El inodoro de la cápsula en que SpaceX llevó a civiles al espacio se descompuso, así que ellos tuvieron que arreglarlo en plena misión

El inodoro de la cápsula en que SpaceX llevó a civiles al espacio se descompuso, así que ellos tuvieron que arreglarlo en plena misión
2 comentarios

La primera misión tripulada únicamente por civiles a mediados de septiembre tuvo una complicación: el ventilador de la taza del baño no funcionaba correctamente, por lo que personal de SpaceX tuvo que darles instrucciones de como arreglarlo en lapsos marcados por interrupciones en las comunicaciones.

Los ventiladores en el espacio se utilizan para generar succión y hacer que los desechos vayan en la dirección correcta, pero el que llevaba la cápsula Dragon "Resilence" funcionó mal, lo que terminó por activar una alarma de acuerdo con uno de los astronautas, Jared Isaacsman.

Los astronautas tuvieron que recibir ayuda de Control de Misión para arreglar la falla

Tras revisar cuál era el problema, la tripulación tuvo que ser asistida por el equipo técnico de SpaceX desde Tierra para que pudieran arreglar el ventilador, pero los frecuentes cortes en la comunicación hicieron que el procedimiento se volviera lento. Isaacman señaló incluso que estos apagones en la comunicación fueron aproximadamente el 10% del tiempo que se encontraron en órbita.

Al final, el equipo del Inspiration4 pudo solucionar el problema y hacer que el baño funcionara correctamente, por lo que nunca se enfrentaron a la situación de tener algún deshecho indeseado flotando en la cabina.

Capsula Crew Dragon

Isaacsman también dijo que la tripulación se había preparado previo al vuelo hablando con algunos astronautas de la NASA sobre el procedimiento para usar el baño, una de las actividades más difíciles e incómodas de toda travesía fuera del planeta.

Después del regreso de la cápsula, Elon Musk ya había declarado que tras encontrarse con algunos "desafíos" durante el vuelo, para el siguiente vuelo de la cápsula harían algunas mejoras en los baños, pero en ese momento no aportó información adicional sobre las complicaciones ni cuáles serían las medidas a tomar.

Una vista estupenda para ir al baño

El inodoro de la Crew Dragon para esta misión se encontraba ubicado en el techo de la nave espacial, justo donde está también la cúpula de vidrio para observar el espacio, por lo que los tripulantes podían seguir disfrutando de una vista de 360 grados mientras realizaban sus necesidades fisiológicas.

Inspiration 4 Cupula

En el tema de la privacidad, los astronautas detallaron que había un estilo de cortina que tapaba toda la zona superior de la nave, dándoles un poco de espacio, mientras que aprender a utilizar el baño era parte de un riguroso entrenamiento previo al vuelo.

Posiblemente conoceremos más información al respecto el 30 de septiembre, cuando se libere el último episodio de la serie documental Cuenta Regresiva: Misión Espacial que Netflix estaba realizando junto a SpaceX para capturar todo el contenido relativo al vuelo.

Temas
Inicio