Compartir
Publicidad
Publicidad

La compra de Motorola por Lenovo; desilusiona a muchos, ilusiona a otros

La compra de Motorola por Lenovo; desilusiona a muchos, ilusiona a otros
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vaya noticia. A todo mundo nos tomó fuera de guardia el reciente anuncio de que Lenovo le compró Motorola a Google. En lo personal me sorprendió más pues tengo escasos dos meses con mi fabuloso Moto X y esta transacción me llena de dudas.

De entrada están las actualizaciones que, para el caso de Moto X y Moto G han sido sorprendentes, debiéndose gracias a que precisamente Motorola era de Google.

Mi sensación de incertidumbre no es aislada. Viendo la página de Motorola en Facebook puedo comprobar este hecho e incluso se nota molestia: Chucho Renatto postea “Mi primer Motorola (moto g) y el ultimo!”. José Ángel López comenta “Adiós a las actualizaciones a lo Nexus” y Sam Tamayo es más dramático; “ESTOY LLORANDO”. Jesús Alberto López señala “mal, mal, mal... Ya iban por buen camino y tiran todo por la borda, verdaderamente lamentable”.

Pero ¿realmente hay que lamentar esta noticia? Antes de responder un poco de historia. Apenas en agosto de 2011 Google compraba Motorola Mobility por 12,500 millones de dólares. Dicha compra fue un movimiento puramente defensivo a favor de Android contra las constantes demandas de Apple versus Samsung. Esa compra también causó revuelo, principalmente entre los fabricantes pues argumentaban que Motorola tendría ventajas, sospecha que Google rápidamente desmintió.

Pasaron los meses bajo la batuta de Google y Motorola seguía sin levantar, aunque claro el tiempo era muy corto. El lanzamiento de Moto X recién tiene cinco meses y el de Moto G menos. En ventas ciertamente no han sido lo que se esperaban, pero la crítica ha sido muy positiva.

De aquí que una vez Android metido a una fortaleza de patentes propias y de haber fijado la ruta de desarrollo de Motorola con los aclamados Moto X y Moto G, era momento de venderla pues no es un negocio central de Google y además genera pérdidas, algo que tenía inquieto a los inversionistas.

¿Pero quién compraría? Eran pocos los potenciales compradores con la experiencia y dinero suficiente para ello. La respuesta lógica era Lenovo, pero nadie lo vio venir. Recordemos que esta empresa china consideró comprar BlackBerry pero lo bloqueó el gobierno canadiense ¿Por qué el de EE UU no bloquea esta compra de Lenovo? Porque lo que se vendió fue Motorola (hardware) y no Android (software), quien sigue en manos obviamente de Google. Con Blackberry se vendía todo, además de ser un jugador clave en los sistemas informáticos y de seguridad de Canadá.

Ha comprado pues Lenovo a una empresa que le hacía mucha falta para ingresar de lleno a los móviles fuera de China, pues en su tierra ya es un jugador y enfrenta dura competencia como de Xiaomi, pero principalmente para diversificarse pues la industria del PC, donde es líder, bajó sus ventas globales en 10% en 2013 y las perspectivas no son buenas. En este mismo sentido fue su reciente compra del negocio de servidores de IBM.

Google por su parte se enfoca a lo suyo, le pasa la manufactura de Motorola a un experto, afianza legalmente al ecosistema Android y deja de perder dinero, haciendo felices a sus inversionistas.

Mientras, los clientes de Motorola (como yo) hemos perdido varias cosas entre ello lo “cool” de poseer un smartphone bajo la batuta directa de Google. Tendremos un arma menos para enfrentar a los usuarios de iPhone. Pero al final creo es positivo que Lenovo haya comprado Motorola. Si harán smartphones tan buenos como sus PCs y laptops (tengo una), entonces no hay nada que temer.

Apenas el pasado mes de junio Motorola estrenaba su nuevo logo. Es tiempo ya de cambiarlo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos