'Patria', la vacuna hecha en México, es prometedora: una dosis inyectada y otra en la nariz generan inmunidad a COVID, según primer estudio

'Patria', la vacuna hecha en México, es prometedora: una dosis inyectada y otra en la nariz generan inmunidad a COVID, según primer estudio
9 comentarios

Los primeros resultados de la vacuna Patria están listos. El análisis de los efectos de la vacuna en una primera etapa se han enviado al sitio medrvix en donde el documento todavía necesita ser revisado por pares. Pero, a falta de ello, los resultados son alentadores: la vacuna parece ser segura incluso en dosis altas y genera fuerte respuesta celular inmune.

El ensayo consistió en la aplicación de un doble esquema a 91 personas. Todas se dividieron en tres grupos, uno que recibió dos dosis de la vacuna vía intranasal, otro que recibió dos dosis intramusculares y un último que recibió dosis intramuscular y luego vía intranasal. El estudio analizó ambas vías pues asegura que las vacunas que generan inmunidad en mucosa están mejor capacitadas para neutralizar el virus.

Solo los esquemas intramuscular-intranasal e intramuscular-intramuscular, ambos tuvieron como resultado "respuestas robustas de anticuerpos y celular". Aunque hubo respuesta inmune en los esquemas donde las dos dosis se administraron vía intranasal, no se generaron tantos anticuerpos en los sistemas de las personas vacunadas. Independientemente de los anticuerpos en sistema, el estudio reconoce que no pudieron hacerse mediciones de anticuerpos en la mucosa.

Además de la división por vía de aplicación, los sujetos también recibieron tres niveles distintos de dosis, uno bajo, uno medio y alto. Solo los participantes que recibieron dosis alta de la vacuna obtuvieron fuertes respuestas inmunes, de manera que el estudio concluye que una segunda etapa debería realizarse precisamente de involucrar esquemas con altas dosis solo los modelos donde se aplica una primera dosis vía intramuscular y una segunda intranasal, y el modelo por el que ambas dosis son vía intramuscular.

91 participantes del estudio recibieron dos dosis en intervalos de tres semanas

El estudio todavía tiene limitantes importantes dado que es uno con muy pocos sujetos y apenas de primera fase. En el análisis que todavía debe ser revisado por pares se lee que no se analizó la actividad neutralizante de la vacuna contra variantes de preocupación, tales como Ómicron y Delta, pero asegura que una de las bondades de la tecnología implementada es que la vacuna fácilmente podría adaptarse para nuevas variantes del SARS-CoV-2. Otra limitante fue que el estudio no incluyó un grupo que recibiera placebo, y tampoco se compararon respuestas inmunes de la vacuna contra las respuesta producida por otras ya aprobadas.

Del 24 de mayo al 20 de agosto del 2021 fueron evaluados 153 voluntarios, de los cuales dos se retiraron y 49 fueron excluidos por no cumplir con los criterios establecidos. Los 91 restantes fueron divididos en grupos de edad y según el tipo de dosis que recibieron. En todos los casos el intervalo entre las dos dosis fue de tres semanas.

Cómo se hace la vacuna Patria

La vacuna se compone de un virus de la enfermedad de Newcastle que ha sido modificado genéticamente para unirse a la proteína espiga del SARS-CoV-2. El desarrollo fue producido en la Escuela de Medicina Icahn de Monte Sinaí en Nueva York, y después adquirido por México para realizar las pruebas clínicas y, si se prueba su eficacia, la generación masiva de vacunas. Su producción a gran escala sería económica dado que el vector se encuba en embriones de huevos de pollos, el mismo procedimiento que se utiliza para obtener otras vacunas, como la de la influenza.

Dado que se trata de una práctica estándar para la producción de vacunas, el ajuste requerido para una producción masiva de vacunas contra COVID-19 utilizando el método de incubación en huevos de pollos sería relativamente menor.

La Vacuna Mexicana Patria Tiene Primeros Resultados Con Una Dosis Inyectada Y Otra Administrada En Nariz El Esquema Parece Ser Seguro

Las vacunas que se utilizan en los estudios ya están hechos por el laboratorio mexicano Avimex, que tiene desde 2003 una licencia de uso sobre el desarrollo de vacunas a partir del virus de la enfermedad Newcastle. Fue el 13 de abril del 2021 cuando Avimex anunció que el desarrollo se combinaría con la proteína espiga modificada del SARS-CoV-2, HexaPro, desarrollada por la Universidad de Texas, con la intención de generar una vacuna contra COVID-19.

Por ahora no queda más que esperar que el estudio sea analizado por pares. Mientras tanto, otro ensayo de fase II y III con la vacuna Patria está a punto de comenzar en CDMX. En él se analizará la utilidad de la vacuna como refuerzo, siendo aplicada a personas que han desarrollado previa inmunidad producto de haber recibido otras vacunas contra SARS-CoV-2.

Temas
Inicio