Publicidad

Nokia 8, análisis: Nokia ha regresado a México
Análisis

Nokia 8, análisis: Nokia ha regresado a México

Publicidad

Publicidad

Para nadie es una novedad lo que sucedió con Nokia, después de que la empresa fue adquirida por Microsoft y que esta haya vendido "la marca" a HMD Global, tenemos a una nueva Nokia, una que ahora apuesta por Android pero mantiene los precios ajustados que en la época de, por ejemplo el Lumia 520, los hacían diferenciarse del resto.

El catálgo de esta nueva Nokia se encabeza por un modelo llamado Nokia 8, dispositivo con especificaciones top del mercado, en el que Zeiss vuelve a firmar la óptica de las cámaras y con Android puro, todo vendiéndose a un precio sumamente competitivo. ¿Será suficiente para que la empresa regrese a sus días de gloria en México?

Esto y más en este análisis a fondo del Nokia 8.

Especificaciones técnicas

Hemos hablado mucho del Nokia 8, de sus especificaciones, de su precio e incluso de que ha recibido Android 8.0 Oreo de manera oficial. Sin embargo, aquí un resumen de cada una de sus características:

Nokia 8

Dimensiones físicas

151.5 x 73.7 x 7.9 milímetros

Peso

160 gramos

Pantalla

IPS LCD 5.3 pulgadas

Resolución

1440 x 2560 pixeles

Procesador

Qualcomm Snapdragon 835

RAM

4GB

Almacenamiento

64GB ampliables vía microSD

Batería

3090 mAh

Cámaras

Dual de 13 megapixeles (RGB + Monocromo), frontal de 13 megapixeles

Sistema Operativo

Android 7.1.1 Nougat, con actualización inmediata a Android 8.0 Oreo

Conectividad

WiFi 802.11 b/g/n/ac, 4G LTE, Bluetooth 5, GPS, NFC

Precio

13,999 pesos.

Diseño

Los Nokia Lumia eran equipos con claras señas de identidad, colores llamativos y peculiares diseños. En este Nokia 8 encontramos algo opuesto, un diseño más genérico, pero no necesariamente feo.

Nokia 8

Todo el cuerpo está fabricado en aluminio (serie 6000) de una sola pieza, las únicas secciones de plástico están en la parte superior e inferior y son las que ayudan a las antenas de conectividad. Como hemos dicho, el diseño es algo simple, las curvas de su parte trasera y una sección que alberga las dos cámaras, son las únicas señas de identidad.

Tenemos solo tres botones físicos, dos de volumen y el de encendido/ apagado, son de buen tamaño aunque su recorrido es algo corto. En el polo opuesto tenemos la bandeja para la nanoSIM y la microSD. En la parte inferior su USB Type-C y altavoz. En la parte superior su puerto jack de 3.5 milímetros.

En cuando a dimensiones tenemos un bloque rectangular de 151.5 x 73.7 milímetros, que son cifras, ahora mismo, algo elevadas al saber que su pantalla se queda en las 5.3 pulgadas. De hecho esa podríamos catalogarla como la primera crítica, el aprovechamiento del frontal es bajo, ya que de toda la superficie solo el 69.4% es pantalla.

Nokia 8

Tenemos marcos, sí, lo bueno es que al menos los de la parte inferior no se desaprovechan, ya que ahí se han colocado los botones de navegación de Android y un sensor de huellas. El botón de "atrás" y "multitarea" son retroiluminados, lo malo que no podemos reconfigurar su posición. Como hemos dicho, el screen-to-body ratio es algo bajo, pero el haber colocado ahí botones, hace que se nos olvide, solo un poco.

Su grosor es de 7.9 milímetros. Si bien no es una cifra rompedora, me pareció correcto. Hace que el dispositivo se sienta cómodo y ayuda a que cubramos con mayor facilidad la mayoría del área de pantalla. La anchura contenida también ayuda con ello.

La unidad que probamos es la llamada "Steel", que tiene un acabado mate, esta es la que recomiendo si no quieren que se resbale con facilidad ni que sea un imán de huellas dactilares. Hay una versión azul que luce más espectacular, pero que sufre de esos dos problemas.

Nokia 8

Por si lo preguntan, tenemos solo una certificación IP54, siendo únicamente resistente a salpicaduras de agua y al polvo. Hubiéramos querido encontrar una resistencia más elevada, pero no se puede tener todo en esta vida.

Pantalla

El panel es uno de tipo LCD IPS con 5.3 pulgadas de tamaño, una resolución QHD (2560 x 1440 pixeles) y una densidad de 554 pixeles por pulgada. Tanto en el papel como en la práctica estamos ante una pantalla de calidad, que no tiene nada que envidiarle, por ejemplo, a los paneles AMOLED.

Lo más destacable es el brillo, no tuvimos ningún problema para visualizar la pantalla bajo la luz directa del sol, de hecho es una de las mejores pantallas, en ese aspecto, que hemos probado. Por si quieren cifras duras, el brillo máximo es de poco más de 700 nits.

Nokia 8

Por el lado de reproducción de color y profundidad de negros nos encontramos con un rendimiento sin sorpresas. Está dentro de lo que puede ofrecer un panel LCD, con colores y negros correctos. Si son de los que buscan la clásica saturación de colores (de los paneles AMOLED) tengo que decirles que aquí no lo obtendrán.

Hoy en día es importante mencionar la relación de aspecto. Aquí nos encontramos con la clásica 16:9, que se llena perfectamente con la mayoría de contenido que está en la web, aunque muestra mucha menos información de manera verticial en comparación, por ejemplo, con los teléfonos 18:9.

Quiero aprovechar este apartado para hablar de la función always-on display, llamada Glance, una añadido que estrenó Nokia desde hace mucho en sus equipos y que aquí vuelve a intergrar. Cuando el teléfono está suspendido y lo levantamos veremos algo de información sin que se muestre toda la pantalla de bloqueo. Lo malo que la info es algo limitada, y cuesta trabajo visualizar el texto cuando hay mucha luz, pero al menos sirve para ver la hora, la fecha y algunas notificaciones sin encender todo el móvil.

Nokia 8

Como último dato en esta sección: el cristal que protege la pantalla es un Corning Gorilla Glass de quinta generación.

Rendimiento

Es el teléfono de gama alta de Nokia, así que integra un hardware de gama alta. En concreto encontramos un Snapdragon 835, acompañado de 4GB de memoria RAM y almacenamiento de 64GB, un conjunto óptimo para todo. Sí, para todo.

En los días que lo utilicé no encontré ningún problema de rendimiento, ninguna ralentización, ni problemas con juegos ni multitarea. Es un teléfono con hardware potente, y esa es una de las razones por la que va como bala, pero su software, sin personalización ni apps extra, ayuda a que la experiencia sea más fluida.

Nokia 8

Como siempre, a continuación dejamos los resultados ejecutando el benchmark AnTuTu, esto para tener una referencia de cómo se coloca con otros teléfonos del mercado, aunque la diferencia entre uno y otro (hablo de los modelos de gama alta con los que lo comparo) es imperceptible en la práctica.

Toca hablar de la batería. Tenemos una con 3090 mAh de capacidad, una cifra algo corta, pero nos parece lógica al conocer el grosor del teléfono. Sin embargo, nos quedamos con una autonomía dentro del promedio de otros gama alta.

Con un uso como nuestro teléfono principal, pudimos usarlo por un día completo, una jornada laboral más bien, llegando a casa con un aproximado de 20%. Este apartado no es para destacar, ni para bien ni para mal.

Eso sí, contamos con tecnología de carga rápida. El cargador que se incluye en la caja, junto a su cable, permiten que la batería almacene cerca del 50% de su capacidad en 30 minutos, en 15 minutos podemos almacenar hasta el 30%. Algo útil por si necesitamos un empujón de autonomía a lo largo del día.

Nokia 8

Por el lado del sensor de huellas, tenemos uno funcional, sin más. Su tamaño lo noté algo pequeño, y no es el más rápido del mercado, pero cumple perfecto con su prometido. Ahí Nokia tiene margen de mejora para sus teléfonos de próxima generación.

En el audio no encontramos sorpresas. Tenemos un único altavoz que está en la parte inferior, una posición no tan cómoda cuando vemos videos (o cuando jugamos) ya que es inevitable taparlo con nuestros dedos. En torno a su volumen, es bueno, pero elevándolo al máximo empezaremos a notar algunas distorsiones.

Con audífonos la experiencia no es tan diferente, y los que incluye en el paquete tampoco son los mejores. Pero cumple perfecto. Por cierto, incluye Bluetooth 5.0 por lo que cuenta con todas las ventajas de esa conectividad si usamos audífonos inalámbricos.

Cámara

Quienes hayan seguido el historial de Nokia, incluso antes de que Microsoft se hiciera con la compañía, sabrá que la empresa siempre quiso destacar con el apartado fotográfico de sus smartphones. Y aceptémoslo, en muchísimas ocasiones lo logró.

Nokia 8

Con este Nokia 8, HMD Global, quiere hacer lo mismo. Tenemos una cámara principal con dos sensores, en un arreglo que conocimos por primera vez con Huawei y que hemos visto en otros fabricantes: un sensor RGB y uno monocromático; una cámara capta colores y otra detalles en blanco y negro.

Ambos sensores tiene 13 megapixeles de resolución, apertura f/2.0 y pixeles con 1.12μm de tamaño. La diferencia, más allá de que uno capta color y otro no, es que el RGB cuenta con Estabilización Óptica de Imagen (OIS). Eso sí, en ambos casos hay una óptica firmada por Zeiss.

Tenemos tres formas de capturas las fotos, una solo con el sensor RGB, una con el monocromo y una más combinando ambos sensores. Aquí algunas muestras:

Sensor Rgb Fotografía tomada solo con el sensor RGB
Sensor Mono Fotografía con el sensor monocromático.
Dos Sensores Fotografía con los dos sensores, el RGB y el monocromático.

Como se puede ver los resultados con las tres opciones son interesantes. La primera porque el OIS ayuda a que no haya trepidaciones, la segunda porque captura un montón de detalles (además cuenta con un amplio rango dinámico) y la última porque combina los detalles del segundo sensor y se ayuda del OIS del primero.

Img 20171125 002357
Img 20171201 125829
Img 20171203 123851
Img 20171204 081954

La cámaras está a la altura cuando la luz es suficiente, tenemos una ligera saturación en los colores, pero sin abusar. No está llega al nivel de un Galaxy Note 8 ni de un Mate 10, pero funciona, y lo hace bien. Por si preguntan, nos quedamos casi siempre con el modo que hace uso de los dos sensores, aunque agradecemos el poder elegir.

Cuando la luz es escasa, de noche, la cámara muestra señas de debilidad. Hay ruido en las escenas y problemas con el enfoque, el OIS ayuda, pero muy poco. Si usualmente fotografían en estas condiciones, habrá que tomarlo en cuenta.

Nokia tuvo que subirse al tren de los "modo retrato", un modo que ellos llaman "bokeh directo" y que permite desenfocar el fondo de una escena para simular el clásico efecto que obtenemos con una cámara DSRL, por decirlo de alguna manera.

Retrato

Los resultados son buenos, y útiles, pero sentimos que la mayoría de fabricantes están un pasito abajo de lo que logra Apple con sus iPhone (principalmente el X), la detección del contorno no es del todo acertada y el desenfoque no es tan "natural" como quisiéramos.

Lo bueno es que, una vez tomada la foto, podemos reajustar el punto de enfoque y la cantidad de bokeh que queramos aplicar. Nada que no hayamos visto en otros fabricantes, o en la misma Nokia mucho antes de que iniciara la moda de la doble cámara.

La cámara frontal tiene una resolución de 13 megapixeles, igual una apertura f/2.0 y óptica Zeiss. Su calidad no tiene sorpresas, pero me gustó la resolución pues hay un montón de información en las fotos.

Quizá la función más interesante con la cámara frontal son los bothies que no son más que fotos que se capturan con la cámara principal y la secundaria de manera simultánea. Hemos visto esta función en otros teléfonos, pero aquí se implementa de una manera un poco diferente: las dos fotos tienen la misma apertura y resolución.

Screenshot 20180125 160728

En torno a video también tenemos una característica añadida, su nombre es OZO Audio y nos permite capturar sonido en los 360º. Dicha tecnología hace uso de los micrófonos incorporados en el teléfono, pudiendo elegir entre el frontal, el posterior o todo, si lo que queremos es obtener ese sonido envolvente.

La resolución máxima de video es 4K, y los fps máximos en esa resolución son 30. Curioso es que la cámara secundaria también puede grabar en esa resolución, ¿lo mejor? la función Dual-Sight con la que (como con los bothies) podremos capturar video con las dos cámaras.

Software

HMD Global está vendiendo este Nokia 8 (y los otros teléfonos de su catálogo) con un discurso sobre el software, integra una versión de Android sin capa de personalización y promete actualizaciones rápidas.

Dsc03786

En el tiempo que lo utilicé puedo afirmar que ambas las cumple sin problemas. Más allá de la fluidez del sistema y la interfaz de usuario, agradezco que sacándolo de la caja las apps que trae preinstaladas sean mínimas, tan solo tenemos la suite de Google y algunas propietarias de Nokia que, afortunadamente, no salen sobrando.

De serie el teléfono viene con Android 7.0 Nougat, pero semanas después de usarlo me apareció la actualización a Android 8.0 Oreo, siendo este teléfono uno de los pocos disponibles en México que han recibido el update.

Software Nokia 8

El sistema operativo se mueve de manera fluida, pero encontré algunos problemas con, por ejemplo, la app de cámara, cierres inesperados y algunos otros errores. No es una app mala, pero tiene un enorme margen de mejora, ya que además la interfaz es algo confusa y algunas funciones (como el bokeh) están escondidas.

La opinión de Xataka México

Nokia está de vuelta en México. El catálogo de la empresa es variado, pero el Nokia 8 es el modelo más interesante a día de hoy. Un gama alta potente, con software sin personalización y pantalla de gran calidad (pese a no optar por un panel OLED).

El veredicto del diseño es a criterio personal, seguro que alguien agradece esos enormes marcos (y que se aprovechen con botones capacitivos fuera de la pantalla), pero también alguien crucificará a Nokia por no haberlos reducido. Eso sí, su construcción general es sólida.

Dsc03752

La cámara buena, pero sin sobresalir ante el resto de fabricantes, y aún lejos de lo que han logrado hacer empresas como Samsung, Apple o Huawei. Las funciones añadidas son útiles, pero hay margen de mejora en la optimización de la app, esos cierres inesperados no deberían de existir.

Y terminamos con el precio. Nokia quiere atacar el mercado con una relación especificaciones-precio bastante agresiva, es el teléfono de gama alta (de 2017) más barato que podemos comprar en México, es nuestro OnePlus.

9.0

Diseño8.5
Pantalla9.25
Rendimiento9.5
Cámara9.0
Software9.25
Autonomía8.5

A favor

  • Pantalla sobresaliente, muchos pixeles en un tamaño reducido y con gran brillo.
  • Excelente rendimiento.
  • Android puro, y con la versión Oreo asegurada.
  • Excelente relación especificaciones-precio.

En contra

  • Algunos considerarán su diseño muy por detrás de la mayoría de sus competidores, esos botones en pantalla no gustarán a todos.
  • No es un Nokia con cámara relevante, aún cuando Zeiss firme la óptica.
  • Algo corto en autonomía.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir