Aves conviviendo con pterosaurios y hasta con T-Rex en México: estas huellas nos dicen cómo era Coahuila hace 66 millones de años

Aves conviviendo con pterosaurios y hasta con T-Rex en México: estas huellas nos dicen cómo era Coahuila hace 66 millones de años
1 comentario

Durante la época del Cretácico Tardío, hace aproximadamente 66.1 millones de años, había una convivencia entre aves, pterosaurios y dinosaurios, concluye una investigación donde colaboró la UNAM, luego de que se encontraran dos localidades con huellas de aves pertenecientes a este periodo.

Según detalla Francisco Vega Vera, investigador del Instituto de Geología, la primera localidad, descubierta por el naturalista coahuilense, José Flores Ventura, se trata de un registro de huellas muy parecidas a las de gansos, garzas y urracas actuales que datan de una edad cercana a la extinción de los dinosaurios, en un ambiente cercano a la antigua costa de Coahuila.

Las huellas encontradas pertenecen a los pterosaurios del grupo de los Azhdarchidae, que contaban con envergaduras de sus alas estimadas en hasta cuatro metros y entre este grupo se encuentran los más grandes, como el Quetzalcoatlus. Por otro lado, en el resto de las huellas de dinosaurios, se encontraron similitudes con las de tiranosaurios.

Un modelo en tamaño real del Quetzalcoatlus en una exposición del Field Museum

Además de estas pisadas de tipo semipalmeado también se encontró un registro de pequeños invertebrados, entre nematodos y larvas de insectos, que sugiere que estos vertebrados se alimentaban de materia orgánica que se acumulaba en esteros o marismas cercanos a la costa.

Las evidencias que arroja sobre la extinción de los dinosaurios

En la segunda localidad se encontró una capa de sedimentos con formaciones esféricas que se pueden asignar al impacto del asteroide de Chicxulub en la península de Yucatán y que generó alteraciones llevando a la eventual extinción de dinosaurios y otros animales.

Huellas Coahuila 2

La presencia de estas formaciones por encima del nivel con huellas, permite asignar que desde unos 100 mil años antes de la gran extinción del final del Cretácico ya existía una asociación entre aves, pterosaurios y dinosaurios.

Al ser las aves descendientes de dinosaurios que habitaron la Tierra durante la Era Mesozoica, es un área importante para entender por que los reptiles voladores y dinosaurios desaparecieron, mientras que las aves continuaron.

Coahuila sigue siendo un sitio clave para obtener información de dinosaurios

Ahora se planea continuar estudiando las huellas para identificarlas de forma más precisa, ya que representan un hallazgo importante, pues se conocen pocos sitios con huellas en una época similar, tres en los Estados Unidos, uno en Argentina y otro en Corea del Sur.

Huellas Coahuila 3

Vega Vera también señaló que Coahuila es una entidad "clásica" para la paleontología, pues se hacen descubrimientos de diversas edades geológicas y es un patrimonio que se debe atender, estudiar y seguir preservando.

Imágenes: UNAM

Temas
Inicio