Compartir
Publicidad

Hay esperanza de recuperar la población de la Mariposa Monarca

Hay esperanza de recuperar la población de la Mariposa Monarca
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante la última década, la población de mariposas monarca que arriban a pasar el invierno en el santuario de Michoacán ha caído drásticamente, de hecho, en 2013 fue el récord con menos mariposas en territorio nacional.

Sin embargo hay un atisbo de esperanza, el martes pasado un grupo de expertos aseguró que ya empezó la migración de la mariposa que generalmente empieza a cruzar nuestra frontera en el mes de octubre, sin embargo estos avistamientos tempranos sugieren que la población podría comenzar a recuperarse.

Luis Fueyo encargado de las reservas naturales de México, comentó que aún es demasiado pronto para saber si el número de mariposas repuntará este año, pero acotó:

Esta presencia prematura podría ser el preludio de un incremento en la migración.

La frontera norte del estado de Coahuila, ha sido la elegida por estos insectos naranja y café para adentrarse a los bosques que las aguardan. En noviembre es cuando comienzan a establecerse en los bosques de alta montaña para hibernar.

A partir del mes de diciembre será posible hacer un conteo, ya cuando se hayan establecido por completo.

En febrero de este año, México, Estados Unidos y Canadá acordaron en crear grupos de trabajo para la conservación de la mariposa monarca, debido al continuado y pronunciado descenso de su población en los últimos años.

santuario-mariposa-monarca-michoacán.jpg
Santuario de la Mariposa Monarca en Michoacán

La cantidad de mariposas que se establecen en el país se calculan a partir del área boscosa que cubren, ya que contarlas de manera individual es prácticamente imposible.

Enrique Lendo Fuentes, encargado de los asuntos internacionales de la SEMARNAT comentó que los tres países tendrían un plan de acción conjunta para antes de finales de noviembre.

El plan consistiría en crear un corredor de áreas favorables para el desarrollo del algodoncillo a lo largo de las tres naciones, permitiendo que la mariposa se reproduzca durante todo el camino, ya que la misma generación no hace el viaje completo.

Por su parte, México ha tomado ya una serie de medidas como establecer una red de observadores para llevar la pista de las monarcas desde el momento en que entran al país y tratar de identificar las zonas de algodoncillo que las mariposas utilizarán durante el trayecto, además grupos de activistas lanzaron una página web donde los internautas pueden reportar y compartir sus avistamientos.

Las mariposa monarca ponen sus huevecillos en las hojas del algodoncillo, de ellos nacen orugas que se convierten en crisálidas y se transforman en mariposas. Sin embargo, la caída de la población obedece a que se ha modificado el tipo de árboles en su trayecto, sembrando especies genéticamente modificadas, que son resistentes a los herbicidas e impiden que el algodoncillo se desarrolle sobre ellos.

La alarma persiste, pues mientras en los Estados Unidos el hábitat natural de la especie está disminuyendo, en México la tala ilegal de árboles y la siembra de especies modificadas, podría dar al traste, si no con la especie, al menos sí con el fenómeno migratorio.

Vía | AP

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio