Compartir
Publicidad
Nova 4, probamos el primer smartphone de Huawei con agujero en pantalla, y podría ser la solución definitiva al dilema del notch
Celulares y Smartphones

Nova 4, probamos el primer smartphone de Huawei con agujero en pantalla, y podría ser la solución definitiva al dilema del notch

Publicidad
Publicidad

¿La pantalla perforada es el futuro? Aunque sin respuesta definitiva, el mercado tiene la clara la decisión de iniciar una cruzada en favor de los lentes frontales despegados de los marcos, y, aunque ninguno ha llegado oficialmente a México, Huawei nos ha prestado una unidad preliminar del Nova 4.

La buena noticia es es ya casi seguro que el Nova llega a México, y que lo hará en no mucho tiempo; la mala es que el equipo que hemos probado aún no tiene el trabajo de homologación terminado, de manera que el software no está completo, totalmente traducido, y algunos aspectos de la interfaz podrían variar.

Aún así, el Nova 4 es el mejor acercamiento que hemos tenido a la evolución del notch, y esto es lo que hemos aprendido con él.

El equipo

 Mg 1861

Con su lanzamiento hace poco más de un mes, Huawei fue de los primeros en subirse a la tendencia de la pantalla perforada, y aún podría ser el primero en ofrecer un dispositivo con esa cualidad en México. En el orificio de 4.5 milímetros en la esquina superior izquierda vive un solitario sensor de 25 megapixeles, sin acompañamiento de otro sensor ni infrarrojo ni para capturar información de fondo.

En el resto de las especificaciones está un panel de 6.4 pulgadas con panel 2310 x 1080 pixeles (FullHD+), 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno. Tenemos conexión Type-C y conservamos el jack 3.5 milímetros para audífonos.

 Mg 1856

Al reverso, escoltado por todo un cuerpo de cristal, está el sensor de huellas. Las líneas estéticas son muy similares a lo que vimos en el Nova 3 (y otros dispositivos de casa), por lo que no hay forma de confundirlo con alguno de otro fabricante. En cámaras tenemos un menor de 2 megapixeles para información de fondo, un gran angular de 16 megapixeles, y un principal con el sensor Sony IMX568 de 48 megapixeles con f/1.8. Otra versión sustituye a este último por uno de 20 megapixeles también con f/1.8.

Necesitamos la mejor optimización

Tener un smartphone en mano con lente separado de los marcos, es muy extraño al principio. Al no estar acostumbrado a ello pareciera que el lente grita por atención todo el tiempo, de manera que, aún con la mirada centrada en cualquier otro punto de la pantalla, es inevitable verlo de reojo.

Pero acostumbrarse a él es mucho más sencillo de lo que habría pensado en un inicio. Yo que nunca odié a muerte al notch convencional, veo en la perforación el siguiente paso natural.

 Mg 1858

Al lente frontal le rodea en todo momento un pequeño arillo de color negro de apenas unos milímetros de grosor. El lente no sobresale, sino que se esconde hacia el fondo. Todo el círculo permanece en los límites de la barra de iconos que está en la parte superior, ya sea en pantalla de home, o bien, con alguna aplicación desplegada.

Como la barra de iconos suele ser del mismo color que el del fondo de la app, en la mayoría de las ocasiones no se notan los bordes de la barra, y por tanto, el límite de confinamiento del lente; sin embargo, hay pocas apps no del todo optimizadas que convierten a la barra superior en una de otro color que no es el del fondo de la app.

 Mg 1857

Cuando la barra se convierte en negro, es cuando el lente se disimula más, aunque consecuentemente también perdemos también los milímetros ganados con la incorporación del agujero.

El apunte demuestra que será necesario la mejor optimización por parte de las aplicaciones hacia el nuevo notch, de la misma forma en la que ocurrió con el antiguo. De no ser así, podríamos perder lo avanzado hasta aquí. La buena noticia es que en las apps en las que nos hemos encontrado con la barra, son nativas, de manera que es muy probable que Huawei se encargue sí o sí de su propia optimización.

Hoyos más pequeños

Los más obsesivos notarán un incremento en la altura de la barra de iconos. Esto es porque, precisamente para encerrar al lente y que este no interfiera de más con los elementos en pantalla, se han abonado pequeños espacios al norte y sur de la barra, para así hacerla más ancha.

 Mg 1864

Los iconos también han crecido para hacer lucir sutil el crecimiento de la barra de iconos: comparado con un Nova 3 el de batería es notablemente más grande. De nuevo, estos detalles podrían haber sido pulidos para el Nova 4 en su versión terminada, pero, dado que el agujero de 4.5 milímetros no cambiará de tamaño, el asunto del tamaño de la barra de iconos es improbable que tenga cambios.

El camino a seguir quizás sea hacia la incorporación de agujeros más pequeños, cuyo diámetro debe ser más diminuto al ancho de los notch a los que estamos acostumbrados. Y es que desde el marco superior tenemos algunos milímetros ya ocupados en el espacio que hay entre marco y lente, y a ello hay que sumarle el diámetro del agujero. Todo en conjunto, produce que la barra de iconos ocupe ligeramente más espacio hacia el borde inferior de la pantalla.

Por si acaso, Huawei incorpora la sencilla opción de esconder la perforación, marcando a clásica barra negra en la parte superior. Si el agujero no termina de convencer solo habrá que colocarle, en el entendido de que la barra será más ancha que la del Nova 3.

Cámaras

 Mg 1862

Fuera del análisis del nuevo notch, hemos hecho algunas fotos preliminares para probar las nuevas cámaras del Nova 4, y a sabiendas de que faltan las primeras impresiones del terminal definitivo para México, hemos hecho algunos apuntes interesantes.

Conservamos la inteligencia artificial que vimos en el Nova 3, y los resultados de ella son más afines a los que vimos en el antecesor, que los acotados de la serie Mate 20 que fueron los últimos que vimos de la empresa que contaron con la característica. Tonos saturados y contrastes acentuados siguen siendo una constante en las fotos con procesamiento digital.

El gran angular aporta mucha versatilidad a las cámaras principales, aunque en esta ocasión no nos servirá para hacer aquellas fotografías macro que sí nos permitía el gran angular del Mate 20 Pro.

Img 20190130 124110 El gran angular abre una nueva ventana de opciones para tomar fotos en el Nova 4

Con algunas capturas, hemos captado algunas deformaciones al momento de hacer el efecto bokeh, aún con con ese sensor dedicado del reverso.

Fuera de estos detalles, la variedad de escenas de inteligencia artificial es notable. Algunas son más agresivas que otras con el retoque.

En esta interfaz preliminar se ha ido la opción de foto cinematográfica que añadía barras a los costados en la foto final. La opción de 'apertura' que tanto nos gustó en el Nova 3 se ha movido de las opciones principales y ahora está en el segmento de otras opciones, pero hemos ganado la modalidad de 'recortar' entre las opciones principales, un nuevo modo que permite añadir filtros mientras se hace grabación a cámara lenta, súper lenta, rápida o súper rápida. El Nova 4 ya es capaz de grabar a 960 cuadros por segundo, aunque sigue siendo una característica pendiente por probar.

Finalmente, se ha añadido un 'modo noche', en el cual se pueden ajustar fácilmente las configuraciones de ISO y de diafragma.

La promesa

La mala noticia es que no conocemos ni precio, ni disponibilidad, ni colores en que llegará, ni operadoras con que llegará. Lo que sí sabemos es que Huawei está trabajando para que el Nova 4 sea una realidad en México, y aunque todo lo que hemos comentado es preliminar, este es el mejor acercamiento que tenemos por ahora a la evolución del notch en el país.

 Mg 1868

Los precios de lanzamiento fueron de 490 y de 450 dólares aproximadamente, según la versión de la cámara. Al tipo de cambio serían 9,800 y 9,000 pesos respectivamente, precios que podrían servirnos de referencia para darnos pistas sobre su costo en México. Si todo va bien, no pasará mucho tiempo para que tengamos más noticias.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio