Compartir
Publicidad

Easy Taxi acaba de detener los permisos a scooters en Ciudad de México, pero detrás están Movo y Cabify

Easy Taxi acaba de detener los permisos a scooters en Ciudad de México, pero detrás están Movo y Cabify
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Secretaría de Movilidad tendrá que esperar un poco más para cobrarles 37 millones de pesos a Grin y a Lime por el servicio que dan con scooters en algunas alcaldías de Ciudad de México.

Easy Taxi consiguió un amparo sobre el proceso de la SEMOVI para dar los permisos anuales que consistió en una subasta por la cual las empresas de scooters y bicicletas hicieron propuestas de cuánto dinero pagarían por vehículo puesto en circulación. Aunque la secretaria puso un monto mínimo de 1,350 pesos para el caso de los scooters, Lime ofreció 7,200 pesos por scooter y Grin 14,000 pesos.

Con un total de 1,750 unidades para cada empresa, el total de la recaudación sería de 37.1 millones de pesos.

Movo, que se manifestó inconforme por el procedimiento días antes, ni siquiera presentó su documentación para entrar al proceso, y ahora es su hermana filial, Easy Taxi, el que presentado el juicio de amparo. Tanto Easy Taxi como Movo le pertenecen a Cabify.

Una "estrategia legal" dice SEMOVI

El amparo que recibió fallo a favor, en realidad fue presentado desde mediados del mes de junio. El titular de la SEMOVI en aquel entonces dijo que el amparo era una "estrategia legal" por parte de Cabify.

1024 2000

Andrés Lajous explicaba que Movo decidió no participar en el proceso de subasta, pero que al mismo tiempo la filial Easy Taxy presentó el amparo. Sin embargo "ni Easy Taxy ni Cabify tienen capacidad para operar patines. Movo sí". El funcionario continuó diciendo que en realidad la mayoría de las empresas decidieron participar, y que el movimiento es en realidad una estrategia legal donde se usan "distintos frentes" para ampararse porque no quieren aceptar las reglas.

La mayoría de los 37 millones de pesos recabados se destinarían a construir infraestructura para que los scooters operen de forma ordenada.

Con el amparo de por medio la secretaría no puede cobrar los 37 millones acordados, hasta que se llegue a una resolución definitiva. Mientras tanto todo seguirá como antes; Bird y Movo todavía pueden seguir funcionando pues el proceso ha sido detenido. Todo el caso de los scooters no afecta al procedimiento de las bicicletas, por el que el la SEMOVI recibirá 9.6 millones de pesos, poco más de 6 millones de Mobike, 2.4 de Jump y 900,000 pesos de Dezba.

La SEMOVI acudirá a una audiencia sobre el tema a principios de julio.

Imagen | Movo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio