Compartir
Publicidad
Al día de hoy, los smartwatches siguen sin tener sentido
Accesorios

Al día de hoy, los smartwatches siguen sin tener sentido

Publicidad
Publicidad

Durante la semana pasada el CEO rotativo de Huawei, Eric Xu Zhijun, hizo una declaración que ha muchos les ha llamado la atención: "Siempre me encuentro confundido en cuánto a para qué son los smartwatch cuando tenemos smartphones", y al parecer, no muchos pueden contradecirlo.

En un principio, la mayoría de los fabricantes querían unirse a esta tendencia de la mejor manera posible, unos apostando por diseño y otros por las funcionalidad, pero actualmente únicamente Samsung y Apple son los que siguen tomándola de manera seria, dejando un mercado estancado y con un futuro poco prometedor.

El problema principal con los smartwatch es que su concepción fue como el de un accesorio; al iniciarse la tendencia por los objetos inteligentes, los relojes parecían una opción interesante, sin embargo, han resultado más un adorno que una ayuda.

Tag Heurer Smartwatch

Sus funciones secundarias parecen un esbozo de a lo que ya estamos acostumbrados.

Dentro de los inconvenientes que se han encontrado los smartwatch es que su precio no les permite salir del nicho, siendo que de las mejores opciones el coste es el mismo que el de un smartphone de gama media o media-alta, por lo que su popularidad no pudo despegar más allá del "hype"

También nos encontramos con la limitante del tamaño. Hubo un tiempo es que los celulares no eran inteligentes y seguían el camino de la reducción de sus medidas, tal vez hubiera sido un buen momento para estos relojes, pero ahora con la tendencia de pantallas más grandes y (casi) necesidad de devorar enormes cantidades de contenido, los smartwatch no son capaces de cumplir con ello.

Además, la apuesta por ser un centro de notificaciones no justifica su precio, mientras que sus funciones secundarias parecen un esbozo de a lo que ya estamos acostumbrados y no termina de convencer.

Apple Watch

Todo esto se ve acentuado en nuestro país, ya que son puntos negativos que no ayudan a posicionar a este producto dentro de la lista de deseo de muchos, y se convierten más en una curiosidad que en utilidad. En el caso de México, los únicos fabricantes que siguen tratando de comercializar este tipo de producto son Asus, Apple y Samsung, mientras que Motorola ha desistido de seguir intentando vender los suyos y LG no tuvo una apuesta en nuestro territorio.

El apostar por ser una miniatura de un objeto de uso diario le resta importancia, y también puede que sea su freno, pero por otro lado, el encontrar una función complementaria a nuestros celulares "todo en uno" es una tarea por demás complicada, aunque la única solución para poder sobrevivir.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio