Publicidad

Grin regresa a CDMX después de que se fuera porque se robaban sus scooters y los vendían en Facebook

Grin regresa a CDMX después de que se fuera porque se robaban sus scooters y los vendían en Facebook
1 comentario

Publicidad

Publicidad

A Grin le ha tomado menos de un mes "solucionar" el problema del robo de sus scooters. Eso es lo que más o menos nos deja en claro un correo enviado por la empresa en el que afirman que, a partir de hoy 21 de agosto, reanudarán sus operaciones en CDMX.

Recordemos que Grin anunció un cese de sus operaciones, pese a haber sido de una de las únicas empresas que pagó permisos al gobierno de CDMX para que sus unidades operaran dentro del marco legal. Esto debido a que estaban sufriendo un robo masivo de sus unidades, las cuales se vendían en Facebook.

De momento solo operarán en Polanco

Los scooters eléctricos compartidos tienen una regulación que limita de forma considerable el área a donde pueden ofrecer sus servicios. Pero en su regreso Grin no desea hacer uso de toda esta zona: la empresa confirma que, de momento, solo se podrán iniciar y terminar viajes en la zona Polanco.

Esta es el área que ha delimitado la empresa para ofrecer sus servicios:

Unnamed

Santiago Jiménez, Country Manager, ha dicho que en base a lo que observen en las próximas semanas podrían ampliar el número de unidades que estarán disponibles así como la zona de operación. Además, afirma que las autoridades de la CDMX "han cooperado para encontrar soluciones al robo de nuestros patines"

De momento no está claro qué otras medidas, además de controlar la zona de operaciones y el número de unidades disponibles, está tomando Grin para combatir el robo de sus unidades.

Recordemos que lo impresionante no era solo que la gente estaba vendiendo sus scooters, sino que quienes los robaban encontraron que, haciendo una modificación vía hardware de componentes que se pueden adquirir en tiendas en línea, podían saltar de forma fácil y sencilla la localización de las unidades así como su bloqueo remoto. Invertían de 400 a 1500 pesos para vender los scooters robados en 3,500 pesos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir