Compartir
Publicidad
¿Te toca cambiar de móvil? A mi también y ya cambié
Celulares y Smartphones

¿Te toca cambiar de móvil? A mi también y ya cambié

Publicidad
Publicidad

Hace poco más de un mes escribí un artículo sobre el hecho de que me tocaba cambiar de móvil y no sabía por cuál. Señalé que luego de dos años y dos meses con mi querido Motorola Moto X 2014 había llegado el momento de decirnos adiós. Describí las dificultades que había encontrado por encontrar un sustituto que por un precio adecuado me brindase atribuciones técnicas aceptables.

Pues bien, hace poco más de diez días me hice con el sucesor de mi hoy ya retirado (pero no olvidado) amigo Moto X. Mi nuevo móvil posee una pantalla de 5.5 pulgadas, 64GB de almacenamiento y 4GB de RAM a un precio que se ajustó a mi presupuesto límite de 8,000 pesos. ¿Cuál ha sido su desempeño en estos primeros días? ¿Cómo me siento con mi nuevo móvil?

Recordando mis opciones

Es un hecho que cada quién define su lista de especificaciones técnicas al andar en busca de un nuevo móvil. Unos van más por la forma que por el fondo o viceversa. Otros buscan el de mayor precio sin importar que hace o deja de hacer. Para mi caso debía cumplir con lo siguiente:

  1. Pantalla de 5.5 pulgadas
  2. Batería igual o mayor a los 3,000 mAh
  3. Mayor tamaño de pantalla posible respecto al cuerpo (o frente) del móvil
  4. Software Android lo más puro posible
  5. Preferentemente de marca conocida y con presencia oficial en México
  6. Diseño atractivo.
  7. Modelo 2016
  8. Cámara mejor que la de mi Moto X 2014
  9. Memoria de 32GB
  10. Precio máximo de $8,000

Los modelos que encajaban o se acercaban a tales características fueron; Moto X Style, Moto X Play, Moto Z Play, Huawei Mate 8, Asus Zenfone 3, Xiaomi Redmi Note 4 y Nokia 6.

De dicho listado de teléfonos el Nokia 6 era el que más me llamaba la atención pero su chipset Snapdragon 425 me hacía dudar. También el tiempo de espera para su arribo a México, aunque es posible que Nokia nos sorprenda y lo ponga el mismo día de su presentación en el MWC a la venta a nivel mundial.

El otro móvil que me atraía era el Mate 8 pero su precio estaba poco arriba de ocho mil (con un SIM). Su tamaño y dudosa actualización a una versión siguiente de Nougat eran otras variables que me inquietaban.

Uno más; el Xiaomi Note 3 Pro aunque no en la lista era muy tentador por precio y prestaciones, pero al ser del 2015 y por que no recibirá siguiente versión de Nougat quedaba descartado. Del Note 4 no hay ninguna señal del fabricante de si saldrá una versión para las Américas.

Estaba también el hecho de la ya muy próxima Mobile World Congress (MWC) 2017 y la cascada de nuevos teléfonos a ser presentados pero ¿cuándo llegarían a México? ¿encajaría alguno de buenas prestaciones por menos de $8,000 pesos? ¿Y si no es así habré perdido tiempo que bien pude haber disfrutado con mi nuevo móvil?

En mi artículo de hace un mes concluí señalando que mientras Xiaomi o Nokia decidiesen “atender” mis requerimientos o bien el Mate 8 terminase por convencer a las bolsas de mis pantalones, yo seguiría con mi Moto X 2014 por un tiempo más.

Pues bien, las cosas han cambiado. Al final no opté por el Mate 8*. Tampoco decidí esperar más tiempo a Nokia y a Xiaomi. Elegí a un fabricante que apenas comienza a abrirse un espacio en el mercado de los móviles en México y que estaba en mi lista de opciones.

Mate 8 Huawei Mate 8; un digno finalista. Imagen: Xataka México.

Mi nuevo móvil

Señalé en mi artículo previo que a este móvil lo descubrí en una visita a un Best Buy y que acudí una segunda vez exclusivamente para volverlo a sentir, luego de haber revisado la review de mis colegas, pues ello me serviría para enfocarme en los aspectos negativos del móvil.

Igualmente había visitado páginas de Filipinas (hablan y escriben inglés) para leer comentarios de consumidores de aquellas tierras, pues fue por aquellos rumbos donde primero se lanzó este modelo. En otras palabras, había investigado tanto como había podido. Habiendo dicho todo esto, al final opté por comprarme el… Zenfone 3 de Asus, empresa taiwanesa más conocida por fabricar laptops y hardware para PC ¿Cuál es su diseño dado que es una marca poco conocida en México en móviles? Enseguida una foto del fabricante.

Az3 1 Asus Zenfone 3; el ganador...por ahora. Tiempo dirá si fue la mejor opción. Imagen: Asus

En noviembre pasado anunciamos que Asus por fin había decidido comercializar sus smartphones en el país. Antes los podía uno conseguir, pero a través de terceros. Uno de tales móviles traídos a México es su estandarte Zenfone 3, ubicado en el rango “súper gama media” o “media-alta”.

El Zenfone 3 (modelo (ZE552KL y presentado en mayo de 2016) me costó 7,999 pesos aunque en realidad pagué 7,200 pesos (otra razón para comprarlo) pues en Best Buy había promoción que por cada 1,000 pesos de compra te daban un cupón de 100 pesos. Para alcanzar los 8,000 pesos agregué al carrito un par de plumas por 20 pesos y listo. Me hice con mi cupón de 800 pesos.

¿Cuáles son sus características principales? 4GB de RAM y 64GB de memoria. Tiene conector USB Type-C, chipset Qualcomm Snapdragon 625, pantalla Full HD, batería de 3000mAh, Doble SIM, peso de 155g, cámara frontal de 8MP y trasera de 16MP.

Todas estas prestaciones técnicas son mayores de las que tenía mi Moto X 2014 (me costó 6,500 pesos en noviembre de 2014) y que eran; RAM de 2GB, memoria de 32GB, batería de 2300mAh, un solo SIM, cámara de 13MP, entre otros. Resolución de pantalla es la misma.

Zenfone 3 Vs Moto X 2014 2 Moto X 2014 vs Zenfone 3; pasado vs futuro. Imagen: JVD

En seguida haré una descripción de los pros y contras de mi nuevo móvil a dos semanas de haberlo adquirido. Ésta va con el enfoque de un consumidor estándar que busca un móvil en el cual confiar, sentirse cómodo y hasta orgulloso, durable en hardware y actualizable en software.

Los contras; ¿bloatware? y diseño mejorable

La crítica más común que encontré en todas las review y páginas visitadas es el bloatware que incluye Asus en sus móviles, es decir apps que uno no necesita y vienen incluidas de fábrica. En este caso hablo de apps como Minimovie, Zencircle, Splendid o Zentalk, las cuales ya exploré pero que no pienso usar. Ahora bien, su presencia no ha interferido (hasta ahora) con el desempeño del teléfono.

Para los puristas en este aspecto, Asus tiene que trabajar pero siendo justos Motorola y Google igualmente incluyen apps que nunca utilicé en mi Moto X 2014 como las de Google Play Juegos, Google Play Kiosko y Google Play Libros o los odiosos teclados de Google para los idiomas hindú y coreano que se incluyen por default. Esto también podría considerarse como bloatware. En resumen; en este tema muy pocos fabricantes se salvan o ¿acaso alguno?.

El otro aspecto (menor) criticable es su diseño. Los lados o contornos del móvil son muy similares a las de un iPhone 6, pero sus esquinas son menos curveadas. La parte trasera es de un diseño único, y el frente igualmente.

Por otra parte, sus marcos superior e inferior pudieran ser más delgados como los que usa Samsung para sus gamas altas, aunque esto supongo hubiera interferido en su costo. Estos marcos en mi Moto X 2014 eran mínimos, aunque sus botones estaba en la pantalla. Ahora en mi Zenfone 3 están fuera de ella, lo cual hace que la totalidad de la pantalla cumpla con su función que es mostrar contenido.

Otro aspecto del diseño un tanto negativo es que es muy resbaladizo en la mano, derivado de que es de cristal por ambos lados y sus orillas de metal. Es difícil tomarle confianza al agarre debido a que, con cualquier distracción de tus dedos o manos, puede caer.

Una contra más. Al tratarse de un terminal recién aterrizado en México los accesorios son imposibles de conseguir. El protector de pantalla y la funda los pedí por Amazon y me llegarán en tres o cuatro semanas (servicio estándar). Resalto que los diseños de las fundas son limitados.

Otras limitaciones es que no es repelente al agua y no tiene NFC, que en mi caso nunca lo he usado. Ambas prestaciones sí las tenía mi Moto X 2014.

Alguno dirá que la tenencia de un chipset Snapdragon 625 es otra contra, pero recordar que hablamos de un móvil gama media-alta con costo de 7,999 pesos. El Moto Z Play trae el mismo chipset y vale 9,999 pesos en la página de Motorola. El Samsung A7 2016 trae un Snapdragon 615 (y los modelos A 2017, gama media-alta, extremadamente caros).

Finalmente está el tema de la actualización de software. Tiene Android Marshmallow y es un hecho que recibirá Nougat, el cual ya estaba disponible para descargar vía OTA pero Asus tuvo de retirarlo por mal desempeño. Independientemente de ello ¿habrá actualización luego de Nougat, es decir dos actualizaciones como las garantiza Motorola? Nada se sabe, pero la reputación de Asus con modelos anteriores es de sólo una actualización. Lo sabré en 2018.

Hasta aquí los contras que le he identificado en dos semanas de uso. Posible salgan más en el tiempo. Posible también que algunos se convierta en pros.

Az3 Hasta ahora un rendimiento muy aceptable. Imagen: JVD

Los pros; batería DURABLE, prestaciones de buen nivel y rendimiento destacado

Toca el turno de los pros. Comienzo con el lector de huellas en parte trasera. Es una comodidad enorme el acceder a tu móvil con un mínimo movimiento de dedo. Aquí entramos al debate de si es mejor lo tenga por delante (Apple, Samsung) o atrás (Asus, Huawei). Considero es mejor por atrás y no porque tenga un Asus, sino por maniobrabilidad. Ahora me explico.

Cuando vas en metro o caminando y una de las manos la traes ocupada es simple sujetar el móvil con la otra y colocar el dedo índice para desbloquearlo. Si lo trae al frente debes hacer una maniobra extra al menos que lo desbloquees con el dedo pulgar. Por otro lado, pensarán que cuando lo tienes en una mesa y boca-arriba se desaprovecha el lector de huellas, sin embargo lo desbloqueas mediante PIN o patrón. Te lleva un par de segundos más, ciertamente. En resumen ¿dónde debe de ir el lector de huellas? Cuestión de gustos.

Entro a mi pro favorito: la batería. Si con mi Moto X 2014 la batería era un calvario, con mi Zenfone 3 estoy en el paraíso. No sé cómo demonios hace Asus para aprovechar al máximo una batería de 3000 mAh que inicialmente se me antojaba chica para un móvil con 5.5 pulgadas de pantalla. Pues bien, su duración es tremenda.

En un día de mucho uso del móvil (TuneIn, YouTube, llamadas, radio, música grabada, navegar) y de 7am a 10pm, terminó con un 20%-25% de batería. Bajo uso “normal” (que es muy relativo y dependiente por la persona) su duración es sobresaliente. Una vez comencé mi día con 80% de carga y terminé a las 10pm con 20%.

Un hecho que destaco en este tema es que el desgaste de la batería por la noche (mientras duerme) y conectado a wifi es bajo; de 4% a 6%. Mi Moto X 2014 se gastaba de 9% a 12%. Si con Marshmallow la batería muestra tal desempeño, supongo que cuando reciba Nougat será mucho más rendidora.

El móvil también tiene carga rápida a través de su puerto USB Type-C, aunque no sobresaliente. En 15 minutos cargó de 25% a 45% y en 25 minutos cargó hasta 65%. La tenencia de doble SIM es otro pro pues significa que es de memoria expandible (hasta 256GB) o bien usarlo con dos operadores. Además trae radio FM, que ayuda a ahorrarte algunos megabytes pues dejas de usar radio por internet.

Entramos al tema de la pantalla, que es de 5.5 pulgadas. No es lo mismo sentir un teléfono exhibido en alguna tienda que usarlo ya en el diario. Lo digo porque cuando abrí la caja y lo puse en mi mano, se me hizo grande al venir de uno con pantalla de 5.2 pulgadas. Tuve mis temores. Pero igual me pasó cuando brinqué del Moto X 2013 (4.7 pulgadas) al Moto X 2014. Es asunto de acostumbrarse, lo cual luego de dos semanas ya lo estoy.

La pantalla grande permite mejor ver el contenido y representa (en mi caso) el adiós definitivo a la tablet.

Otro pro es la cámara. Sólo diré dos cosas: primero, comparando en Google Photos aquellas fotos tomadas con el Moto X 2014 y las del Zenfone 3, las de éste último son más nítidas y brillantes; segundo, la velocidad de enfoque y disparo es mayor.

Concluyo con el diseño del software o capa de personalización de Asus llamado ZenUI y cuya versión es 3.0, la última disponible. Luego de haber interactuado tres años y medio con el Android Puro de Motorola ya necesitaba “una cara nueva” que ver.

No es perfecto el diseño del ZenUI 3.0, específicamente el diseño utilizado cuando deslizas hacia abajo la barra de notificaciones. La razón es que ocupa toda la pantalla y sus íconos son grandes. En este muy puntual aspecto me gusta más la de Samsung o Huawei. Aún así, es muy refrescante ver nuevos colores, trazos y diseños de software.

Az3 3 No es perfecto...¿los hay?; el diseño de su ventana de ajustes es mejorable. Veremos si Nougat lo rediseña. Imagen: JVD

Concluyendo

El Mobile World Congress (MWC) organizado cada año en Barcelona está a la vuelta de la esquina (27 febrero al 2 de marzo). En él una mayoría de los fabricantes más conocidos presentarán sus modelos 2017. Por su parte Asus podría esperarse a presentar sus modelos 2017 (entre ellos el Zenfone 4) en el evento Computex que se celebra del 30 de mayo al 3 de junio en Taipei.

En mi artículo de hace un mes señalé que valdría la pena esperar al MWC 2017 pues habrá un aluvión de presentaciones de nuevos móviles, tal como lo señaló en su artículo mi colega Amparo Babiloni de Xataka Móvil. Claramente no lo hice y tendré que esperar a su término para saber si cometí un error. Mi hipótesis (quizá a la defensiva) es que no es así. Esperar a mayo para el Zenfone 4 no era opción.

Ante este escenario y gozando todavía de una luna de miel con mi nuevo Zenfone 3, me pregunto constantemente si hay móvil con el que te sientes 100% feliz. No cuando lo compras (seguro es así por unas horas), sino durante un buen tiempo.

La perfección en el mundo de los smartphones no existe.

Yo no lo creo. Eso sería perfección y ello no existe en el mundo de los smartphones. Bueno, al menos yo no lo he estado con ninguno desde que uso smartphones y que no han sido muchos; Samsung Focus con Windows Phone (2010-2012), Moto Razr Maxx (2012), Galaxy Nexus (2012), Moto X 2013 (2013-2014), Moto X 2014 (2014-2016) y ahora Zenfone 3 (2017-¿?).

De todos ellos uno ha sido mi preferido hasta ahora; el Moto X 2013. Veremos si mi Zenfone 3 llega a ocupar dicho lugar. Más adelante lo sabré, pero luce prometedor.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio
AirPods, análisis

Ver más artículos