Publicidad

Este robot hecho en México ayuda a detectar el COVID-19, puede sostener una conversación y cuesta un millón de pesos
Robotica e IA

Este robot hecho en México ayuda a detectar el COVID-19, puede sostener una conversación y cuesta un millón de pesos

Publicidad

Publicidad

Seis años de desarrollos llevaron a la empresa a estar donde está ahora: como la única de manufactura, desarrollo de software, pero también creación de hardware, que dispone de un robot especializado para hospitales, y que sirve como primer filtro para pacientes que potencialmente podrían tener COVID-19. La recepción ha sido no menos que calurosa: Aldo Luévano, CEO de la empresa, cuenta a Xataka México que en dos meses y medio han vendido cinco unidades, en donde cada una tiene un precio aproximado de un millón de pesos.

Su nombre es RoomieBot COVID-19, y su costo es aproximado porque la empresa puede ofrecer a sus potenciales clientes un esquema de co-inversión. Además, si un cliente necesita soluciones específicas en su robot, la empresa lo adecua para estar a la medida.

Robots similares de Roomie ya estaban siendo utilizados en algunos bancos
2020 06 29 16 24 08

Equipado con tecnología de Amazon (en donde se incluye un módulo para sostener conversaciones) así como capacidad de procesamiento e inteligencia artificial de Intel, el robot de 1.60 metros de altura puede reconocer objetos, analizar imágenes y almacenar en la nube. Además, incorporado con una cámara infrarroja y un oxímetro, puede identificar fiebre y saturación de oxígeno en la sangre.

Pero que quede claro, un robot no puede diagnosticar a un paciente.

Su objetivo no es diagnosticar, esa es una actividad propia de un médico y no queremos invadir ese terreno. En donde sí funciona es en elementos como ahorita que tenemos muchísimos contagiados, donde tenemos muchas dificultades para interactuar, ver la manera en que se pueda discernir entre posibles infectados

Aldo Luévano

La robótica, al servicio de la sana distancia

Roomie Bot tiene años de existir en México. Startup de tecnología auténticamente mexicana, es la única empresa de robótica mexicana con presencia en la feria tecnológica anual de proporciones globales, el Consumer Electronic Show (CES). La coyuntura hizo que la empresa repensara sus soluciones robóticas y encontrara un nicho de importancia elemental cuando se trata de la 'nueva normalidad': ¿si necesitamos de Sana Distancia, por qué no recurrir a un robot?

Luévano está particularmente orgulloso de su movilidad. Reconoce que el robot mayordomo de hace años podría tener choques accidentales en su entorno, pero el RoomieBot Covid-19 cuenta con cámaras de profundidad con reconocimiento para varias capas de profundidad. El truco está en una tecnología que conocemos como LiDAR y con la que bastante experiencia se tiene en el INAH para la exploración de sitios arqueológicos.

LIDAR Sensor LiDAR

"Es un LiDAR de 16 capas, que es un sensor como el de los coches autónomos, lo que hace el LiDAR es 'tira' 16 haces de láser, en 360 grados, y es lo que permite trackear cualquier tipo de objeto (..) en el RoomieBot original había puntos muertos que el sensor podía no ver"

Aldo Luévano

La idea es que RoomieBot Covid-19 no opere solo en hospitales, sino que pueda ser un "filtro de salud" en lugares de aglomeraciones, como en corporativos.

Roomie tiene un tiempo de existir, pero de acuerdo a Luévano, la transición a soluciones informáticas y de robótica ha recibido un impulso con la pandemia. Las organizaciones "abrieron los ojos" dice Luévano: "en lo que llevamos de esta etapa de COVID, mayor venta de robots que todo lo que hemos llevado en los años anteriores".

RoomieBot COVID-19 podría tener un impulso producto de la pandemia, pero Luévano no calcula que caduque al término de la contingencia. A decir del CEO de la empresa, RoomieBot puede fácilmente adecuarse a tareas de supervisión y diagnóstico dentro de un hospital, o bien como auxiliar en hoteles y aeropuertos.

La adecuación del robot y sus propósitos puede hacerlo cada empresa, de acuerdo a Luévano. La plataforma está creada sobre software abierto

Antes de que eso suceda, Roomie está impulsando un segundo robot dedicado a entregas, capaz de mapear interiores para su desplazamiento autónomo, y que de acuerdo a Luévano, tiene incluso las capacidades técnicas para hacer tareas de reparto en exteriores, aunque controlado a distancia.

Ya dentro de interiores, utilizando el módulo de movilidad que usa el RoomieBot-19 que fue concretado apenas a finales del año pasado, 'Delivery' puede desplazarse de forma autónoma, incluso con reconocimiento en tiempo real de potenciales obstáculos.

2020 06 29 16 18 41
2020 06 29 16 20 13
El robot 'Delivery' se piensa para un uso en almacenes, bodegas, oficinas, hoteles y hasta restaurantes

La importancia de hacer tecnología en México

Quizás el mayor inconveniente con RoomieBot COVID-19 es que su autonomía es de apenas cuatro horas, según lo confirmado por el propio Luévano. La buena noticia, cuando menos, es que su capacidad técnica de movilidad independiente hace que el robot regrese a su base de carga cuando lo necesite. Para el robot 'Delivery' la autonomía es de cinco horas, pero siempre que hace una entrega se encargará de constatar que su batería sea suficiente para concretarla. Este robot no tiene estación de carga.

Mientras Roomie trabaja en la autonomía de sus productos, es de notar que todo desarrollo de software y manufactura se hace alrededor de México. Luévano está particularmente orgulloso, y de paso, hace un llamado a empresas en México a buscar soluciones de robótica al interior del país, cuanto más si se considera que el Instituto Politécnico Nacional y la Universidad Nacional Autónoma de México, son constantes referentes a nivel global en cuanto a competencias de robótica se refiere.

"México es un consumidor de tecnología extranjera, realmente no hay una consciencia para invertir en hardware, la mayoría o invierte en soluciones de software, o invierte en hardware de otras partes del mundo para monetizarlo en México (...) tenemos un compromiso con crear soluciones de hardware"

Aldo Luévano

Uno de los efectos perjuiciosos de no desarrollar una industria local, explica Luévano, es que ante emergencias del tamaño de la que se vive, los canales de importación han quedado obstruidos, una de las razones por las que no se ve en el país robots sanitizadores con la misma normalidad en que en otros países sí. Dicho de otra forma, madurar la industria robótica en el país facilitará que accedamos a soluciones de hardware, algunas de las cuales pueden tener utilidades tan particulares (y elementales como ayuda con un diagnóstico médico) en condiciones extraordinarias como una pandemia.

La industria de robótica en México debe ser consciente de que no se trata de generar "dinero rápido", dice Luévano, sino que el desarrollo involucra tiempo y fondeo para investigación y desarrollo, pero la recompensa podría ser que México adquiera las credenciales para convertirse en una potencia exportadora de tecnología. Llegar ahí pasa primero por un reconocimiento pleno de la tecnología que se crea en México.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios