Dodge no dejará de producir al Challenger y al Charger por la llegada de su nuevo muscle car eléctrico, por lo menos hasta 2024

Dodge no dejará de producir al Challenger y al Charger por la llegada de su nuevo muscle car eléctrico, por lo menos hasta 2024
Sin comentarios

Hace un mes, Dodge anunció que para 2024 lanzará su primer muscle car totalmente eléctrico, sin embargo, hoy se sabe que no le dirá "adiós" inmediatamente al Challenger y al Charger por ese nuevo eléctrico.

Para aclarar este punto, en una entrevista con Muscle Cars & Trucks, Tim Kuniskis, CEO de Dodge comentó que:

"La nueva plataforma llegará en 2024, el nuevo automóvil llegará en 2024. No dijimos que los automóviles actuales van a morir en 2024. Puede haber una pequeña superposición, pero no habrá años y años y años del clásico y el nuevo al mismo tiempo".

Entonces, de acuerdo con estos planes, todavía podría haber un Charger y Challenger con motor V8 para el año-modelo 2025, aunque nada es oficial en este momento. Por ahora, los planes de Dodge para el futuro de sus muscle cars no son claros.

Dodge Charger

Y, aunque Kuniskis admitió que el nuevo muscle car eléctrico no complacerá a todos los entusiastas de los autos deportivos, espera que atraiga suficientes clientes nuevos para compensar a los que se irán.

"Algunas personas no lo seguirán, así es como es, pero esperamos poder llenar eso con gente nueva que está entrando. Cuando haces un gran cambio, habrá personas que simplemente no te seguirán, al menos inicialmente. Pero muchas de estas personas regresarán eventualmente cuando vean que hablamos en serio".

El objetivo: más autos eléctricos

En julio pasasdo, Stellantis (antes PSA Group y FCA), matriz de Doodge, anunció que invertirá más de 30,000 millones de euros en vehículos eléctricos y software hasta 2025 y abrirá cinco plantas de baterías en Europa y América del Norte.

El objetivo final de todas estas medidas, de acuerdo con Carlos Tavares, CEO de Stellantis, es alcanzar los objetivos de ventas para vehículos de bajas emisiones -incluidos los complementos como baterías- del 70% en Europa y del 40% en Estados Unidos para 2030.

Temas
Inicio