Las tormentas solares retrasarán el envío de humanos a la Luna y Marte: expertos advierten que se pondrá en peligro a los astronautas

Las tormentas solares retrasarán el envío de humanos a la Luna y Marte: expertos advierten que se pondrá en peligro a los astronautas
Sin comentarios

La NASA tiene el objetivo de llevar nuevamente al hombre a la Luna con la misión Artemis en 2024, pero el calendario programado por la agencia espacial se ve amenazado debido al clima extremo causado por las tormentas solares.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Reading realizó un análisis profundo de los datos del clima espacial de los últimos 150 años para encontrar patrones extremos que puedan poner en peligro a los astronautas y a los satélites.

Los expertos encontraron que es más probable que los eventos climáticos espaciales extremos ocurran al principio de los ciclos solares pares y al final de los ciclos impares, como el que acaba de comenzar. Además, estas condiciones adversas son más probables durante etapas de mayor actividad solar.

El riesgo de no mover el calendario

Jumpstory Download20210520 172915

Estos hallazgos plantearán cambios en la misión Artemis de la NASA y podrían generar un retraso importante hasta finales de la década de 2020.

Mathew Owens, físico espacial de la Universidad de Reading dijo al sitio Phys.org que estos hallazgos permitirán hacer mejores pronósticos del clima de los ciclos solares y que pueden mover misiones espaciales de los próximos años con destino a la Luna y Marte.

El clima espacial extremo es impulsado por enormes erupciones de plasma del Sol, llamadas eyecciones de masa coronal, que llegan a la Tierra.

El Sol atraviesa ciclos regulares de 11 años de su campo magnético, que se pueden notar en la cantidad de manchas solares ubicadas en su superficie. Durante este ciclo, los polos magnéticos norte y sur del Sol cambian de lugar. Cada ciclo incluye una etapa máximo solar, donde la actividad es máxima, y ​​una fase mínima donde es más tranquila.

Los especialistas sugieren que cualquier operación espacial importante planificada más allá de los próximos cinco años tendrá que tener en cuenta la mayor probabilidad de clima extremo al final del ciclo solar actual entre 2026 y 2030.

Temas
Inicio