Compartir
Publicidad
Galaxy Note 9, primeras impresiones: la combinación con el S9 nos arroja un smartphone más que sexy
Celulares y Smartphones

Galaxy Note 9, primeras impresiones: la combinación con el S9 nos arroja un smartphone más que sexy

Publicidad
Publicidad

Que si la mejor pantalla del mundo, que si el smartphone más grande de la línea, que si llega con Snapdragon a México en vez de Exynos, o que su precio es simple y llanamente estratosférico.

Hemos dicho variedad sobre el lanzamiento más reciente de Samsung, aquel con el que buscan conquistar una vez más el segmento de personas que utilizan su smartphone para el trabajo o para la escuela, pero ahora, venimos a confirmar que es tan sexy como un viernes después de una larga semana.

Samsung ha citado a prensa e invitados para hacer el lanzamiento del Galaxy Note 9 en México. Nada nuevo bajo el sol en la parte de los anuncios, pero sí ya hemos tomado el smartphone en manos y jugueteado con el S-Pen. Por aquí las primeras impresiones en video.

El más grande, aunque no lo parezca

Yo que no soy de smartphones grandes, no he odiado al Note 9. La línea de la que Samsung se enorgullece por sus muchas pulgadas al frente enamoró a todo un sector, e incluso, la firma coreana sugiere que la línea Note está detrás de los nuevos estándares de enormes pantallas en todo el mercado.

Bien a bien no podría asegurarlo, pero lo que sí, es que el Note 9 con sus 6.4 pulgadas en pantalla no es el terror para las manos chicas y medianas. El incremento marginal en pantalla también se manifiesta de la misma manera -marginal- en el incremento de ancho con apenas 1.6 milímetros más. En el peso el ajuste también es mínimo, con solo 6 gramos, lo que coloca al nuevo hijo de la familia Note en los 201 gramos.

Así, a pesar de que Samsung anuncia con bombo y platillo al smartphone como su más grande, se nota francamente su autolimitación y buen trabajo de construcción.

Lo que sí, es que el smartphone está llamado a ser uno de los más hermosos lanzamientos del año. El cristal en el reverso le da toda la sensación premium que debería tener un dispositivo del precio del Note 9. Puntos aparte para ese reacomodo que colocó al sensor de huellas al sur del arreglo fotográfico. Desafortunadamente para las manos más chicas es probable que el sensor siga quedando fuera de los límites del dedo índice si se le sujeta al smartphone desde abajo.

Pero que el cristal no engañe a nadie: el Note 9 debería cumplir con todas las exigencias diarias. Cuenta con certificación IP68 y también con Gorilla Glass 5.
Secuencia 01 00 00 49 11 Imagen Fija023

Previo al lanzamiento sin duda el color que hace más eco es el Ocean Blue, no solo por el tono metálico del azul, sino por la combinación del tan llamativo amarillo que revista al S-Pen. En vivo, con bajas condiciones de luz es fácil que el Ocean Blue se perciba solamente como negro, de manera que he el que verdaderamente se diferencia es el Lavender Purple con el que pueden deleitarse en las imágenes de este texto.

En suma, el Note 9 es por fuera un paso adelante del Note 8, en donde el cambio más drástico se encuentra a sus espaldas. Samsung se siente cómodo con el diseño logrado a través de 8 generaciones, y ha quebrado la cabeza para la novena y apostar por lo seguro.

Una pantalla elegante que cumple, al menos en condiciones de poca luz

Secuencia 01 00 01 21 05 Imagen Fija021

Protagonista por completo, la pantalla cumple a rajatabla con lo prometido en cuanto a ángulos de visión y reproducción de color. Desafortunadamente solo hemos podido ver el smartphone en condiciones de baja luminosidad, de manera que no podemos garantizar que su calidad se mantenga ante el rayo batiente del sol.

La otra desventaja de no poder usarlo con luz de día es lo que respecta a los nits en brillo. En efecto en su máximo nivel estamos ante una pantalla sumamente luminosa, pero solo de día y con el brillo automático podremos contrastar el brillo máximo de la modalidad, que supuestamente le llevaría cerca de 500 nits al brillo máximo manual.

Cuatro modalidades permiten configurar balance de color en pantalla de acuerdo a cada usuario: "Adaptive Display", "Cine AMOLED", "Foto AMOLED" y "Básico".
Secuencia 01 00 00 43 03 Imagen Fija024

El espíritu del S9

Esa cámara dual de 12 megapixeles en cada sensor tiene toda la pinta de querer a mantener a Samsung en referente en cámaras para móviles, como si se tratara de un posicionamiento diciéndole a su nicho de mercado que el interés por generar las mejores condiciones no solo se quedarán con la línea de los S.

He podido comprobar de primera mano lo brillante de los resultados del lente con apertura variable, sobre todo cuando se le coloca el f/1.5. El segundo sensor es en realidad solo un telefoto de f/2.4, que servirá para recopilar más información y atender las demandas relacionadas con mucha profundidad de campo. Lo importante es la estabilización óptica, que garantiza que será algo difícil conseguir una imagen borrosa.

Pero sí, llega a ocurrir. El Note 9, a sabiendas de que no es infalible, incorpora un sistema de alertas por el que le deja saber al usuario, inmediatamente después de tomar una foto, si esta no se capturó adecuadamente, si hay algún elemento borroso, poco nítido, o, en el caso de tratarse de un retrato o una selfie grupal, si alguien ha cerrado los ojos.

Secuencia 01 00 04 07 23 Imagen Fija019

La evolución del stylus

Es momento de hablar de la S-Pen. El elemento característico de la serie de los Note ha crecido, y ya no solo sirve como un stylus para ocuparle al dibujar o colorear en la pantalla. La maduración del S-Pen se tradujo en la incorporación de bluetooth, para que ahora pueda funcionar para controlar el dispositivo a distancia.

Le hemos probado para tres tareas: captura de fotos, para deslizar fotos en la galería, y para la reproducción de música. Mientras que para tomar fotos es tan sencillo como presionar una vez el botón, para las otras dos hay más opciones. En la galería un toque significa avanzar, y dos retroceder, misma mecánica para la reproducción de música.

Lo importante es que funciona como se promete. No hay ningún indicio de lag, al presionar el botón las acciones se ejecutan de inmediato. Un dato interesante: en el evento nos ha tomado un paseo por varios Note 9 encontrar alguno con el S-Pen cargado. Cuando el S-Pen se descarga vasta con colocarlo en su lugar, dentro del smartphone, por un tiempo de 40 segundos. La carga alcanzada en ese tiempo debería ser suficiente para lo correspondiente a 200 clicks de funcionamiento. Así nomás.

Secuencia 01 00 02 47 25 Imagen Fija018

Por último, la activación del S-Pen se hace en el menú de configuraciones, aunque claro que tenemos el icono que funciona como acceso directo en la barra de notificaciones.

Precisamente en el menú que se despliega con accesos directos también podemos hallar el Modo DeX. Como se los hemos comentado, con ayuda de un convertidor de Type-C a HDMI, podremos conectar el Note 9 a un monitor, y activando el Modo DeX, conseguir en el monitor la sensación de estar ante una interfaz de desktop. No basta con conectar cable, una vez después de hecho hay que activar el modo DeX y entonces sí, en apenas unos segundos veremos desplegada la interfaz en el monitor.

Si no se tiene a la mano un mouse, siempre la pantalla del Note 9 puede servir como un trackpad.

Secuencia 01 00 01 49 21 Imagen Fija020

El costo de crecer

El conjunto de mejoras llega no de forma gratuita. El costo de la versión con 128 GB de almacenamiento interno y 6 GB de RAM se encuentra en los 24,999 pesos. Mientras tanto la versión de 512 GB de almacenamiento y 8 GB de RAM asciende a los 30,000 pesos.

Solo como dato curioso, en el evento de lanzamiento hubo una promoción que colocó al Note 9 versión "Premium" al precio del hermano menor. Las piezas desde luego volaron.

Por lo que hemos visto, el Note 9 es todo lo que promete, pero eso no lo hace ser para todos. El S-Pen es un accesorio bonito y atractivo, pero que a la vez por su acotada funcionalidad parece que su papel es la de ser un potente gimmick, que la de ser una herramienta totalmente necesaria.

La pantalla es absolutamente soberbia. No ha sido necesaria que le sometamos a las pruebas más duras para que le sintamos como la evolución natural del Note 8, aquella que tanto aplauso recibió el año pasado.

Y el diseño, es sin duda uno de los más notorios en lo que va del año. El arreglo horizontal de cámaras en el reverso le hace verse menos formal y más cuadrado, pero quizás el toque de sobriedad no le viene nada mal para el mercado al que va dirigido.

En conjunto, las expectativas parecen haberse fundado sobre material real, y el Note 9 podría ser todo lo que se prometió. Nadie dijo que estar a la altura de las expectativas sería barato.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio