Un mexicano fue declarado culpable en Estados Unidos por ofrecer software de espionaje a clientes gubernamentales en México

Un mexicano fue declarado culpable en Estados Unidos por ofrecer software de espionaje a clientes gubernamentales en México
Sin comentarios

Software de espionaje de The Hacking Team fue utilizado en México para espiar a políticos, revela una investigación por la que acaba de declararse culpable al empresario Carlos Guerrero, dirigente de la empresa 'Elite by Carga'. La empresa ofreció herramientas de espionaje a clientes gubernamentales, empresas y privados, según la fiscalía estadounidense.

Guerrero admitió haber utilizado las herramientas para interceptar llamadas, "hackear" cuentas de iCloud e intervenir mensajes de WhatsApp, y admitió que cuando él ofreció las herramientas sabía que, en el caso de sus clientes gubernamentales, los servicios no serían utilizados con propósitos de seguridad pública.

Servicios de "hackeo" para todos

La empresa de Guerrero consiguió dispositivos y herramientas de geolocalización y para intervenir dispositivos desde 2014. Eventualmente Guerrero negoció la venta de los dispositivos de intervención así como de servicios de "hackeo". El propio Guerrero admitió ofrecer servicios para intervenir redes y hasta mensajes de WhatsApp a clientes tanto de Estados Unidos como de México.

La fiscalía incluso da detalles sobre uno de los casos. Entre 2016 y 2017 Guerrero ayudó a intervenir las comunicaciones de un político y se hizo de sus accesos para cuentas de Twitter, Hotmail y iCloud. El acuerdo de culpabilidad entre el departamento de justicia de Estados Unidos y Carlos Guerrero dice que el político era candidato a alcalde de un municipio del estado de Morelos. En otra ocasión Guerrero utilizó equipo para intervenir llamadas telefónicas al sur de California.

A decir de Red en Defensa de los Derechos Digitales, R3D, Guerrero también admitió haber vendido equipos de espionaje a los gobiernos de Baja California y Durango, lo que contradice la negativa de esos gobiernos de haber adquirido el software. El caso "aporta aún más evidencia de que la compra y utilización de tecnologías de vigilancia en México se realizan con fines distintos al combate a la delincuencia", dice R3D.

R3D tiene cuenta con un detallado historial sobre cómo Guerrero utilizó el software de espionaje y las operaciones realizadas para los gobiernos de Chihuahua, Morelos, Tabasco, Sonora y Yucatán. En el historial se documentan infecciones hechas a smartphones Android y a PC.

La fiscalía concluye que el caso de Guerrero ayudará a disminuir la proliferación de herramientas digitales utilizadas para espionaje en Estados Unidos y México. "Estamos mandando un mensaje claro a que las compañías e individuos que violan las leyes sobre privacidad no serán tolerados" dijo el fiscal Randy Grossman.

Temas
Inicio