El módulo ruso de la Estación Espacial Internacional estuvo a punto de incendiarse: el olor a plástico quemado llegó hasta el módulo de EUA

El módulo ruso de la Estación Espacial Internacional estuvo a punto de incendiarse: el olor a plástico quemado llegó hasta el módulo de EUA
Sin comentarios

Una alarma se disparó en la Estación Espacial Internacional la mañana de este jueves, después de que un sensor detectara humo en el segmento ruso de la instalación. El incidente fue registrado a las 4:55 am hora de Moscú en el módulo de servicio Zvezda, durante la carga automática de la batería, lo que activó la alerta.

De acuerdo con la Roscosmos, la tripulación tuvo que encender los filtros para limpiar la atmósfera, que había quedado con el olor a plástico quemado y que llegó a captarse en el segmento estadounidense, pero la situación quedó rápidamente bajo control. El módulo Zvezda, además de albergar parte de los sistemas de soporte vital de la estación, da alojamiento a dos miembros de la tripulación.

Rusia declaró que el incidente estaba bajo control

Según Roscosmos, la aparición del humo coincidió con la recarga de las baterías de la estación, proceso que se realiza de forma automática, lo que encendió un filtro de aire para eliminar la "contaminación por humo" y refrescar la atmósfera, tras lo cual, la tripulación continuó su noche en "modo descanso". También se dio a conocer que de acuerdo con el grupo de control del segmento ruso, que tras el incidente, todos los sistemas funcionaban normalmente y el aire de la estación se encontraba dentro de los parámetros.

zvezda
Interior del módulo espacial Zvezda, en la Estación Espacial Internacional

Tras el incidente, los cosmonautas Oleg Novitsky y Pyotr Dubrov realizaron la caminata espacial programada de seis horas para terminar de integrar el módulo Nauka, que es la parte más reciente de la estación y donde se registró el encendido automático que hizo que la ISS girara y cayera de su órbita.

Los incendios en el espacio no son algo nuevo, pero tampoco algo común

De acuerdo con el investigador Jonathan McDowell, del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, este tipo de incidentes pueden llegar a ser muy graves, pues hay una probabilidad de que deriven en inhalaciones de humo o incendios directamente por la gran cantidad de material inflamable que hay dentro de la estación.

En febrero de 1997 ya se había registrado un accidente que involucraba fuego en la estación espacial Mir, donde tardaron casi 15 minutos en apagar las llamas y afortunadamente pudieron cortarlo antes de que dañara la estación o hiriera a alguien, lo que derivó en nuevas políticas y medidas de formación para evitar un problema similar.

Temas
Inicio