Mamuts cultivados en laboratorio: Colossal tiene 15 millones de dólares para resucitar al extinto animal y "ayudar al cambio climático"

Mamuts cultivados en laboratorio: Colossal tiene 15 millones de dólares para resucitar al extinto animal y "ayudar al cambio climático"
7 comentarios

Un nuevo proyecto que parece salido de un libro de ciencia ficción, pretende crear un nuevo tipo de animal similar al mamut capaz de soportar las temperaturas extremas que hay en el Ártico. Colossal, desarrollado por el genetista George Church y financiado por el empresario Ben Lamm busca utilizar la ingeniería genética de elefantes asiáticos en peligro de extinción para desarrollar una especie que también contribuya a desacelerar el cambio climático.

El proyecto no es nuevo, pues lleva aproximadamente 15 años en desarrollo, pero hasta ahora nadie había otorgado los suficientes fondos para que los trabajos avanzaran significativamente. Aquí es donde entran los 15 millones de dólares en financiación por Ben Lamm y una variedad de inversores, contra los 100,000 que habían logrado recabar en más de una década.

Proteger a una especie y reducir el cambio climático en un mismo proyecto

Colossal podría tardar solamente seis años en crear su primer mamut, de acuerdo a una entrevista en la CNBC, donde el objetivo es aprovechar estas manadas para reconstruir el Ártico. Los defensores del proyecto, señalan que este podría ralentizar el calentamiento global al desacelerar el derretimiento del permafrost (regiones del suelo permanentemente congeladas), que permitiría reducir la liberación del metano en el planeta.

Al contrario, otros investigadores son escépticos de que Colossal logre su meta, además de que si producen elefantes bebés parecidos a los mamuts, tendrán que hacer frente a cuestionamientos éticos sobre si es válido producir a un animal sobre el que conocemos poco o sobre quién debe decir soltar una nueva especie que puede cambiar de forma profunda un ecosistema.

Glacier Iceland Countries Mountains Ice Sea Water Permafrost 1258707

A pesar de haber existido hace unos 10,000 años, los mamuts son similares genéticamente a los elefantes asiáticos que se encuentran en peligro de extinción, situación por la que se están utilizando como base para el proyecto, para poderlos preservar con modificaciones que incluirán resistencia al virus del herpes y la capacidad de soportar temperaturas que llegan hasta los -40°C.

Este elefante modificado se implantaría en un útero artificial, en un procedimiento similar al utilizado para criar corderos alterados genéticamente en el año 2017 por científicos de Filadelfia.

Corderos Alterados

Los nuevos mamuts cambiarán el ecosistema para cuidar al planet

En un inicio, se plantea sembrar a los mamuts resultantes en el Parque Pleistoceno, una reserva natural al noreste de Siberia, con la intención de a largo plazo restaurar la tundra a su estado prehistórico de pastos en lugar de árboles. Los animales, que se verán y comportarán como mamuts, servirían para derribar los árboles y repoblar la zona con hierba, que tiene mejor capacidad para reflejar la luz del sol que los troncos de las coníferas, además de hacer la nieve menos aislante al estarla aplastando con su paso por el suelo.

Con esto se enfriaría el ecosistema, la cantidad de gas metano que saldría a la superficie sería menor, que afecta hasta 30 veces más que el dióxido de carbono, de acuerdo a Church, generando así un ecosistema más saludable.

Este tipo de proyectos en biología sintética, podría derivar en la creación de nuevas formas de vida que puedan resolver problemas masivos, como la limpieza del petróleo y plástico, así como resolver el rechazo de tejidos y úteros artificiales para mejorar y prolongar la vida de los seres humanos.

Temas
Inicio