Compartir
Publicidad
Publicidad

MacBook (2015), análisis

MacBook (2015), análisis
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todavía no llegamos a la mitad del año y Apple ya tiene un par de productos que están levantando un montón de opiniones encontradas. El primero es el Apple Watch, un reloj que vio la luz el año pasado pero hasta hace unos meses fue cuando supimos todos sus detalles finales; el segundo es el MacBook (sin apellido), un portátil que nos tomó por sorpresa aún cuando teníamos pistas de sus características. De ese par de productos el único que ha llegado a México es el segundo.

Ya tenemos nuestras primeras impresiones del nuevo MacBook, pero creemos que es pertinente hacer un repaso a fondo por cada una de sus características para así emitir una opinión fundamentada todo después de haberlo utilizado como nuestro equipo principal durante unos días.

Por ello, sin más preámbulos, los dejamos con nuestro análisis del nuevo MacBook 2015.

Macbook 2015 Analisis 2

Especificaciones técnicas

Como es habitual en nuestros análisis, empezamos con un completo repaso por las especificaciones técnicas del portátil. Apple vende este MacBook en dos versiones, las cuales se diferencian en su capacidad de almacenamiento y velocidad de procesador, en nuestro caso contamos con la versión más básica.

MacBook 2015
Pantalla 12 pulgadas IPS
Resolución 2304 X 1440 pixeles
Procesador Intel Core M doble núcleo a 1,1 GHz (Turbo Boost de hasta 2,4 GHz) con 4 MB de caché L3 compartida
Memoria RAM 8GB LPDDR3 integrada a 1.600 MHz (no ampliable)
GPU Intel HD 5300
Almacenamiento 256GB en formato SSD
Conectividad Wi-Fi 802.11ac + Bluetooth 4.0
Puertos USB Type-C y jack 3.5 milímetros
Cámara FaceTime 480p
Periféricos Trackpad Force Touch + teclado retroiluminado
Dimensiones 280 x 196 x 3/13.1 milímetros
Peso 920 gramos
Precio 22,999 pesos

Uno de los apartados donde este nuevo MacBook 2015 ha causado un montón de revuelo es en torno a sus especificaciones técnicas. Y no sólo por su hardware tan justo que integra, sino por el precio en el que nos lo pretenden vender. ¿Ha sido un error optar de forma prematura por Core M? ¿cómo lo posicionamos en la relación prestaciones-precio?, todas estas preguntas las responderemos más adelante.

Un diseño característico de Apple

Para reseñar el apartado de diseño en este nuevo MacBook nos es inevitable no recordar aquel Macworld del 2008 cuando Steve Jobs presentó la primera generación de MacBook Air. Esto lo decimos por que este nuevo portátil comparte las líneas de diseño del aquel dispositivo: en forma de cuña con un mínimo grosor, incluso en la parte trasera.

A nivel de diseño, como era de esperarse en un dispositivo de Apple, es un producto impecable.

A nivel de diseño, como era de esperarse en un dispositivo de Apple, es un producto impecable. Las líneas, las curvas, y las ranuras, todo está perfectamente acoplado. Muchos pueden decir que esta impresión es un tanto más personal, pero no, el MacBook es uno de esos productos que inevitablemente te hacen abrir la boca una vez que lo tiene presente, aún y cuando lo hayamos mirado en imágenes y videos.

Macbook 2015 Analisis 3

Además del mismo diseño de la MacBook Air, comparte el metal como material de fabricación. Esto nos dá como resultado un peso de tan sólo 920 gramos. En la parte de grosor, nos topamos con uno de sólo 13.1 milímetros —eso para su parte más “gruesa”—. Ambas cifras nos dejan en claro que la portabilidad es su mayor cualidad; podremos estar cargando el equipo todo el día y ni siquiera notaremos su presencia.

A nivel de acabados tendremos tres colores disponibles; uno es el plata —unidad analizada— que se asemeja mucho a los colores clásicos de los Mac; otro es el gris espacial —que a mi gusto es el más discreto pero a la vez estético—; y por último tenemos el color oro, Apple se atrevió con este color en sus iPhone de penúltima generación, —con lo cual todos pensamos que se trataría de un mero experimento— y ahora integrándolos en su nuevo portátil estrella nos queda claro que es una opción que gustó al público.

Macbook 2015 Analisis 4

Pero claro que, al optar por este diseño, Apple tuvo que sacrificar algunas cualidades de su portátil. La primera —y de la que hablaremos largo y tendido más adelante— es que sólo se incluye un único puerto, la segunda es que la manzana ahora deja de estar iluminada —algo más estético que funcional—, y la tercera es el tipo de componentes que utiliza —principalmente el procesador.

Una pantalla que roza lo espectacular

Para que este MacBook pudiera obtener ese mínimo grosor Apple tuvo que optar por reducir de forma significativa el grosor de la pantalla. Y claro que esto no fue una tarea fácil pues tendría que mantener la calidad que hemos visto en otros productos, incluso en portátiles.

¿Y cuál fue el resultado? un panel espectacular con un grosor que inevitablemente impresiona. En concreto tenemos enfrente un panel de tipo IPS con 12 pulgadas de diagonal; aquí reconocemos el trabajo de disminuir sus marcos, todo con el fin reducir sus dimensiones incluso más abajo que el modelo Air de 11 pulgadas.

Un panel espectacular con un grosor que inevitablemente impresiona.

En el apartado de resolución nos topamos con la palabra Retina, o sea que su panel integra 2304 x 1440 pixeles de resolución, dando así una densidad de unos 226 pixeles por pulgadas, cifra totalmente aceptable para un portátil de última generación.

Macbook 2015 Analisis 5

Con tal cantidad de pixeles tendremos a nuestra disposición cuatro modos de trabajar, todo gracias a la virtualización de la resolución de la interfaz. La primera, la predeterminada, nos mantiene los elementos a una resolución de 1280 x 800 pixeles, la segunda nos baja a 1152 x 720 pixeles, la tercera a 1024 x 640 pixeles, y por último tenemos la de 1440 x 900 pixeles que nos deja con más espacio en pantalla pero disminuye la interfaz general del sistema. Dependiendo de cada uso pueden optar por una u otra resolución, aunque a nuestro parecer las dos últimas son las más útiles.

En el apartado de calidad Apple se vuelve a lucir. La reproducción de color, los negros, los ángulos de visión, y el brillo, todo es excelente en este panel. Destacamos especialmente el apartado del brillo, que ahora llega hasta los 350 nits, permitiéndonos así utilizar el portátil en exteriores sin ningún problema.

Un trackpad prometedor y un teclado adelgazado

Los periféricos no pueden pasar desapercibidos en este nuevo MacBook, y menos por que la compañía ha implementado sus respectivas mejoras en éstos, todo para poder beneficiar al grosor y peso.

El primero a reseñar es el trackpad, aquí Apple integró la nueva tecnología Force Touch que ya estrenó en el Apple Watch pero que parece ser el nuevo elemento primordial de sus dispositivos.

Macbook 2015 Analisis 8

Uno de los cambios es que se está eliminando el respectivo botón físico para hace click, esto con el fin de que ahora sea un motor magnético el que nos retroalimente con una respuesta háptica. Al principio cuesta acostumbrarse —más si han pasado mucho tiempo tocando los trackpad de otros MacBook— pero una vez que se regula la fuerza de la retroalimentación del motor es un detalle que pasa desapercibido.

Force Touch tiene un gran potencial, sin embargo, los desarrolladores serán los encargados de sacarle provecho.

Otro de los cambios, o más bien, mejoras de este trackpad, es la posibilidad de detectar la fuerza con la que presionamos —de hecho de ahí toma su nombre Force Touch—. Es decir, que el periférico junto al SO detectarán qué tanta presión estamos efectuando, todo con el fin de realizar diferentes acciones.

Para sacarle partido a la tecnología Apple integra diferentes funciones en OS X Yosemite. Por ejemplo, podremos adelantar o atrasar un video a diferentes velocidades dependiendo de la presión que hagamos, o si estamos en el navegador podemos buscar el significado de una palabra con una pulsación fuerte, una de nuestras favoritas es que en el explorador de archivos podemos abrir la vista previa de un fichero si presionamos fuerte encima de él.

Macbook 2015 Analisis 7

Force Touch tiene un gran potencial, sin embargo, los desarrolladores serán los encargados de sacarle provecho. Existe un SDK con el que ya se puede empezar a trabajar, los primeros ejemplos los obtenemos, por ejemplo, con Pixelmator que nos permite seleccionar diferentes grosores de un pincel dependiendo de la fuerza ejercida en el trackpad.

El segundo, y a nuestro parecer más polémico, periférico es el teclado. No existe un nombre específico para éste, sin embargo, desde la primera toma en contacto con el portátil hemos notado sus cambios.

A nivel estético todas las teclas aumentan de forma significativa su tamaño, e incluso algunas cambian de posición, todo con el fin de aprovechar al máximo la superficie disponible y así integrar un teclado completo en un dispositivo de 12 pulgadas. Una de las implicaciones de esto es que la separación entre teclas es menor a la de los clásicos teclados de otros Mac, algo que pasa desapercibido.

Macbook 2015 Analisis 9

A nivel de funcionalidad también hay cambios en el teclado. Aquí nos encontramos con la integración de un nuevo mecanismos de acción. Usualmente los teclados cuentan con un sistema de tijera que nos permite realizar las pulsaciones, pero en este teclado Apple ha estrenado un sistema de mariposa.

Esta imagen de ambos mecanismos ejemplifican bien sus diferencias:

Teclado Macbook

¿Y cuál es el resultado? El primero es que ahora contamos con una enorme uniformidad al pulsar cada tecla, es decir, que no importa si se pulsa en un extremo o en el centro la respuesta será idéntica. Y el segundo, es que el recorrido de la tecla disminuye considerablemente, todo para beneficiar el grosor.

Las primeras sensaciones al pulsar teclas con tan poco recorrido son un tanto extrañas, más si venimos de teclados con recorridos mayores, pero fácilmente te acostumbras tras pasar una jornada escribiendo. No obstante, eso no significa que sea realmente cómodo; aquellos que nos pasamos horas y horas aporreando un teclado, este nuevo diseño inevitablemente nos cansará.

También hay que reconocer la mejora en su retroiluminación, ya que este teclado incluye LED's individuales para cada tecla. Esto permite que la iluminación sea más uniforme, y que no haya contaminación lumínica en la separación de cada tecla.

Una apuesta prematura por Core M

Desde el Computex 2014 Intel estaba oficializando sus primeros procesadores de 14 nm, pequeños chips especialmente diseñados para dispositivos portátiles que prometían ofrecer un rendimiento menor que los clásicos Core i pero mayor que la familia Atom, éstos se conocen como Core M.

A finales del año pasado diferentes fabricantes empezaron a integrarlos en sus dispositivos, y a modo de sorpresa, Apple era uno de aquellos apostando por ellos en este nuevo MacBook. Todo para permitirle tener un diseño fanless y un cuerpo sumamente delgado. O era decidirse por estos Core M, o la compañía se atrevía con una plataforma ARM; al parecer la segunda por ahora no era su opción.

O era decidirse por estos Core M, o la compañía se atrevía con una plataforma ARM; al parecer la segunda por ahora no era su opción.
Macbook 2015 Analisis 10

El tema del diseño fanless, a nuestro parecer, se resuelve de forma casi perfecta en este MacBook. En una jornada normal de trabajo, apenas y se eleva su temperatura, con un poco de carga si hemos notado calor, pero el cuerpo metálico hace muy bien su trabajo y lo disipa por toda su carcasa. Aunque si somos de aquellos que nos llevamos el portátil a las piernas, en el sillón o nuestra cama, ese incremento de temperatura resulta muy, pero muy, molesto.

Claro, al tener ese diseño sin ventilador obtenemos otra ventaja: el ruido producido es el mismo que en un móvil o tablet; es decir, igual a cero. Lo cual no es solo por la decisión de este tipo de chips, sino por la integración de almacenamiento en formato SSD.

Pasemos a lo que nos interesa en este apartado: el rendimiento. Apple nos proporcionó la unidad con procesador Core M a 1.1 GHz. La cual, en el famoso benchmark Geekbench 3, obtuvo los siguientes puntajes (los comparamos con: el último modelo MacBook Air 11, el último MacBook Pro 13, y dos portátiles con Windows que igualmente integran el mismo chip —todos en su configuración básica):

Como es usual, estas cifras tan sólo sirven para darnos una idea de donde se posiciona el hardware respecto a otros modelos: el rendimiento es similar a los portátiles con Windows y el mismo chip, sin embargo, es sumamente menor al de los otros dos MacBook con procesadores Core i.

Después de una semanas de uso intenso, podemos dar un veredicto de su rendimiento en el día a día. En un día normal nos la pasamos utilizando un navegador, un editor de imágenes, un cliente de Twitter, y un reproductor de música. Aquí su rendimiento fue el esperado: fluido en carga normal. Cuando empezamos a abrir varias pestañas, o teníamos diferentes imágenes en el programa de edición, el hardware se empezó a atragantar.

Macbook 2015 Analisis 11

Esto es muy evidente, por ejemplo, si somos de aquellos que aprovechamos los escritorios de OS X. Al tener una carga de trabajo fuerte se ralentiza el efecto de pasar entre escritorios. Lo mismo sucede cuando queremos llamar al Mission Control, o incluso cuando queremos abrir una ventana del Finder (explorador de archivos). Por lo que bajo una carga ligera de software, el portátil va perfecto, si somos un poco más exigentes, inevitablemente el hardware mostrará debilidades. Claro, si somos usuarios avanzados, este MacBook no es para nosotros.

Al haber optado por estos procesadores, Apple también apostaba, una vez más, por una GPU integrada. Ésta cumple muy bien con mover el SO, y algunos juegos con gráficos ligeros, pero evidentemente con títulos un tanto más exigentes la experiencia pasa a ser un tanto mala. Aquí insistimos con el tema de que los Mac no son para juegos, pero al menos Hearthstone lo pudo mover sin problemas.

Del almacenamiento SSD poco tenemos que decir. Las velocidades de transferencia son las esperadas para este tipo de unidades. En nuestra prueba ejecutamos Blackmagic y los resultados que nos mostró fueron las siguientes:

Sobre la memoria RAM, sólo agradecemos que Apple haya decidido dar como base 8GB. Desgraciadamente extrañamos más opciones de configuración, el modelo siguiente del aquí analizado solo se diferencia en la velocidad del procesador, que es de 1.2 Ghz., y en la capacidad de almacenamiento: 512GB.

Una batería justa para el día a día

Este MacBook es un dispositivo móvil, es decir, su peso y tamaño nos invitan a que sea aquel gadget que nos llevamos si trabajaremos fuera de casa, si vamos a un evento —como mi caso—, o si tenemos que trabajar en la escuela. Pero ¿la autonomía apoya esa idea? sí y no, lo explicamos.

Sobre el papel Apple promete que el portátil sobrevivirá unas 9 horas sin necesitar de su cargador, todo gracias a un interesante trabajo de ingeniería en el que se aprovechó todo el cuerpo del dispositivo para crear una batería que ocupa la mayor parte de espacio sobrante en el interior de la carcasa.

Macbook 2015 Analisis 12

En nuestras pruebas vivimos dos situaciones. Una donde nos aventuramos a salir de casa y trabajamos toda una jornada por breves tiempos, de las 9 AM a las 8 PM, y el portátil sobrevivió sin ningún problema, es más, llegando a casa todavía ofrecía un 15% de batería. La segunda fue estando en casa utilizando el equipo como ordenador principal, aquí la cifra de autonomía fue de poco más de 8 horas, algo que está al margen de lo prometido por Apple.

Sin embargo, si bien cumple con lo que promete, comparándolo con otros equipos del mercado, incluso con los famosos MacBook Air que se caracterizan por llevar las cifras de autonomía hasta el límite, este MacBook se queda corto.

El tamaño del dispositivo no les ha permitido integrar una batería de mayor capacidad, esa es una limitante técnica inevitable, no obstante, la promesa que hacen los procesadores Core M de ofrecer dispositivos portátiles con gran autonomía se cumple a medias en este equipo. Insistimos, eso lo vemos sólo si comparamos las cifras de autonomía con las de otros portátiles del mercado.

Viviendo sólo con un puerto USB

Estamos llegando al final de la reseña, por lo que hemos dejado para el último uno de los aspectos más controvertidos en este MacBook: la inclusión de un solo puerto, o mejor dicho, la inclusión de un único USB Type-C.

Desde el anuncio del portátil surgieron un montón de críticas sobre este aspecto, pero en realidad ¿cómo es vivir con un solo puerto USB Type-C en un dispositivo que es para uso principal?. Nuestra respuesta es simple y sencilla: frustrante.

Macbook 2015 Analisis 14

Para aquellos que usualmente conectamos otros dispositivos a nuestro ordenador —por ejemplo: memorias USB, nuestro móvil, tablet, o tarjetas SD— o habrá que pasar por la nube para la transferencia de ficheros desde otro equipo donde sí los podemos conectar, o tendremos que pasar a la tienda en línea de Apple y comprar una serie de adaptadores. Que no, para nada son baratos.

No podemos negar que USB Type-C es el futuro, no solo para portátiles, sino para móviles y tablets.

Pero más allá del gasto del adaptador —que sí, lo reprobamos totalmente— la necesidad de cargar con algo adicional al equipo cuando vamos de salida es lo que se contradice con su ideología principal: aquella que alega de que el dispositivo está pensado para el mundo portátil.

Macbook 2015 Analisis 16

No podemos negar que USB Type-C es el futuro, no solo para portátiles, sino para móviles y tablets, y es más podemos casi asegurar que su implementación crecerá a partir de que Apple lo haya integrado, sin embargo, tampoco podemos negar que la decisión apresurada que tomó la gente de Cupertino en integrarlo como único en este modelo le pasará la factura..

Eso sí, una de las ventajas de este USB Type-C es el tema de la alimentación. A comparación de otros cargadores, el que incluye este MacBook es sumamente pequeño —apenas más grande que el del iPad Air— y portátil. Además que el cable de alimentación es independiente al cargador, así que probablemente en un futuro éste mismo funcione para cargar otros dispositivos.

Macbook 2015 Analisis 17

La opinión de Xataka México

El diseño del MacBook es impecable, y de hecho es una muestra más de las enormes capacidades de diseño industrial que tiene Apple. Su pantalla igualmente sorprende, principalmente por ese mínimo grosor y gran calidad. Y los periféricos han recibido importantes novedades tecnológicas para permitir crear un equipo muy, pero muy, delgado.

Por otra parte, el tema del hardware es el que más podemos criticar. Ya que si bien estos nuevos procesadores permiten crear dispositivos con diseños que hace unos años creíamos imposibles, sacrifican de forma notable la potencia. Aunque este problema apunta más hacia la juventud de los chips Core M; Intel debe estar planteándose hacer una renovación de éstos, y es lógico que Apple sea uno de los primeros en integrarlos en una nueva versión de este MacBook.

Con este MacBook la compañía se adelantó a la nueva generación de portátiles.

En lo que respecta a su precio, tendríamos que estar locos para no confirmar que este MacBook es caro. Si bien su pantalla, tecnología del trackpad, y teclado, son cuestiones que no podremos obtener en otro Mac, no creemos que justifican su precio, y esa sensación se incrementa después de conocer el tipo de chips que integra. Aunque ojo, al menos en México, son diferentes fabricantes los que están apostando por precios elevados en equipos similares.

Macbook 2015 Analisis

Apple una vez más lo ha hecho. Con este MacBook la compañía se adelantó a la nueva generación de portátiles. No podemos decir que este modelo es una revolución del mercado, pero sí es probable que sirva como referencia para los productos que veremos llegar en los próximos meses: delgados, metalicos, fanless, y con un único puerto.

No obstante, el que haya sido el primero en llegar inevitablemente resultará contraproducente. Ya que llega preparado para un mundo inalámbrico y móvil, cuando desgraciadamente el usuario promedio no está listo para adentrarse de lleno en él.

A favor

  • Diseño impecable.
  • Pantalla de gran calidad.
  • Uno de los mejores trackpad del mercado.

En contra

  • Precio elevado.
  • Rendimiento limitado.
  • No, actualmente no podemos vivir solo con un USB Type-C.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos