Publicidad

Huawei Mate X: le pusimos las manos encima a un smartphone del futuro y esto fue lo que encontramos
Celulares y Smartphones

Huawei Mate X: le pusimos las manos encima a un smartphone del futuro y esto fue lo que encontramos

Publicidad

Publicidad

Menos de dos semanas han pasado desde la presentación oficial del Huawei Mate X, el primer smartphone plegable y también el primer smartphone 5G de la compañía, y ya tuvimos oportunidad de probarlo, aquí en México. Sí, hay una unidad del Mate X en el país y el gigante chino invitó a la prensa a vivir la experiencia plegable que ofrece.

Recordemos que Xataka México estuvo presente en el MWC 2019, durante la presentación del dispositivo. Sin embargo, como mi compañero Steve contó en ese entonces, era casi imposible tener acceso a un Mate X para tocar y probar su mecanismo plegable. Afortunadamente, a pocos días de su revelación oficial, hemos tenido acceso a -casi- toda la gloria flexible de Huawei y estas son nuestras primeras impresiones del Mate X. El futuro nos ha alcanzado.

Huawei Mate X en México, primeras impresiones en video

No tan delicado como parece

Antes de ahondar en detalles, una pequeña nota. La unidad del Mate X que probamos es aún un prototipo, si bien es totalmente funcional, tanto a nivel hardware como software, hay aspectos que faltan por mejorar y afinar. Además, a pesar de que pudimos tocar y probar el dispositivo, no nos fue permitido plegarlo por nosotros mismos, un detalle muy importante que sesgó de cierta forma nuestra experiencia completa. Dicho esto, vamos con toda la información.

Huawei Mate X Grosor Abierto

El primer acercamiento con el Mate X puede ser un poco aterrador, por decir lo menos, debido a esos 5 milímetros de grosor -en su parte mínima- cuando está abierto. Sin embargo, tras los primeros toques y una vez que las manos se acostumbran a su delgadez, resulta fácil de tratar. Es importante mencionar que ocho pulgadas de diagonal en pantalla ya se salen de lo cómodo de manejar con una sola mano, entonces sigue siendo necesario tratar con cuidado el dispositivo.

Detalle importante es que debido a que no pudimos plegar el Mate X por nosotros mismos, no sabemos cuál es la sensación que transmite el sistema flexible. Es decir, no podemos transmitir si se siente frágil, o no, realizar esta acción, ya que no tenemos idea de cómo se siente. Dicho sea de paso, el sistema que permite al Mate X plegarse se llama Falcon Wing y fue desarrollado en casa por Huawei.

Pasando al factor de forma plegado -o cerrado- del Mate X, nos encontramos con una pantalla principal de 6.6 pulgadas con aspecto de imagen 19.5:9. Es decir, se trata de un panel dentro de los estándares de otros dispositivos actuales del mercado, quizás un poco por encima de la media de 6.5 pulgadas.

Huawei Mate X Plegado Cerrado

Esto se traduce en una experiencia de uso ya conocida y cómoda, sin muchas novedades que mencionar. Y sí, aunque el grosor del Mate X es de 11 milímetros en esta forma, no se siente como si fuera un impedimento para pasar largo rato de uso.

Pantalla sin interrupciones

Hablando de la experiencia de la pantalla per se, nos encontramos con un panel OLED plástico que sí se diferencia mucho del cristal, no en calidad de imagen sino en sensación. No es un aspecto crítico, pero es claro que no se trata de una pantalla tradicional, lo cual al principio puede resultar extraño. Respecto a la respuesta táctil, ningún detalle negativo que comentar, todo el funcionamiento general es miel sobre hojuelas.

No podemos dejar de mencionar que la parte del panel que se pliega si bien funciona de manera impecable (sin problemas de reproducción de contenido, pixeles muertos o algo por el estilo), presenta la marca indeleble del movimiento. Es decir, se puede distinguir a simple vista en dónde sucede la acción flexible. Huawei menciona que este detalle que será imperceptible cuando el dispositivo final llegue al mercado.

Huawei Mate X Tablet

Es momento de expresar lo apoteósico de una pantalla sin interrupciones. Ni el panel principal de 6.6 pulgadas ni el de 8 pulgadas al extenderse presentan notch ni ninguna otro aspecto que rompa con lo llano de su superficie. Solo marcos muy pequeños a los costados y listo. Esto quiere decir que no hay cámara frontal, mientras que el trabajo de adaptación es totalmente tarea de un gran, gran acelerómetro que detecta eficazmente los movimientos que el usuario realiza y adapta el contenido de manera precisa y rápida.

"Solo" tres cámaras

¿Y la parte trasera? Cuando el Mate X está abierto podemos observar la aleación de fibra de vidrio que compone su cuerpo. Este material está especialmente pensando para la durabilidad, pero también para la ligereza del dispositivo. Además, en el costado izquierdo tenemos lo que la compañía llama "la costilla" del Mate X, en donde se alojan los tres sensores fotográficos Leica, de los cuales la firma no ha compartido gran detalle, por lo cual su capacidad permanece desconocida.

Huawei Mate X Fibra Vidrio Parte Trasera

Ya que mencionamos las cámaras, vale la pena recordar el detalle de que no hay cámara frontal. Para las selfies bastará con dar vuelta al terminal, con la app de cámara en marcha, y automáticamente detectará el movimiento, mostrando el contenido en la pantalla secundaria. Este segundo panel también puede servir de espejo al tomar fotografías a una persona, para que así el sujeto pueda ver cómo quedará la toma.

Por otro lado, en el polo inferior de la costilla está el puerto USB Type-C para la carga rápida que Huawei presume es la más rápida en un dispositivo móvil: 55 Watts, que permitirán cargar el 85% de la capacidad de 4,500 mAh (repartida en dos batería en ambos lados del dispositivo) en menos de 30 minutos.

Cerramos este apartado con la mención del sensor de huellas. Debido a la naturaleza flexible del panel, Huawei no implementa el sensor biométrico en la pantalla (como sucede en el Mate 20 Pro) ni mucho menos en la parte posterior. La solución de la compañía ha sido alojar este componente en el lateral derecho del dispositivo, embebido en el botón de desbloqueo/encendido que se encuentra justo debajo de los controles de volumen.

Huawei Mate X Sensor Huellas Lateral Sensor de huellas embebido en el botón de desbloqueo lateral del Mate X

Esta parece ser la solución lógica en los dispositivos plegables porque, de hecho, Samsung también aplicó la misma táctica en su Galaxy Fold.

Todo es sobre aprovechar el espacio

Para finalizar estas impresiones, hablemos del trabajo que Huawei ha realizado en la optimización de software y el aprovechamiento de pantalla del Mate X. Por supuesto un panel más grande se traduce en mayor espacio de trabajo, y con el Mate X esto es equivalente a adaptación de interfaz y multitarea rápida.

Podemos pasar del modo smartphone a tablet, y viceversa, en un abrir y cerrar de ojos y la interfaz de -casi- cualquier aplicación se adaptará de manera instantánea, pasando de un modo a otro. Respecto a la multitarea, es la conocida de Android, permitiendo el uso de dos aplicaciones en pantalla, cada una con una buena porción de espacio y funcionando de manera autónoma: mientras en una parte navegamos y consumimos contenido, en otra podemos buscar una dirección en Maps, sin que alguna app intervenga con el espacio ni funcionamiento de la otra.

Huawei Mate X Impresiones Software

Recordemos que se trata de software preliminar, entonces esperemos por más novedades de parte de Huawei en este apartado. No obstante, el desempeño visto hasta ahora es bastante prometedor.

Hablando de desempeño, obviamos la parte técnica, pero no está de más mencionar que el Kirin 980 y los 8 GB de RAM hacen su trabajo de manera magistral. No hay lag ni ralentizaciones de ningún tipo, lo cual es especialmente destacable en los cambios de forma y la adaptación rápida de la interfaz.

El futuro nos ha alcanzado

Tras probar el Huawei Mate X, el sabor de boca es grato, muy grato. El gran trabajo de investigación y desarrollo de la compañía se nota pues entrega un dispositivo muy completo: poderoso y verdaderamente plegable, sin dejar de lado el diseño y la estética. La verdad es que, de manera muy personal, no creía mucho en los dispositivos plegables, pero el Mate X ha cambiado mi visión.

Huawei Mate X Smartphone Plegable Mexico

Aún así, es muy importante recordar que las primeras versiones, sobre todo de dispositivos, si bien no siempre son malas, sí tienen muchos aspectos para mejorar. Esto me lleva a pensar que no todo puede ser tan bueno con el Mate X de Huawei y si sí es así, ¿a dónde llegaremos con futuras iteraciones del dispositivo? Es una gran pregunta que será respondida en los años venideros, pero lo que queda claro es que el futuro nos ha alcanzado.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir