Compartir
Publicidad
Voom, el 'Uber' de los traslados en helicóptero en México estrena app para iOS: volamos con ellos y esta es nuestra experiencia
Vehiculos

Voom, el 'Uber' de los traslados en helicóptero en México estrena app para iOS: volamos con ellos y esta es nuestra experiencia

Publicidad
Publicidad

"¡Servidos!" nos dice el conductor, él tan natural, como si acabáramos de concluir un trayecto en cuatro ruedas y a ras de suelo, y no un vuelo en helicóptero por el que en ocho minutos cambiamos de estado y atravesamos lo que en auto serían casi 36 kilómetros, o 40 minutos de traslado.

Parece lejano que hace diez minutos estábamos enmedio de Santa Fe, en Ciudad de México; ahora, el clima y el ambiente es distinto, y lo único que se ven a los alrededores son cerros y mucho bosque, justo el panorama en un hangar del Aeródromo Mexiquense Doctor Jimenéz Cantú, en Ciudad López Mateos en Estado de México.

'Voom' es la empresa de transporte privado que pone a disposición de los usuarios helicópteros, a fin de que los pasajeros ahorren buena cantidad de tiempo en sus traslados. En una ciudad donde la velocidad promedio en vías primarias es de 15 kilómetros por hora (lo que disminuye a 6 Km/h en hora pico), parece una buena idea.

Pero, adivinaron, no es para todos los bolsillos.

Así funciona Voom

 Mg 1509

'Voom' comenzó operaciones en Sao Paulo en donde cuenta con diez helipuertos. En Ciudad de México y área metropolitana cuenta con seis: Aeropuerto Benito Juárez, Montes Urales, Santa Fe, Aeropuerto de Toluca, Interlomas, y el recién inaugurado Zona Esmeralda, denominación que le ocupa la plataforma, y cuya sede es el aeródromo en el que aterrizamos en Ciudad López Mateos.

Su primer viaje en México fue el 8 de marzo de 2018, y desde entonces han volado ya a más de mil pasajeros, lo que, en palabras de su director de Voom México Enrique Aguilar, es signo indudable de que hay una demanda que satisfacer.

Los precios varían dependiendo del origen y destino de cada traslado, siendo el más económico de 2,300 pesos incluyendo IVA, de Montes Urales a Interlomas o a Santa Fe; y el más caro de 6,400 pesos del aeropuerto Benito Juárez al aeropuerto de Toluca.

Por ahora los viajes no tienen un enfoque dirigido a turismo, pero Enrique Aguilar no descarta que ello forme parte de los planes para un futuro. Lo que sí, es que por ahora los viajes tienen un carácter "utilitario": Voom quiere posicionarse como la mejor alternativa para quien necesite cruzar llegar de un punto a otro en la ciudad de la manera más rápida posible.

Img 20181113 164216

Media hora antes de nuestro aterrizaje, estamos en el punto de partida en Santa Fe. En el piso 25 de uno de los enormes edificios, aguarda a quienes despeguen desde ahí un espacio de coworking que funciona a la vez como sala de espera a que salga al avión.

Cuando el pasajero llega al edificio solo se identifica como pasajero de Voom, y personal de la empresa lo acompaña al piso 25, en donde solo resta esperar por helicóptero. El pasajero debe estar ahí 15 minutos antes de que inicie el vuelo, pero puede llegar con una hora o más de antelación.

Apenas dos minutos antes de que llegue el helicóptero, un mensaje SMS llega al número registrado, con los detalles del vuelo, incluyendo la matricula del vehículo. "En un futuro tendremos el nombre del piloto" nos adelanta Enrique.

Un vuelo puede ser cancelado si no hay visibilidad a 1.5 millas de distancia.

Para mí, que ha sido mi primera vez, volar en un helicóptero son los mejores momentos de volar en avión. A buena altitud se tiene una vista panorámica excelsa de la ciudad, e incluso para los más nauseabundos, no es la peor sensación. Quizás no la mejor experiencia para quienes teman a las alturas, los más nerviosos encontrarán en el sistema de comunicación uno de sus mejores tranquilizantes, pues con la diadema no solo puedes escuchar al resto de la tripulación, sino también al piloto y su comunicación con torre de control.

Img 20181113 164111
"No molesten demasiado al piloto, ya podrán preguntarle cosas después de bajar" nos dice antes del vuelo la gente de Voom. Por supuesto, nadie le dirigió la palabra en los 9 minutos de vuelo.

El registro que se hace en línea para reservar el vuelo puede hacerse a través de cuenta de Facebook o de Google. En caso de decidir por esta última, solo deberemos certificar algunos campos y, desde luego, aclarar nuestro peso.

El peso es vital para programar los vuelos. Enrique nos cuenta que a diferencia de un vuelo en avion, el de helicóptero no se planea con base en el número de pasajeros, sino en el peso a cargar. Las aeronaves que se utilizan pueden cargar 400 kilogramos aproximadamente, de manera que la capacidad de los pasajeros también varía.

Un helicóptero puede cargar un poco más de peso si despega desde una pista, en vez de un edificio. Esto sucede porque en una pista, la cantidad de aire que ayuda al despegue es mayor, en comparación con un helipuerto de un edificio que evidentemente tiene dimensiones menores.

De los seis helipuertos con que se cuentan en México, son tres de pista (aeropuerto Benito Juárez, aeropuerto de Toluca y Zona Esmeralda) y tres son desde edificios (Montes Urales, Interlomas y Santa Fe).

Originalmente el vuelo que tomamos debería de haber salido desde Montes Urales, pero la operación se ha visto complicada por su cercanía con los Pinos. Según nos cuenta Enrique, cuando un vuelo parte desde Los Pinos (lo que ocurre con cierta regularidad), el espacio aéreo se limita, y no puede volar nadie más en los alrededores. La medida de seguridad implementada para el presidente y su equipo tiene como consecuencia que Voom cancele más los vuelos que salen de Montes Urales que los que parten de otros puntos.

El espacio aéreo cerca de Los Pinos se cierra por varias horas cuando una aeronave sale de ahí. El aviso se da con algunas horas de anticipación, y aunque el despegue o llegada es rápida, la limitación abarca varias horas. El apunte podría ser de utilidad para quien piense despegar desde allí.

La app que llega a iOS

Img 20181113 142639

Con el vuelo que nos ha ofrecido Voom a 'Zona Esmeralda' se ha inaugurado los trabajos de la plataforma en aquel punto. Al mismo tiempo estrenan ya la aplicación para iOS con la cual se pueden hacer el registro y luego las reservaciones.

La experiencia tanto en sitio web como en aplicación es tremendamente intuitiva. Luego del registro, menos de diez toques en total deben darse para agendar puntos de salida y llegada, fecha y hora de abordaje.

111

Y aunque 'Voom' lleve un rato existiendo tanto en Brasil como en México, es territorio nacional en el que se ha dado una única oportunidad tecnológica para la empresa. México es el primer territorio donde 'Voom' opera con ayuda de una app que llega, de momento, solo a iOS.

Si todo va bien, la aplicación podría llegar a Android el próximo año, pero no se ha asegurado totalmente que así suceda.

3

Puede volarse con una o dos maletas o mochilas de tamaño estándar. Adicionalmente puede documentarse otra pieza de equipaje de hasta 25 kilogramos, lo que usualmente tomaría un costo extra. Sin embargo, Enrique nos detalla que de momento la pieza de equipaje extra no está teniendo el costo extra por tiempo indefinido.

4

Helicópteros que no son de Voom

En México tenemos un buen número de antecedentes en los que las startups tecnológicas toman por sorpresa a nuestros marcos normativos, sobre todo, la falta de ellos. Pasó con Uber, con Urbvan, con Mobike y Vbike, con Grin y Bird, y la lista continua.

Pero para Enrique Aguilar, por ahora no se vislumbran problemas de regulación.

"No tendría por qué ocurrir, porque nosotros no tenemos ningún helicóptero. Cuando tú compras tu boleto, estás cerrando un trato con el operador, entonces estás aceptando los términos del operador, que es el que debe estar regulado. Lo importante es que ese helicóptero, ese capitán, ese helipuerto, cumplan con todas las especificaciones de seguridad más rigurosas del mercado"

El detalle no es menor. Voom es una plataforma que se piensa como nexo entre la demanda y la oferta que ya existe. Las aeronaves no pertenecen a la empresa, y los capitanes son socios, pero no empleados. Son particulares que tienen su registro como pilotos, y de acuerdo a Voom, son los más experimentados en territorio nacional.

Dicho en otras palabras, los operadores de taxis aéreos que existen en el país tienen un exceso de aeronaves y de pilotos, mismo que ha utilizado Voom para hacer funcionar su modelo de negocios.

"Volamos con los operadores de taxi aéreo más sofisticados de México, por mucho. Tienen los pilotos más experimentados, con más horas voladas (...), si hay una probabilidad de mal clima o mala visibilidad, no volamos. Nadie obliga a nadie a volar".

Y sobre los seguros y coberturas, complementa:

"Tú para tener una licencia de taxi aéreo debes de tener un seguro de cobertura, el que nosotros les pedimos a los operadores es tres veces más grande.

El tema de fondo es que Voom asegura que la seguridad de los pasajeros es prioridad número uno, y por tanto exige que los operadores implementen las medidas necesarias, lo que incluye protocolos de seguridad, revisiones y cobertura de seguro. Pero Voom no es el responsable directo por hacer que las medidas se lleven a cabo.

 Mg 1513
A pregunta expresa, Enrique nos cuenta que han habido acercamientos con gobierno federal. "No hemos sentido ninguna negativa", dice.

Con la plática avanzando la pregunta es inevitable. Ante la mención que le hago de la decisión por cancelar el aeropuerto de Texcoco y optar por el de Santa Lucía, Enrique asegura que "Nosotros vamos a volar a donde nuestros digan que volemos, no estamos atados a un aeropuerto, nosotros lo que queremos es movilidad aérea urbana".

Voom tiene planes de expansión fuera del país. Son dos los países en los que tiene la empresa puesta la mira, sin que se nos hayan mencionado más detalles al respecto.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio