Compartir
Publicidad

Mi experiencia con Moto X 2013 y 2014; ¿la edición 2015 es lo esperado?

Mi experiencia con Moto X 2013 y 2014; ¿la edición 2015 es lo esperado?
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El día de ayer Motorola sorprendió a muchos al presentar no dos sino tres smartphones que se derivan de versiones anteriores; Moto G 2015, Moto X Play y Moto X Style. Al parecer tres buenos teléfonos a precios muy competitivos.

Debo aceptar que dicha presentación la esperaba con ansias pues llevo casi dos años utilizando Moto X. El primer año usando la versión 2013 y ahora mismo la versión 2014. Ambos me han satisfecho pero pudieron haber sido mejores ¿lo serán los Moto X de la generación 2015, que por cierto en su apariencia son muy similares al 2014?.

Algo de historia personal con Moto X

En noviembre de 2013 redacté un par de artículos donde hacia una reseña de mi experiencia con el Moto X 2013 y de los factores que me llevaron a adquirirlo, dejando de lado a las opciones de ese momento y que eran el LG Nexus 5, Sony Xperia ZL, Galaxy SIV y el LG Optimus G2. Entre tales factores estaban su Android puro, la relación pantalla-cuerpo, sus especificaciones técnicas decentes y su precio.

Moto X 2013 Imagen: Motorola.

Al cabo de un año y sin esperar al vencimiento de mi plan con Telcel decidí que era momento de comprar un teléfono de pantalla más grande por las facilidades visuales que ofrece. Esto significaba que debía tener una pantalla de al menos 5 pulgadas (Moto X 2013 tenía 4.7). Al respecto tenía tres buenas opciones: LG G3 (5.5 pulgadas), Galaxy Note 3 (5.7 pulgadas) y Moto X 2014 (5.2 pulgadas).

Cada uno tenía sus pros y contras. La nitidez de la pantalla del G3 era inigualable (1440x2650 pixeles) pero su estructura plastificada lo hacían sentir no tan sólido. El Note 3 era una bestia en sus especificaciones pero ya tenía un año en el mercado. De hecho ya estaba disponible el Note 4 pero con un precio infame (más de 13 mil pesos) para los simples mortales. Otra ventaja del Note 3 era su stylus, herramienta útil para ciertas labores. Los precios del G3 y del Note 3 eran accesibles para mi cartera (entre 7 mil y 9 mil pesos).

La última opción era continuar con Motorola y simplemente actualizarme con el Moto X 2014, un teléfono con especificaciones acorde a su buen precio (7 mil pesos), con un hardware que me era ya familiar y un software conocido (Android puro). Al final de cuentas opté por éste dispositivo y lo adquirí con descuento (6 mil pesos) en el Buen Fin del año pasado, desbloqueado y “customizado” con los colores de mi equipo favorito; negro y amarillo (por los Steelers).

Mi experiencia con el Moto X 2014

Luego de nueve meses de uso mi experiencia con Moto X 2014 ha sido muy satisfactoria. Su diseño es atractivo y amigable a la mano. La nitidez de su pantalla es buena. Tiene exactamente los colores que deseo y no aquellos que se le acercan, como sucede con las marcas que ofrecen colores limitados. Por cierto, Motorola vino a implantar moda con la “customización”. Las otras marcas ahora sacan sus teléfonos con muchas más variantes de colores, pero que no llegan a Motorola con su herramienta Moto Maker.

Por el lado del software tengo Lollipop desde diciembre (otros gama media-alta y alta apenas lo están recibiendo), aunque la versión 5.0 fue muy lamentable al presentar muchos bugs y lags. Esta culpa no es de Motorola sino de Google. Desde hace un mes tengo la versión 5.1 y es mucho mejor, mayor fluidez y estabilidad. De todas maneras extraño algunas cosas de KitKat como el control de la música aun con pantalla bloqueada (y sin utilizar widgets).

Moto X 2014 Imagen: Jaime Villasana Dávila

Pero mi Moto X 2014 está lejos de ser perfecto (ningún teléfono lo es). Son dos carencias principales las que resalto por el lado del hardware. De entrada está su pequeña batería de apenas 2,300mAh, misma que debo cuidar durante el día para poder llegar a la noche raspando. En ocasiones ni eso pues para las 5pm o 6pm ya debo conectarlo (iniciando su uso a las 7:30am).

La otra carencia es el tamaño de su pantalla de 5.2 pulgadas. En efecto, si en un principio se me hacía grande ahora se me hace pequeña, principalmente para ver video, dar lectura a archivos PDF o bien visualizar páginas web versión desktop.

Respecto del software, y al tener Android Puro, se pierden buenas funciones que otros fabricantes les añaden a sus propios smartphones. En mi caso la función que me gustaría tener es la de doble ventana en la pantalla, algo que es posible con algunos dispositivos de LG y Samsung (G3, G4, Note 4, etc.). Últimamente me he dado cuenta de que requiero de esta función para fines de entretenimiento y del trabajo. Aunque es obvio que sin ello puedo sobrevivir tal como hasta ahora lo he hecho.

En resumen, mi Moto X 2014 es, ha sido y será por los próximos meses un buen compañero de vida.

Sobre los nuevos Moto X 2015

Motorola ha sorprendido al presentar dos versiones del Moto X; Play y Style. No hablaré de las especificaciones técnicas de cada uno, sino de aquellas que por ahora me son más importantes: su batería y tamaño de pantalla. Para leer sobre sus especificaciones y las primeras impresiones de mis compañeros haz clic en los links respectivos.

Ahora bien, aquí cabe hacer un paréntesis. Es importante hacer mención que las preferencias personales por un determinado smartphone van cambiando en el tiempo y tiene que ver con varios factores, entre ellos el tipo de vida que llevemos en ese momento.

Señalo lo anterior porque a diferencia de hace un año, hoy la batería me es más importante pues agregué una actividad en mi vida; ciclismo de montaña. En mis paseos llevo mi Moto X atado en el manubrio y gracias a su GPS me guía en las rutas, además de ir grabando mi velocidad, distancia, calorías consumidas, etc. a través de la aplicación de Google Tracks. El problema es que las consultas de información en el teléfono debo limitarlas para no acabarme la batería.

Moto X Style Imagen: Motorola.

Y aquí es donde entra el Moto X Play que tiene una batería de 3,630 mAh, una barbaridad y acercándose a la monstruosa batería del Moto Maxx que es de 3,900mAh, el cual no adquirí por su diseño (y porque en ese entonces no hacia ciclismo de montaña). El Play además tiene una pantalla algo más grande (5.5 pulgadas). Por su parte el Moto X Style tiene una batería más pequeña de 3,000 mAh pero una pantalla de 5.7 pulgadas. Sin duda el Play durará trabajando más tiempo pero el Style brinda mejores visualizaciones no sólo por su pantalla más grande sino porque posee mayores pixeles; 1440 x 2560 pixeles contra los 1080 x 1920 pixeles del Play (y del Moto X 2014).

Concluyendo

Se acerca rápidamente la temporada de compras navideñas y el único gran fabricante que falta por revelar sus modelos 2015 es Apple, quien lo hará muy probablemente en septiembre. A partir de entonces la mesa estará servida para escoger el modelo de smartphone que más guste al consumidor.

Por mi parte me toca en agosto renovar plan. Pero hay dos malas noticias; la primera es que Motorola y Telcel están peleados y por lo tanto no podré hacerme del Play o el Style a un precio bajo al contratar un plan de telefonía. La segunda es que en este año no tengo contemplado en mi presupuesto comprar un teléfono desbloqueado, aún y cuando los precios de los Moto X 2015 son muy atractivos.

En este sentido habré de irme con un teléfono de gama media-baja y de bajo precio derivado del plan que contrataré. Estoy pensando en el LG G3 Stylus. Tiene batería de 3,000 mAh, pantalla de 5.5 pulgadas, función de ventanas duales y stylus. Lo negativo es su bajo rendimiento debido a sus prestaciones. Pero para ser un teléfono de respaldo no está nada mal.

Otra opción es el Microsoft Lumia 640 XL por aquello de que Windows 10 (que está disponible ahora mismo y ya espero mi notificación de descarga) pinta muy bien y en su versión mobile también. Lo malo es que Telcel no lo ofrece (por ahora), sólo el Lumia 640 que es más pequeño (5 pulgadas).

En fin, queda tiempo para pensar pero por lo pronto Motorola se apuntó otro hit con sus tres lanzamientos de ayer, los cuales representan una sólida evolución y cubre los flancos débiles que muchos habíamos criticado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos