Compartir
Publicidad
Movistar en México, entre el olvido y la despedida del país
Telecomunicaciones

Movistar en México, entre el olvido y la despedida del país

Publicidad
Publicidad

Desde varios meses atrás surgió un rumor en el que se plantea la posible venta de Movistar México o simplemente el cese de sus operaciones en el país. Todo debido a lo complicado que le ha resultado consolidarse frente a un mercado de telecomunicaciones cada día más competitivo.

La compañía española, que curiosamente lidera o es fuertemente competitiva en otros países de América Latina, llegó a México en el año 2000, pero no fue hasta que logró la fusión con la compañía Pegaso PCS que logró consolidarse en el país.

Ofrecer a nivel nacional servicio de comunicaciones GSM fue una de las banderas de Movistar para intentar ganar mercado a principios de siglo.

Para ese entonces Telcel ya dominaba el mercado de telecomunicaciones móviles en el país y la llegada de Movistar suponía un golpe a la compañía propiedad del empresario Carlos Slim. Pero lo que podía representar un cambio de paradigma y el inicio de la apertura del sector, termino convirtiéndose en solo un “competidor” más.

¿A qué se debió? La respuesta es cobertura. Sí, el mismo tema que hasta el día de hoy nos aqueja, Si bien en aquellos tiempos tener un teléfono móvil era un lujo, garantizar la cobertura era un sueño. Incluso hablar dentro de tu hogar era algo que pocos podían imaginar.

De hecho, este último punto fue uno de los aspectos que causo la mala fama de Movistar. Recuerdo que mi primera línea móvil fue con la española y la gente no paraba de decir que era mala empresa porque “no tenía cobertura en interiores”, y que “tenías que salirte de casa para hablar”.

Si bien esos comentarios eran ciertos, no era del todo verdad. Ya que incluso el mismo Telcel presentaba de esos problemas.

Haz fama y échate a dormir

Pero parece que nos encanta juzgar antes de conocer. Ya que la mala fama con la que nació Movistar ha prevalecido hasta nuestros días, mientras que Telcel no hacía más que consolidarse como la empresa ideal para la población gracias a su cobertura, mientras que compañías como Iusacell y Nextel lo hacían para el sector empresarial (Gracias al radio y su servicio Blackberry).

En la última década, Movistar modernizó su imagen e incluso empezó a ofrecer promociones bastante agresivas. Todas con resultados bastante flojos. Ya que siempre arrastró la creencia de ofrecer un servicio de muy mala calidad.

En este punto hago un paréntesis, porque considero que las mismas quejas se encuentran en todos los operadores de telefonía móvil.

En los tiempos que un minuto de celular costaba 5 pesos, Movistar te ofrecía hablar por 30 minutos por la misma cantidad.

En los tiempos cuando el minuto costaba 5 pesos. Una de las promociones que más recuerdo que presentó Movistar era la que te permitía por solo 5 pesos hablar 30 minutos de manera continua.

Sin embargo, la política de Telcel “obsequiarte” los primeros cinco minutos a tus contactos frecuentes terminó matando cualquier posibilidad de desarrollo de Movistar y de los otros operadores.

La Portabilidad Numérica tampoco le benefició

Telefonia Movil Mexico

En los tiempos cuando se empezaba a hablar de que podía existir en el país un servicio llamado portabilidad numérica más de uno pensó “ahora si me voy de Telcel”. Telefónica México fue uno de los impulsores y lo que parecía que se convertiría en una oleada de solicitudes de portabilidad terminó dándole más abonados a Telcel.

Los años siguen pasando y Telcel sigue ganando con la portabilidad numérica...

Hace un par de años se anunció la venta de Iusacell y Nextel a AT&T, lo que (desde mi punto de vista) terminó matando las posibilidades de Movistar. Porque la llegada de AT&T a México trajo nuevas oportunidades, planes más agresivos e incluso servicios que antes no contábamos en el país (Como la LADA Nacional e Internacional sin costo). Logrando con apenas unos meses de presencia en el país posicionarse como el operador número dos del sector de la telefonía móvil en México.

¿Qué podemos esperar?

Si bien Movistar se ha ajustado a los tiempos de hoy, ofrecido servicios similares e incluso superiores (en algunos aspectos) a los de su competencia, la gente sigue sin confiar en la compañía.

Por ahora, no se sabe si Movistar dejará el país, venderá su servicio a un operador estadounidense o simplemente abandone el sector de telefonía móvil para centrarse en la reventa de sus servicios para los Operadores Móviles Virtuales.

Por ahora, mientras se define el futuro de la compañía hay que recordar que recientemente Movistar logró adquirir la concesión para el uso de 40 MHz de espectro en la banda de los 2.5 GHz, con la que en el futuro podría ofrecer redes 4.5G, similar a la que ofrece Telcel.

Concesión con la que podría seguir dando batalla en el mercado y además garantizar el servicio a sus 26.27 millones de clientes (entre usuarios fijos y móviles) que confíamos en la compañía. Sin olvidar el soporte que brinda a poco más de millón de clientes que utilizan los OMV. Por lo que incluso analistas de El Economista consideran que podría ser mal negocio su venta.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio