El túnel sumergido más grande del mundo ya está en construcción y no usa tuneladoras

El Tunel Sumergido Mas Grande Del Mundo Ya Esta En Construccion Y Se Hace Sin Usar Tuneladoras
1 comentario Facebook Twitter Flipboard E-mail

Imagina unir dos países separados por el mar con un túnel de 18 kilómetros de largo, que se sumerge a 40 metros de profundidad y que se construye sin usar tuneladoras. Parece una obra de ciencia ficción, pero es una realidad que está en marcha y que promete revolucionar el transporte y el comercio entre Alemania y Dinamarca.

Se trata del túnel Fehmarnbelt, que será el túnel sumergido más largo del mundo cuando esté terminado en 2029. Este túnel conectará las islas de Fehmarn, en Alemania, y Lolland, en Dinamarca, a través del estrecho de Fehmarnbelt, que forma parte del mar Báltico.

Un método de construcción innovador

El Tunel Sumergido Mas Grande Del Mundo Ya Esta En Construccion Y Se Hace Sin Usar Tuneladoras Funcion

El proyecto tiene un coste estimado de 7 mil millones de euros y está financiado principalmente por Dinamarca, que espera recuperar la inversión con los peajes que cobrará a los usuarios del túnel. El túnel tendrá dos vías ferroviarias y cuatro carriles para vehículos, y permitirá reducir el tiempo de viaje entre ambos países de 45 minutos en ferry a 7 minutos en tren y a 10 minutos en coche.

Lo que hace único a este túnel es su método de construcción innovador, que no requiere el uso de tuneladoras, las máquinas gigantes que perforan la roca para crear los túneles tradicionales. En su lugar, el túnel Fehmarnbelt se construirá a partir de 89 secciones prefabricadas de hormigón, cada una de las cuales pesa 73,500 toneladas y mide 217 metros de largo.

Estas secciones se fabrican en un astillero en Rostock, Alemania, donde se les añaden los sistemas eléctricos, mecánicos y de ventilación. Luego se transportan por mar hasta el lugar donde se sumergirán con una precisión milimétrica. Para ello, se usan unas grúas especiales que las “soltarán” en el fondo marino, donde se conectarán entre sí y se cubrirán con una capa de grava y arena.

Este método tiene varias ventajas sobre el uso de tuneladoras. Por un lado, permite ahorrar tiempo y dinero, ya que las secciones se pueden fabricar mientras se prepara el terreno. Por otro lado, reduce el impacto ambiental, pues no genera residuos ni vibraciones. Además, ofrece una mayor seguridad contra incendios y terremotos, puesto que las secciones son independientes y pueden soportar altas temperaturas y movimientos sísmicos.

Un desafío técnico y ambiental

El Tunel Sumergido Mas Grande Del Mundo Ya Esta En Construccion Y Se Hace Sin Usar Tuneladoras Evolucion Evolución de túneles sumergidos. SICE

El proyecto del túnel Fehmarnbelt no está exento de desafíos técnicos y ambientales. Por ejemplo, las secciones prefabricadas deben resistir la corrosión del agua salada y la presión del mar Báltico. Para ello, se usan materiales especiales como acero inoxidable y hormigón reforzado con fibras.

También hay que proteger la fauna marina que habita en el estrecho de Fehmarnbelt, especialmente las focas y las marsopas. Para ello, se han tomado medidas como limitar el ruido submarino, crear zonas de refugio para los animales y restaurar los hábitats naturales.

Otro aspecto importante es la coordinación entre los diferentes actores involucrados en el proyecto, como las autoridades alemanas y danesas, las empresas constructoras, los proveedores de materiales y los operadores ferroviarios. Para ello, se ha creado una organización conjunta llamada Femern A/S, que se encarga de gestionar todos los aspectos del proyecto.

Una revolución para el transporte y el comercio

El Tunel Sumergido Mas Grande Del Mundo Ya Esta En Construccion Y Se Hace Sin Usar Tuneladoras Mapa

El túnel Fehmarnbelt promete revolucionar el transporte y el comercio entre Alemania y Dinamarca. Mientras que el ferry actual tarda 45 minutos en cruzar el estrecho de Fehmarnbelt, el túnel reducirá este tiempo a siete minutos en tren y a diez minutos en coche. Esto supone una mejora notable para los trayectos Copenhague-Hamburgo, que pasarán de cuatro horas y media a unas dos horas y media.

Esto representa una alternativa bastante sólida frente al transporte aéreo, que es más caro y contaminante, y ofrece una ventaja crucial para el transporte de mercancías, que podrá fluir más rápido y barato entre las dos naciones. Esto estimulará el desarrollo económico y social de la región, que se beneficiará de un mayor intercambio de personas, bienes y servicios.

El túnel Fehmarnbelt es, sin duda, una obra de ingeniería impresionante, que demuestra el potencial de la innovación y la cooperación para superar los obstáculos naturales y crear nuevas oportunidades

Si todo va según lo previsto, el túnel Fehmarnbelt abrirá sus puertas en 2029 y se convertirá en el túnel sumergido más largo del mundo.

Inicio