Publicidad

¿Qué pasará con el mercado de las telecomunicaciones en México con el Gobierno de AMLO?
Telecomunicaciones

¿Qué pasará con el mercado de las telecomunicaciones en México con el Gobierno de AMLO?

Publicidad

Publicidad

En su momento, cuando todavía era candidato a la presidencia, AMLO proponía en su Proyecto de Nación 2018-2024 para el mercado de Telecomunicaciones el otorgamiento de “concesiones sociales utilizando el espectro en diferentes bandas de frecuencia (700, 1900, 2500, 1700 MHz) que están concesionadas para prestar servicios de telecomunicaciones móviles de voz y datos”.

Si bien la propuesta no suena descabellada y podría lograr la interconexión del país de manera digital. Lo difícil será lograr que los concesionarios de estas bandas subarrienden frecuencias a comunidades y organizaciones no gubernamentales para que ellos las desplieguen a los usuarios.

El posible subsidio de las redes de telecomunicaciones en México podría provocar una caída en la calidad de los servicios que se reciben diariamente.

De momento se plantea que esta acción ocurra en los estados de Veracruz, Puebla, Oaxaca, Guerrero, Tlaxcala, Chiapas, Tabasco, Yucatán, Quintana Roo y Campeche. Sin embargo, la puesta en marcha de este proyecto, para algunos analistas puede ser inviable ya que sería incapaz de sostenerse con ingresos propios, todo por el simple hecho de subsidiar un servicio que desde hace varios años no recibe aportaciones de este tipo.

Pero es importante mencionar que actualmente existen iniciativas ya en marcha que tienen un fin similar a las propuestas en su momento por el hoy presidente electo, como la Red Compartida, misma que tiene como principal objetivo dotar de conectividad a zonas alejadas del país.

Le lentitud en su puesta en marcha, el cambio de gobierno esta cuestionando la viabilidad de la Red Compartida.

El Gobierno de AMLO buscaría fortalecer al IFT

IFT

Abel Hibert, integrante del equipo de AMLO comentó en su momento en entrevista para Excélsior que la Reforma de Telecomunicaciones solo se concentró en fomentar el desarrollo de la competencia en el país, hecho que logró detonar el desarrollo del sector e impulsar su crecimiento, sin embargo, a decir de Hibert, faltó el impulsó a la cobertura social para lograr la penetración de servicios de banda ancha en aquellas comunidades que aún carecen de estos servicios.

El Gobierno entrante podría lograr el sueño de muchos, eliminar el Impuesto Especial a la Producción y Servicios (IEPS) que se cobra a las Telecomunicaciones

Por ahora, uno de los principales objetivos del gobierno entrante será el fortalecimiento del Instituto Federal de Telecomunicaciones, establecer un organismo que coordine los esfuerzos que actualmente se realizan en materia de tecnologías de la información y comunicaciones.

Pero hay dos aspectos que podrían lograr un crecimiento todavía mayor del sector, en caso de implementarse correctamente, y será el de la revisión de los esquemas para el pagos de derechos y de las licitaciones; y el de la posible eliminación del Impuesto sobre Producción y Servicios que se aplica al sector de las telecomunicaciones en México. Lo que provocaría casi de forma inmediata que disminuyan los precios hasta en un 3%.

El miedo a la cancelación de las Reformas Estructurales

Telecom

Entre sus promesas de campaña de Andrés Manuel López Obrador estaba la cancelación de algunas de las llamadas Reformas Estructurales que en su momento propuso y logró implementar el presidente Enrique Peña Nieto.

Es cierto que algunas de las llamadas Reformas Estructurales nacieron con un gran potencial de desarrollo y otras simplemente sin pies ni cabeza, pero en el sector de telecomunicaciones, a pesar de los recortes ocurridos en este sexenio han dado frutos, ya que incluso se habla que el actual presidente tiene la mesa puesta en este sector.

Ya que el gobierno entrante recibirá un mercado de telecomunicaciones maduro y con potencial de crecimiento hacia el futuro. Con precios 43% más bajos en comparación con lo que recibió EPN.

Sin olvidar que hoy en día existe un mayor aprovechamiento del sector y de las frecuencias radioeléctricas. Ya que con el reciente concesionamiento de la banda de 2.5 GHz AT&T y Telefónica tendrán bases para participar y competir.

Sobre este tema, Telefónica México ha dicho que, a pesar de obtener dos bloques de 40MHz en la última licitación, pedirá al presidente electo que se reduzcan los pagos de las licitaciones y costos de derechos.

Vamos a pagar 350 millones de pesos por cada bloque que hemos comprado, pero lo que hace caro al espectro son los derechos anuales. Son los más caros del mundo Eso limita mucho la competencia y la inversión en México.

¿Cuáles serán los retos hacia los próximos seís años?

El reto que tendrá Andrés Manuel López Obrador será por un lado, cumplir con sus promesas de campaña en el sector de telecomunicaciones y por otro garantizar el desarrollo del sector. Mismo que en el gobierno de Enrique Peña Nieto logró mantenerse creciendo a una tasa de 10.5% anual, mientras bajaban los precios un 13% y un 80% más de mexicanos lograban conectarse a Internet, para dar un total de 61% de la población con acceso a la red.

Por último, al gobierno entrante le hace falta pronunciarse al respecto de la Neutralidad de la Red y claro lograr una mayor inclusión digital en el país.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir