Compartir
Publicidad

Castrado, sin colmillos y sin garras, así fue como la Profepa encontró a un jaguar en un domicilio de Cuernavaca

Castrado, sin colmillos y sin garras, así fue como la Profepa encontró a un jaguar en un domicilio de Cuernavaca
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró un macho juvenil de jaguar (Panthera onca) que se encontraba en un domicilio en Cuernavaca Morelos. Los inspectores de la procuraduría investigaron en el domicilio de la colonia Vista Hermosa cuáles eran las condiciones del felino.

Al llegar a la zona verificaron si los poseedores contaban con las acreditaciones necesarias de su procedencia, como el registro y el plan de manejo aprobado por la SEMARNAT. Al ingresar al domicilio confirmaron que mantenían en cautiverio al jaguar sin contar con un albergue que garantice su seguridad y evitar un posible escape. Además de no contar con las medidas necesarias para brindar protección a los habitantes del domicilio y a los vecinos.

Solamente lo detenía un alambre de acero

Se logró acreditar la procedencia del ejemplar, pero al observar que al felino le fueron extraídas las garras, colmillos y fue castrado, se le considera faltas al trato digno y respetuoso en la Ley General de Vida Silvestre y su Reglamento. Con ese motivo lograron asegurar al ejemplar.

Dbu3abywsaa Pzq

Por su parte, el propietario no acreditó contar con el registro de la SEMARNAT para el manejo del ejemplar, ni el plan de manejo donde se describen las instalaciones y los cuidados que se debe tener con el ejemplar. El felino se encontraba en un patio de servicio que conecta a un cuarto que se usaba como resguardo de noche, lo sujetaban con una cadena en el cuello que se detenía con un alambre de acero.

El jaguar fue canalizado a una Unidad de Manejo en Ciudad de México, para recibir los cuidados y manutención necesaria. La especie Panthera onca se encuentra en la categoría Peligro de Extinción según la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010. Curiosamente el comercio de los ejemplares de reproducción en cautiverio no se encuentra prohibido, pero sí se obliga tener el registro y plan de manejo para garantizar un trato digno.

Recordemos que en marzo la Profepa dio a conocer que un hipopótamo originario de otro continente se encontraba en la localidad de Las Choapas, Veracruz, sin conocer en ese momento cómo logró llegar al lugar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos