Dos micrófonos capturaron el sonido de Marte: así se escuchan sus ráfagas de viento y las llantas del Perseverance paseando sobre él

Dos micrófonos capturaron el sonido de Marte: así se escuchan sus ráfagas de viento y las llantas del Perseverance paseando sobre él
1 comentario

El rover Perseverance de la NASA durante su misión en Marte ha logrado registrar casi cinco horas de ráfagas de viento marciano, las ruedas del rover crujiendo y los motores zumbando mientras mueve su brazo robótico. Estos sonidos, permiten a los científicos e ingenieros experimentar el planeta rojo de nuevas formas.

El Perseverance es el primer rover que graba los sonidos del planeta utilizando micrófonos dedicados que se pueden encontrar disponibles comercialmente. Estos dispositivos, se encuentran ubicados uno a un costado de su chasis y el otro en su mástil, que funciona como complemento para las investigaciones con el láser del SuperCam, que le permite analizar rocas y la atmósfera.

En el siguiente video puedes escuchar los sonidos de Marte captados por el Perseverance (se recomiendan audífonos)

Debido a que el láser de la SuperCam pulsa hasta cientos de veces por cada objetivo que estudia de rocas y suelo, el micrófono ubicado en esta zona ya ha registrado más de 25, 000 disparos laser, lo que ha permitido aprender sobre los cambios en la atmósfera del planeta.

Gracias a que se encuentra posicionado en el mástil, el dispositivo puede monitorear las "micro turbulencias" (cambios mínimos en el aire) que sirve para complementar los sensores de viento dedicados del rover, como parte de las herramientas atmosféricas MEDA (Analizador Ambiental de Dinámica de Marte).

micrófonos del perseverance

Los sensores del MEDA toman muestras de velocidad, precisión y temperatura del viento una o dos veces por segundo durante un máximo de dos horas por medición, mientras que el micrófono puede proporcionar información similar a una velocidad de 20,000 veces por segundo durante varios minutos, "complementando" la investigación.

Además, este dispositivo permite entender la forma en que se propaga el sonido en el planeta. Esto porque al ser la atmósfera de Marte menos densa que en la Tierra, se sabía que los sonidos de tonos más altos serían más complicados de escuchar e incluso había científicos que no estaban seguros se captaría algo.

Micrófonos mástil
El micrófono en el mástil del Perseverance

Sin embargo, el micrófono fue capaz de registrar el sonido de los rotores del helicóptero Ingenuity durante su cuarto vuelo, realizado el 30 de abril, a una distancia de 80 metros. Gracias a esta información, los investigadores pudieron eliminar dos de los tres modelos desarrollados para anticipar la forma en que se propaga el sonido por la superficie de Marte.

El sonido en Marte llega mucho más lejos de lo que pensábamos, te muestra lo importante que es hacer ciencia de campo
Nina Lanza, científica de SuperCam

Monitorear al rover "escuchando" el sonido de sus componentes

El poder "escuchar" en Marte también tiene otros beneficios, para el mantenimiento del rover. Para esto, el monitoreo tradicional implica apuntar las cámaras del Perseverance para analizar el desgaste de sus ruedas y el polvo que se acumula en los paneles solares, pero con micrófonos, se puede comprobar su rendimiento de la misma forma que un mecánico lo hace escuchando el motor de un auto.

Microfono Del Chasis
El micrófono ubicado en el cuerpo del rover

Hasta ahora no hay suficientes grabaciones para detectar cambios, pero con el paso del tiempo se pueden analizar los datos y encontrar diferencias sutiles de las ruedas y otros sistemas internos, como la corriente eléctrica que puede ir a una de las llantas y que se sumaría a la información para mantener el registro de la salud del rover.

Una nueva forma de complementar los análisis

Aunque no es la primera vez que podemos escuchar sonidos de la superficie de Marte, si es una nueva etapa que permite aprovechar el material captado para complementarlo con otras investigaciones que realiza el rover.

En mayo de este año, el Perseverance ya logró grabar su primer audio y video del Ingenuity, mientras que en junio, el rover chino Zhurong también pudo enviar sonidos e imágenes donde se podía ver (y oír) al vehículo descendiendo de su orbitador.

Temas
Inicio