Nuevas materias en México para primaria y secundaria para ciclo 2023-2024: ahora se llaman "campos formativos" y así funcionarán

Sep Escuela Ninos Materias Grados
2 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
oscar-steve

Steve Saldaña

Editor Senior

Periodista de tecnología y ciencia. Escribo y analizo la industria de plataformas tech en México y soy fan de la ética tecnológica. También soy miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia. Hago locución comercial, produzco podcast y soy presentador del podcast semanal ROM. LinkedIn

Las materias como las conocíamos para educación básica en México se transformarán. Seguirán existiendo, pero ahora estarán concentradas en cuatro grandes campos formativos porque las asignaturas independientes "fragmentan" el conocimiento, según el nuevo plan de estudios de la SEP. Las asignaturas ahora estarán concentradas en cuatro grandes campos formativos aplicables a partir del nuevo ciclo escolar 2023-2024. No se trata de cuáles son las nuevas materias, sino que el concepto de materia se transforma en una disciplinas que formarán parte de los campos formativos.

El cambio es así radical. El nuevo plan curricular presentado en 2022 elimina también los grados escolares como los conocimos y fácilmente es el replanteamiento más novedoso en mucho tiempo en lo que respecta a educación en México.

Los cuatro campos formativos para educación básica serán los siguientes:

  • Lenguajes
  • Saberes y pensamiento científico
  • Ética, naturaleza y sociedades
  • De lo humano y lo comunitario

Lo que significa cada área de formación

En objetivo del campo formativo "lenguajes" es fácil de intuir. Niñas, niños y adolescentes aprenderán progresivamente a comunicarse, a valorar la diversidad étnica de México y a percibir y crear "producciones orales, escritas, sonoras, visuales, corporales o hápticas", según se lee en el plan de estudios de la SEP. En la educación secundaria habrá disciplinas añadidas en el campo: español, inglés y artes.

En "saberes y pensamiento científico" los alumnos comprenderán y explicarán fenómenos y procesos naturales, así como sus relaciones con lo social. Aquí es donde cobra relevancia entender el método científico, pero hay un matiz importante: para el plan de estudios la ciencia debe entenderse como una construcción cultural, así que "no se puede afirmar que sea superior a otros sistemas de conocimientos". Este pinta para ser uno de los temas de conversación más álgidos del nuevo sistema de educación básica en México.

Salon De Clases

En "ética, naturaleza y sociedades" los alumnos aprenderán sobre relaciones sociales y culturales. Según el plan, el aprendizaje involucrará tema como la crisis ambiental, las relaciones entre culturas, la igualdad de género, derechos de niñas y niños y reflexiones en torno a la libertad y responsabilidad. Disciplinas que deberán estar incluidas son geografía, historia y formación cívica y ética.

En "de lo humano y lo comunitario" estarán los contenidos que ayudarán a alumnos a interactuar con sus comunidades, entender el sentido de pertenencia y el "compromiso ético para la satisfacción de necesidades humanas". En el plan de estudios se lee que algunos propósitos serán que "alumnos desarrollen sus potenciales", que "reflexionen y comprendan su vida emocional y afectiva" y que "conciban la sexualidad como resultado de una construcción cultural". Esta fácilmente el área de formación más disruptiva por sus propósitos. Entre sus disciplinas están la educación física, la educación socioemocional y tecnología.

Nuevas áreas, nuevos egresados

La SEP tiene previsto un claro objetivo: que quienes egresen de educación preescolar primaria y secundaria sean personas "que pueden ejercer su derecho a una vida digna, a decidir sobre su cuerpo, a construir su identidad personal y colectiva, así como a vivir con bienestar y buen trato". La clave es que los contenidos impartidos les den resignificado como habitantes de México. Dicho simple, que los alumnos no memoricen contenido educativos, sino que la experiencia de formación implique resignificar los contenidos y conocimientos respecto a su propia experiencia individual y colectiva, en sus escuelas y sus colonias. Ideológicamente, ese es un gran salto respecto al esquema actual.

Alumnos

Quienes ahora terminen con educación básica deberán reconocerse como hombres y mujeres con los mismos derechos, como habitantes con forma de pensar propia que sirve para analizar lo que pasa en sus realidades familiares, comunitarias, nacional y mundial. Los objetivos son más que ambiciosos.

Los egresados de educación básica ahora podrán interpretar hechos y situaciones históricas y culturales. Dominarían habilidades de comunicación básica tanto en lengua materna como en otras lenguas y, en general, tendrán un pensamiento crítico para valorar conocimientos y saberes de ciencias y humanidades, según el plan de estudios publicado por la SEP.

Cambio de fondo

Detrás del cambio de raíz está la adopción de la Nueva Escuela Mexicana, una corriente ideológica que propone dejar de entender el conocimiento en contenidos descriptivos y clasificatorios que no pueden llevarse a la vida concreta de niñas, niños y adolescentes. Como resultado, la crítica de la Nueva Escuela Mexicana es que el sistema actual considera a todas las niñas y niños como idénticos y con las mismas posibilidades de aprender por el hecho de tener la misma edad.

La Nueva Escuela Mexicana fue aprobada en la Ley General de Educación en 2019. Desde entonces la Nueva Escuela Mexicana se concibe como ajena a cualquier doctrina religiosa que reconoce la enseñanza como producto de la autonomía profesional del magisterio en México.

Inicio