Una pared vacía es todo lo que se necesita para poder ver cuánta gente hay y que hacen dentro de una habitación, según investigación

Una pared vacía es todo lo que se necesita para poder ver cuánta gente hay y que hacen dentro de una habitación, según investigación
Sin comentarios

Una nueva investigación realizada por el Instituto de Tecnología de Massachusetts revela que es posible obtener una gran cantidad de información con solo ver una pared para conocer por ejemplo, cuánta gente está dentro de una habitación así como lo que están haciendo. Este es un nuevo enfoque permite saber que pasa dentro de un determinado espacio sin tener que ver directamente dentro de el.

Para esto, los investigadores aprovecharon todas las fuentes de luz que pueden existir dentro de una habitación y aunque puede no ser evidente a simple vista el cambio, en cada una de las paredes hay sombras, algunas son estáticas, en movimiento, suaves o algunas con bordes duros. Para poder visualizar las sombras y los cambios que se dan en una pared se utilizó una cámara de video de alta resolución con un buen rendimiento en entornos de poca luz.

Esto permitió capturar suficiente información sobre una pared de tal forma que usando técnicas de procesamiento se pudieran ver los movimientos de las distintas sombras dentro de un cuarto, pero también determinar quien los estaba creando (si era uno o varios sujetos).

Así es como logran "ver" en un espacio donde el ojo no es capaz de captar variación

Todo inicia con la cámara de video apuntando a una de las paredes en una habitación (la pared contraria a donde se encuentran las personas), desde donde no puede ver a quienes están dentro del cuarto moviéndose de forma directa. Luego, al material capturado se le aplican una serie de filtros que permiten captar hasta los cambios más leves en la iluminación general de la pared, desde donde se analizan los objetos estacionarios como muebles para clasificarlos y obtener la referencia de como se ve la pared cuando no hay nadie más dentro.

En esta animación se ve la comparativa entre lo que ven las personas (primera parte) y el video pasado por filtros para resaltar las variaciones mínimas de la luz (segunda parte)

Esto permite que al momento de que una persona se encuentre caminando dentro de la habitación y aunque no genere al menos para otra persona una sombra, la variación pueda ser captada por la cámara que analiza cualquier tipo de modificación en la iluminación, pudiendo determinar desde cuántas personas son (entre cero y dos personas) o que actividad está realizando (agachado, levantando las manos, saltando, caminando o estático).

distribución camara
En la imagen podemos ver mejor el ajuste de planos, la cámara ve a un espacio vacío (en este caso la pared y las personas quedan prácticamente a espaldas de la cámara

Los investigadores probaron primero en un espacio cerrado y controlado en las fuentes de luz, pero luego lo llevaron a un entorno abierto donde su sistema, una red neuronal, pudo identificar el número de personas y su actividad sin importar otros factores. La red neuronal tras ser entrenada, tuvo una precisión del 94.4% para contar las personas de los cuartos y el 97.3% de precisión para reconocer la actividad que estaban realizando.

A pesar de los resultados iniciales, los investigadores descubrieron que este sistema es completamente inútil si hay una fuente de luz parpadeante, que puede ir desde una vela hasta una televisión, pues hacen imposible la distinción de sombras a través del movimiento contra las originadas por el parpadeo. Además en los casos de habitaciones con poca luz, el sistema no puede captar tanta información haciendo imposible determinar los objetos dentro de ellas y en situaciones donde los sujetos observados estén demasiado lejos o moviéndose en sincronía.

Temas
Inicio