Compartir
Publicidad

Así es como las redes de trols pueden amedrentar a periodistas en México

Así es como las redes de trols pueden amedrentar a periodistas en México
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ejercer el periodismo en México es una tarea muy complicada, de hecho para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos nuestro país es el lugar más peligroso para realizar está actividad.

Sumado a la violencia que pueden enfrentar los periodistas en el país, ellos han encontrado otro obstáculo que sortear, son las amenazas y el hostigamiento que las redes de trols crean en Twitter para presionarlos de dejar sus actividades.

Tanya O’Carroll, Asesora en Tecnología y Derechos Humanos, ha publicado en Medium la entrevista que tuvo con Alberto Escorcia, el mismo activista que hace unas semanas denunciaba el boicot en contra del Gasolinazo en México, donde le mostró como las redes de Trols están creando Tecnocensura a través de la generación de miedo hacia los periodistas.

De acuerdo a Alberto cada día podemos ver entre 1,000 y 3,000 tuits que estén siendo organizados por las grandes redes de Trols que asechan a internet; mismas que generalmente son manipuladas por personas que cobran solo por crear campañas de difamación hacía diferentes personas, propinan ataques a periodistas e incluso ayudan con la masificación o desaparición de un tema en la red.

Si no te matan, te hacen la vida imposible. Los trols generan un clima constante de miedo, que hace que la gente deje de publicar

El objetivo de estás redes, según comenta Alberto, es lograr que los periodistas detengan sus investigaciones, acallarlos a través del hostigamiento y las amenazas. Amenazas, que en su experiencia, cada vez son más sofisticadas impidiendo que puedan ser detenidas con facilidad por Twitter.

Cuenta que los trols el año pasado lanzaron una serie de tuits con amenazas de muerte contra los periodistas y grupos de derechos humanos en el aniversario de los eventos de Ayotzinapa utilizando la frase “El patrón ya dio la orden”.

yamecanse

Evento al que incluso Amnistía Internacional participo analizando los tuits que se difundieron ese día, encontrando 2,377 cuentas que tuiteaban con esa etiqueta. Todo para amenazar de muerte a al menos 10 periodistas, personalidades públicas y grupos de defensa de los derechos humanos. Provocando incluso que organizaciones cómo Prodh no acudieran a las manifestaciones de Ayotzinapa si no querían que “su sangre fuera derramada”.

Así las amenazas han ido evolucionando al pasar de tuits de spam creados por robots, mismos que Twitter fácilmente bloqueaba, a ser cuentas manejadas por personas reales que hacen más difícil la tarea de encontrarlos y bloquearlos.

Creando el entorno perfecto para hacer que los trols se vendan al mejor postor y se organicen para promover cualquier tema del que alguien este dispuesto a pagar.

Les he visto organizarse para promover el nuevo proyecto de reforma energética y presionar contra la propuesta de gravar el azúcar. Al día siguiente, pueden estar trabajando juntos para que una amenaza de muerte se vuelva viral

De hecho el mismo Alberto cuenta que tuvo contacto con una persona que antes manipulaba estas redes, y le confeso recibir cerca de 50,000 pesos por hora para gestionar 150 cuentas contra las protestas #YaMeCanse en México.

Aunque Twitter hace su trabajo al bloquear aquellas cuentas que muestran este tipo de mensajes, han encontrado que** los trols se mueven más rápido**; por lo que ha pedido que la gente de Twitter voltee a ver lo que ocurre en México para crear mecanismos que ayuden y detengan estas redes que terminan vulnerando y dañando a las personas que buscan hacer su labor.

Más información | Medium

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio