Publicidad

Científicos de México sugieren que medicamento contra hepatitis C sirva para combatir el COVID-19: esta es la ciencia del sofosbuvir
Medicina y Salud

Científicos de México sugieren que medicamento contra hepatitis C sirva para combatir el COVID-19: esta es la ciencia del sofosbuvir

La hepatitis C y el SARS-CoV-2, el virus que provoca el COVID-19, podrían tener más en común de lo que pensamos. Científicos de todo el mundo han llegado a esa conclusión, pero es en México donde, a través de una simulación por computadora, un grupo de científicos ha llegado a la conclusión de que el sofosbuvir, medicamento que se utiliza como tratamiento para la hepatitis C, podría fungir también como tratamiento para el COVID-19.

Puede que la vacuna esté lista con una rapidez jamás antes vista, pero ello todavía tomará, cuando menos, un año más. De ahí la importancia de encontrar con prontitud un fármaco preciso y efectivo que pueda servir como tratamiento, según se explica en el artículo revisado publicado en la revista científica 'Nature', que hizo el grupo de científicos mexicanos entre los que está Antonio Lazcano, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Jumpstory Download20200611 155850

La expectativa es alta, cuanto más con la comunidad científica trabajando contra tiempo para encontrar tanto tratamiento como vacuna contra la enfermedad cuyos primeros casos comenzaron en China en diciembre de 2019 y para marzo se declaró como pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud.

En México, ha cobrado la vida de más de 15,000 personas según el último reporte de la Secretaría de Salud.

Una modelación por computadora prometedora

Los virus se replican con ayuda de polimerasas, proteínas que se encargan de replicar los ácidos nucleicos de RNA o DNA. Investigadores antes han sugerido que "reacondicionar" la forma en que trabaja el virus, puede ser la respuesta a inhibir su crecimiento y replicación, haciendo que la enfermedad sea contenible y menos peligrosa.

Jumpstory Download20200611 155846

Aquí es donde entra en juego el sofosbuvir. Aprobado en 2014 como tratamiento para la hepatitis C, el medicamento hace esencialmente lo mismo: inhibir el funcionamiento de las polimerasas para evitar la replicación del virus.

El equipo liderado por Lazcano consiguió mostrar, a través de una modulación por computadora, cómo el inhibidor puede funcionar en un sitio activo con SARS-CoV. El sofosbuvir parece funcionar tal y como se necesita.

Equipos médicos de todo el mundo lo habían sugerido antes. En Egipto, un estudio de febrero hecho por la Universidad Cairo propuso al sofosbuvir como tratamiento, junto al Ribavirin, el Galidesivir, el Tenofovir, y el tan conocido ahora Remdesivir. Otro ensayo en abril hecho por científicos en Irán solicitaron que comenzara a la brevedad los ensayos clínicos con sofosbuvir.

Es en Irán precisamente donde hay dos ensayos que involucran a sofosbuvir, llevándose acabo actualmente.

El sofosbuvir antes no ha sido aprobado para tratar a virus RNA, ni a betacoronavirus, pero modelaciones hechas, como la de México, muestran que su potencial efecto sería inhibir la replicación del SARS-CoV-2
Jumpstory Download20200611 155813

Ya están investigando otra molécula

El doctor Lazcano dijo en entrevista con 'El Economista', que de las sustancias que probó su equipo, la del sofosbuvir era la más adecuada.

Se probaron otras sustancias, pero esta era la que embonaba perfectamente para ‘engañar’ a la polimerasa. Entendemos muy bien la estructura de la molécula, la conocemos muy bien y sencillamente lo que hicimos fue utilizarla (... ) Esto nos dio mucho gusto, pero lo que me dio más gusto es que cuando el artículo ya estaba en revisión, nos dimos cuenta que otros colegas en el mundo, al menos tres grupos más, con metodologías distintas, dicen esencialmente lo mismo, esto quiere decir que cuatro grupos con distintas premisas, incluso unos experimentales, estamos llegando a la misma conclusión y eso es muy alentador

Antonio Lazcano

Jumpstory Download20200611 155803

El hallazgo conjunto no debe considerarse, en ningún momento, como una certeza del óptimo funcionamiento del sofosbuvir como tratamiento. Aunque hay ya dos ensayos clínicos en marcha, se necesita mucho más que ello para que la comunidad global respalde un medicamento para nuevos usos.

Además de Antonio Lazcano, los coautores del artículo hecho en México son Rodrigo Jácome, José Alberto Campillo-Balderas, Arturo Becerra y Samuel Ponce de León.

El propio Lazcano reconoce que su equipo, orientado en su totalidad a encontrar soluciones médicas a la pandemia, está en este momento investigando otra sustancia, para la cual ningún otro grupo científico en el mundo ha mostrado interés.

La idea original pudo no provenir de México, pero sin duda la comunidad en el país está aportando a la investigación científica global en torno al COVID-19.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios