Compartir
Publicidad

Adaptar el modelo educativo a los millenials mexicanos, un reto de grandes proporciones

Adaptar el modelo educativo a los millenials mexicanos, un reto de grandes proporciones
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Quiénes son los millenials? Aunque los científicos que estudian las franjas etarias no se han puesto de acuerdo al 100%, podríamos decir que son todas aquellas personas que han nacido entre el año 1980 y el año 2000, es decir, aquellos que desde edades muy tempranas han convivido con el internet y todos sus beneficios. Pero estos jóvenes que quieren las cosas con inmediatez, sufren en las escuelas tradicionales, debido a que los métodos no suelen ser tan interactivos, dinámicos o inmediatos como lo que ofrece la red de redes.

Tomando esto en cuenta, en el Instituto de Innovación y Robótica Educativa en Nayarit se está llevando a cabo una prueba piloto con un modelo educativo basado en la robótica, de acuerdo con la directora del instituto María de los Ángeles Solórzano Murillo, este modelo pretende la creación de ecosistemas de ciencia y tecnología que permitan a los estudiantes una mayor y mejor generación y aprehensión del conocimiento.

Robot 1

Nuestro mundo está digitalizado, eso lo vemos en todos sitios, desde pequeñines que juegan en una tablet o en un smartphone para entretenerse en lo que los padres atienden otros asuntos, hasta jóvenes y adultos que se sienten desnudos cuando no portan su teléfono móvil, esta es la realidad que vivimos y por tanto la creación de nuevos modelos educativos es algo que no debemos dejar de lado. En palabras de María de los Ángeles Solórzano Murillo:

Identificamos que el sistema educativo en México requiere de estudios e investigación formales y sistemáticos que nos ayuden a consolidar un nuevo paradigma educativo, que tenga que ver con una sociotecnopedagogía que sea adecuada para los nativos digitales de nuestro país.

Por ahora el proyecto se encuentra en fase piloto para lo cual se ha tomado una muestra de investigación de 74 niños y niñas desde pre-escolar hasta secundaria, a quienes se les impartió un curso de robótica respetando en todo momento la didáctica correspondiente a cada nivel educativo.

Al ser una investigación cualitativa que se realiza durante los ciclos escolares, es posible formular hipótesis que mediante el trabajo continuo van siendo probadas o rechazadas, se identifican las oportunidades y las fortalezas de las secuencias didácticas y se busca mejorar los resultados.

Un problema que se han encontrado a lo largo de su estudio es que en algunas escuelas que cuentan con tecnología esta se encuentra sub-utilizada, ya que en muchas aulas hay pantallas interactivas, que solo se utilizan como superficies para proyección, y además tenemos aún el uso de los pizarrones (si bien ahora en color blanco).

Su investigación se lleva a cabo en la escuela Orbik, un laboratorio experimental de la empresa Robótica, Innovación y Tecnologías SA de CV. El propósito de esta investigación es que al propiciar el encuentro de los estudiantes con la robótica, el método científico se aprenda como parte de un juego, en el que además de aprender a programar, desarrollan nuevas formas de pensamiento y adquieren habilidades que les permiten influir positivamente en su entorno.

La enseñanza de la robótica no es solo el armado de los prototipos, conlleva otras habilidades, cuando es usada a partir de plataformas comerciales, se puede caer en el error de interactuar con un juguete más, aunque hay beneficios como el hecho de que aprenden a programar o hacer estructuras, pero no hay retos para interrelacionar conceptos, trazar una hipótesis y aplicar el método científico

Orbik Vía Orbik

Es importante respetar la pedagogía concerniente a cada una de las etapas escolares, por ejemplo en pre-escolar es necesario que el niño trabaje con el autodescubrimiento, autodeterminación reflexión, en primaria, los contenidos son más importantes, pero lo fundamental son los valores. Sin embargo, María de los Ángeles sabe que este proyecto es ambicioso, que requiere mucha inversión en plataformas tecnológicas y que por lo tanto no es fácil extenderlo a toda la población estudiantil, pero una vez concluida esa fase de prueba, se ofrecerá a escuelas particulares para que puedan empezar a integrarlo a los métodos tradicionales.

La educación en nuestro país necesita un nuevo motor, y tal vez ese motor podría ser la robótica, o la ciencia, o los descubrimientos tecnológicos, las ingenierías aplicadas desde pequeños, por ahora no se ha descubierto la panacea universal, pero sí reconocemos que queda mucho camino por andar, y muchas metas por alcanzar en el rubro educativo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos