Sony todavía tiene problemas con el suministro de PS5: será difícil encontrar consolas este año, y las expectativas de venta caen

Sony todavía tiene problemas con el suministro de PS5: será difícil encontrar consolas este año, y las expectativas de venta caen
2 comentarios

Sony todavía tiene problemas con el suministro de PS5, como desde el año pasado, y eso le ha llevado a reducir su expectativa de ventas de 14.8 millones a 11.5 millones de unidades hacia el fin del año fiscal que termina el 31 de marzo, reporta Reuters.

Durante la revelación de sus ganancias financieras trimestrales, la división de gaming de Sony reportó ganancias, y reveló envíos de 3.9 millones de PS5 en el trimestre correspondiente a las festividades navideñas, ligeramente superior a los 3.3 millones que se registraron el trimestre anterior. Esto demuestra los problemas que Sony tiene aún para satisfacer la demanda por la crisis de componentes ocasionada por la pandemia.

En total, hasta el 31 de diciembre de 2021, se han enviado 17.3 millones de unidades del PS5, casi tres millones menos que lo que el PS4 en el punto equivalente después de su lanzamiento. Eso sí, el PS4 no sufrió de una escasez de componentes y se podía encontrar fácilmente en las tiendas durante su primer años, no como ha sucedido con el PS5.

Hiroki Totoki, director general financiero de Sony, mencionó que la demanda de PS5 es aún muy alta y constante, y no se ha visto afectada por la pandemia, contrario a lo que sucede con la producción componentes, de manera que los proveedores no pueden cumplir con las órdenes.

Derivado de toda esta situación, será especialmente difícil encontrar PS5 durante la primera mitad de 2022, y es posible que los problemas se extiendan más allá de este año.

Escasez Chips Afecta Ps5

Expertos de la industria han dicho que la escasez de chips continuará durante 2022. TSMC declaró que en 2022 habrá un suministro "ajustado", y Lisa Su, CEO de AMD, concuerda con la situación, al menos durante la primera mitad del año. Toshiba, en un pronóstico más pesimista, dice que la escasez de chips se extenderá hasta 2023.

Otras compañías de gaming también han tomado medidas para contrarrestar la escasez. Xbox descontinuó desde 2020 los Xbox One para enfocarse en la producción de consolas Series X/S, y Nintendo también redujo su producción de Switch.

Temas
Inicio