Mientras la ISS se agrieta, Rusia trabaja en su propia estación espacial: usará inteligencia artificial, robótica y un motor nuclear

Mientras la ISS se agrieta, Rusia trabaja en su propia estación espacial: usará inteligencia artificial, robótica y un motor nuclear
2 comentarios

La Agencia Espacial Rusa (Roscosmos) está planeando construir su propia estación de servicio orbital, que buscar ser una versión mejorada de la actual Estación Espacial Internacional (ISS), de acuerdo con su director Dmitry Rogiozin.

Queremos hacer una estación cuya eficiencia será en varios órdenes mayor que la de la ISS

Dmitry Rogiozin en una entrevista para el canal Soloviev Live

Esta nueva estación, que estaría programada para iniciar su construcción en los próximos cinco o seis años, incluiría elementos de inteligencia artificial y robots extra vehiculares para poder mejorar los actuales instrumentos y capacidades que se encuentran a bordo de la ISS.

Así es el diseño provisional de la ROSS

La ROSS (Estación de Servicio Orbital Rusa, por sus siglas en inglés) sería un nuevo tipo de estación modular que junto con el remolcador nuclear "Zeus", serviría de prototipo para desarrollar sistemas para los futuros vuelos espaciales interplanetarios de largo plazo. Entre los detalles ya conocidos de esta construcción, la propia Roscosmos señaló que incluirá en un inicio cuatro módulos de investigación.

Esta nueva estación orbitará la Tierra cada dos días y se diseñará como una plataforma para naves espaciales, cuya versión preliminar ya se está trabajando y se espera iniciar el financiamiento en enero de 2022. Además, está programado que el primer módulo, que será científico y energético, esté listo para su lanzamiento en el 2025.

Rusia ya tiene varios roces con la NASA en la ISS

El anuncio se da días después de que los cosmonautas rusos encontraran grietas en la Estación Espacial Internacional que se encuentra actualmente en su última etapa operativa marcada hasta el 2030 y viene a sumar dudas en que Rusia continuará con la NASA trabajando en nuevos proyectos de instalaciones espaciales después del 2024.

En abril de este año Rogozin ya había mencionado que para el 2030 Rusia podría colocar en órbita su propia estación si el presidente daba el visto bueno, proyecto en el que Moscú gastaría aproximadamente 6 mil millones de dólares. Además, junto a Beijing, Rusia ya trabaja en otro desarrollo que es la Estación de Investigación Internacional Conjunta (ILRS) en la Luna, en la que están buscando la colaboración de otras naciones para trabajar en experimentos científicos autónomos y a largo plazo.

Temas
Inicio