Publicidad

¿Es momento de dudar de la seguridad de Uber y la economía colaborativa?

¿Es momento de dudar de la seguridad de Uber y la economía colaborativa?
19 comentarios

Publicidad

Publicidad

En días pasados se dio a conocer una noticia donde se decía que uno de los choferes de Uber supuestamente había violado y robado a una de las usuarias de la plataforma en la Ciudad de México. Aunque para Uber no es la primera vez que se enfrenta a un hecho de este tipo en todo el mundo, sí es la primera que se hace publica en el país.

El hecho no es para menos ya que pone entre dicho uno de los grandes beneficios que Uber y sus usuarios presumían para promover y utilizar diariamente el servicio: su seguridad al contar con “choferes certificados”.

El proceso de certificación de Uber es bastante rígido o al menos difiere de los métodos tradicionales, en la que el candidato a socio o chofer si no aprueba alguna prueba psicológica o toxicológica no puede continuar con el proceso. Sin olvidar que son revisados sus antecedentes penales y muchas otras cosas más, pero si se descubre que el candidato es propenso a cometer algún acto que pudiera afectar o dañar a los usuarios o la reputación de Uber simplemente es descartado.

Sin embargo, es bien sabido que muchas personas logran hacerse, a través de diversos métodos, de la información necesaria para aprobar estas certificaciones, o incluso las personalidades de otras tantas es tal que pueden engañar incluso al ojo más experimentado.

Pero la pregunta importante aquí es ¿El proceso de certificación de Uber puede ser tan seguro como muchos pensábamos? O simplemente hemos confiado demasiado en el modelo de negocio que proponen las empresas para formar una economía colaborativa.

Creemos que los usuarios de Uber son diferentes solo porque tienen acceso a una tarjeta de crédito para pagar el servicio

¿Porqué digo esto? El boom de varias empresas del tipo colaborativo se ha dado gracias a que los usuarios confían entre sí, gracias a un proceso de aprobación y desaprobación entre la misma comunidad, donde generalmente un sistema de calificaciones y comentarios es la que regula todo.

En el caso de Uber se añade, para los socios y choferes, una serie de exámenes pero aún así el proceso resulta ser similar. Donde se tiene la idea que el usuario puede ser “diferente” al resto de la población solo porque tiene acceso a una tarjeta de crédito con la que pagar un servicio que es relativamente más caro que el taxi tradicional.

Sin embargo, algo que debemos tener presente es que no importa tu nivel socioeconómico para determinar tu personalidad, ya que una persona dispuesta a realizar un daño puede fácilmente encontrar como burlar los métodos más sofisticados de seguridad.

No podemos confiar ciegamente a lo que nos dice un sistema de calificaciones e Internet

Por lo tanto, creo es momento de volver a reflexionar los riesgos que conlleva Internet, y no confiar ciegamente de alguien o algo. Desafortunadamente existen estudios donde se dice que los jóvenes de hoy creen todo lo que Internet dicta pero casos como estos deben suponer una importante reflexión para hacer que las empresas colaborativas y sus usuarios creen relaciones ganar-ganar.

También se ha cuestionado si el módelo de negocio de Uber puede ser abusivo para los choferes, al ser considerado por algunos como una oportunidad para que las empresas se deslinden de las responsabilidades y obligaciones que los trabajadores habían conseguido el siglo pasado. Sin embargo, el modelo de negocios colaborativo sigue creciendo; lugar en el que incluso Amazon ya empieza a experimentar.

Porque la popularización de servicios como Bla Bla Car, AirBnB, Uber y muchos otros han valido para cambiar la forma de hacer negocios en todo el mundo, creando una economía colaborativa; pero también nunca debemos dejar de tener presente que en toda transacción que realicemos pueden existir riesgos inherentes, a pesar de contar con una calificación perfecta en una plataforma virtual.

Porque bien dicen, caras vemos...

Actualización

De acuerdo a información del diario El Universal, el miércoles 11 de mayo el conductor de Uber al que haciamos mención párrafos más arriba (que fue acusado de violar y robar a un usuario de la plataforma) fue remitido al Reclusorio Preventivo Norte en calidad de probable responsable, por orden del Juez Séptimo Penal.

Ahora serán evaluadas las evidencias presentadas por la Procuraduría General de Justicia capitalina para que se determine su responsabilidad frente a la denuncia de la usuaria de Uber, quien asegura fue violada y despojada de sus pertenencias mientras dormía durante el trayecto a su domicilio en el automóvil del hoy presunto responsable.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir