Compartir
Publicidad
Publicidad
Ante un asalto, violación o secuestro ¿Qué responsabilidad tienen las empresas de transporte privado en México?
Otros

Ante un asalto, violación o secuestro ¿Qué responsabilidad tienen las empresas de transporte privado en México?

Publicidad
Publicidad

En estos días la desaparición y posterior muerte de la joven Mara Fernanda después de abordar una unidad de Cabify nos ha hecho suponer que las empresas de transporte privado deberían tener obligaciones contractuales tanto con sus conductores, como pasajeros.

Aunque también este acontecimiento, que ya muchos catalogan como feminicidio, y otros que se han documentado en recientes semanas ha reavivado la discusión de cómo se podría regular el sector para evitar que sigan sucediendo asaltos, secuestros, violaciones y asesinatos a través del transporte público y privado.

La necesidad de un servicio de calidad, provocó el éxito de plataformas como Uber y Cabify

Me gustaría comenzar esta reflexión con Uber, empresa que es forzosa de mencionar cuando de transporte privado y economía colaborativa se trata, porque ellos fueron los primeros en crear un modelo de negocio que rompió paradigmas.

Todo gracias a que en México, y muchos otros países considerados en desarrollo, uno de los tantos problemas que se sufren en el día en día es la calidad y seguridad en el transporte. Lo que significó para Uber un gran éxito a nivel mundial por implementar un modelo de negocio que "garantizaba" la calidad y confianza de sus conductores.

Hecho que incluso varios miles de usuarios en redes sociales apoyaron, cuando en la Ciudad de México se intentó regular el servicio, pero algo ha pasado en meses recientes porque los mismos usuarios que lo defendieron ahora se quejan por la calidad del mismo.

Exámenes de confianza, psicométricos, el gran diferenciador

Como te decía, el gran diferenciador que trajo Uber con su llegada a México (Más allá que regalaran una botellita de agua) fue que ellos garantizaban la calidad y confianza después de pasar exámenes psicométricos, de confianza, que en otros lugares jamás se aplican.

La automatización ha provocado que cualquiera que sepa buscar en Internet pueda encontrar y aprobar los exámenes para trabajar en estas plataformas

Sin embargo, el tiempo ha pasado y ahora, la automatización de estos procesos de certificación, ha provocado que incluso en Internet se encuentren los exámenes que antes Uber realizaba de manera presencial, para poderlos aprobar a través de Internet.

Esto significaría que aquellas personas sin compromiso o deseos por brindar un servicio de calidad, puedan ingresar a este tipo de plataformas, mermando la calidad del servicio y anteponiendo las ganancias por encima de todas las cosas.

La delincuencia aprovecha la automatización de procesos

Desde hace varios días circula por la red un video de un joven que supuestamente descubrió cómo la delincuencia "hackeó" la plataforma de Uber; sin embargo, la realidad ha sido que los delincuentes han sabido aprovecharse de la confianza de los usuarios para "simular" errores en Uber y enviar una segunda unidad sin sospechas para el usuario.

Un delincuente puede certificarse por Internet para trabajar en Uber, posteriormente aprovechar la plataforma para recibir viajes y decirle vía telefónica a los usuarios que "hay una falla en la plataforma" y enviar un automóvil diferente al registrado, teniendo puerta abierta para cometer sus fechorías

Obligando incluso a estas empresas a pedirle a sus usuarios que tomen medidas adicionales para garantizar su seguridad, lo que nos hace dudar de su seguridad. Al menos así lo ha dicho Alejandro Cisneros, responsable de la Comunicación de Cabify en México

De cualquier manera le sugerimos a nuestros usuarios que tomen medidas de seguridad adicionales, actos sencillos con los cuales pueden sentir la tranquilidad de que todo está bien, de cualquier manera atendemos sus quejas y demandas de inmediato, si te das cuenta, en nuestro caso las molestias son muy bajas, casi no se habla o se quejan de nuestro mal servicio

Sin embargo, así como ya existen personas que facilitan las respuestas de los exámenes de certificación y otras tantas que saben engañar los algoritmos de Internet; existen otras que tienen tal habilidad para mentir que incluso superan los exámenes físicos y psicológicos.

Este caso podría (aunque no puedo asegurarlo) del chofer Ricardo "N" que manejaba un Chevrolet Sonic la noche del 8 de septiembre cuando Mara Fernanda Castilla desapareció.

Si el caso se maneja como feminicidio podría el chofer podría pasar hasta 60 años en prisión

En los videos revelados por las autoridades se puede ver que el chofer incluso realizó y concluyó el viaje de manera normal como si hubiese dejado a la chica, incluso fue a declarar (y posteriormente detenido) de manera voluntaria asegurando que él no tuvo nada que ver en su desaparición. Sin embargo, las investigaciones y contradicciones del chofer terminaron por inculparlo.

¿Hay alguna responsabilidad de las plataformas de transporte en estos casos?

Si bien en el artículo 51 Bis del Código Penal del Estado Puebla se establece que los encargados de algún negocio o establecimiento mercantil esta obligado a reparar daños materiales y morales “por los delitos que cometan sus obreros, jornaleros, empleados, domésticos y artesanos, con motivo y en el desempeño de su servicio”; las plataformas como Uber, Cabify, Easy Taxi aprovechan vacíos de las leyes al garantizar que no existe un vinculo de trabajo entre el chofer, el socio (cuando existe) y la compañía. Hechos que quedan certificados incluso por la Suprema Corte de Justicia.

Si bien Cabify ha apoyado a las autoridades y familiares de Mara, legalmente no tiene ninguna responsabilidad

Sin embargo, todo parece apuntar que estos vacíos legales podrían desaparecer en el corto plazo, mientras qué hay algunos que dicen que la empresa podría dejar de operar en el Estado de Puebla tras los hechos.

En entrevista con medios locales, el gobernador Antonio Gali Fayad dio a conocer que instruyó a la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, investigar el marco legal con el que operan este tipo de plataformas.

Instruí a la secretaria de Infraestructura, al subsecretario de Transporte en el Estado que se investigue y se llegue hasta las últimas consecuencias, inclusive la revocación del permiso para que trabaje en nuestro estado, así es como no hay impunidad en nuestro estado"

Porque en el caso de Uber (donde hay más casos documentados de quejas) la plataforma simplemente se lava las manos cuando se reclama algo respecto al chofer que prestó un servicio. Esto a pesar que anuncian su crecimiento como una fuente formal de generación de empleos.

Sin embargo, esperamos que en esta ocasión y por primera vez en nuestro país las políticas, regulaciones y leyes que se establezcan sirvan y sean pensadas para favorecer a la población, porque como lo hemos visto en muchos casos (Ley de Geolocalización, Reforma de Telecomunicaciones, aplicaciones para repavimentar la Ciudad de México) muchas iniciativas iniciaron con el pie derecho pero por intereses políticos y de terceros terminaron capadas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos