaño, además de traer a otros personajes clásicos del sistema operativo, como Microsoft Bob.

Comentarios cerrados
Inicio