En 2014 un objeto proveniente de otro sistema solar golpeó la Tierra, pero durante años fue clasificado por el Comando Espacial de los EUA

En 2014 un objeto proveniente de otro sistema solar golpeó la Tierra, pero durante años fue clasificado por el Comando Espacial de los EUA
Sin comentarios

El 8 de enero de 2014 un meteoro de 0.45 metros de ancho se estrelló contra la atmósfera de la Tierra cerca de Papúa Nueva Guinea, de acuerdo con un documento publicado por el Comando Espacial de los Estados Unidos (USSC).

El objeto en realidad era una roca proveniente de otro sistema solar (interestelar) que viajó por el espacio a más de 210,000 kilómetros por hora, según un estudio de 2019 publicado en el servidor de preimpresión de arXiv. El artículo no pudo ser revisado por pares, ni publicado en una revista científica, ya que algunos de los datos fueron considerados como clasificados por el gobierno de los Estados Unidos, según un reporte de Vice.

En el documento de 2019, se mencionaba que la velocidad a la que viajaba el meteoro (que superaba con creces la de otros objetos que orbitan dentro del sistema solar), junto a la información de su trayectoria, permitían demostrar con un 99% de certeza que se había originado mucho más allá de nuestro sistema, probablemente "desde el interior de un sistema planetario o una estrella en alguna parte de la Vía Láctea", según sus autores.

Sin embargo, luego de enviar el descubrimiento a The Astrophysical Journal Letters, el estudio se detuvo en medio del proceso de revisión, ya que faltaba información que se podía obtener únicamente en bases de datos gubernamentales.

Meteor 3129573 1280

Esto por que algunos de los sensores del Centro de Estudios de Objetos Cercanos o CNEOS que detectan "bolas de fuego atmosféricas" son operados por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, con la intención de ubicar detonaciones nucleares. Ya que la información de los aparatos es considerada como clasificada, no pudieron verificar el margen de error en la velocidad del objeto.

Ahora el Oumuamua deja de ser el primer objeto interestelar detectado

Ahora, en un documento fechado el 1 de marzo y difundido en Twitter a principios de abril, los científicos de la USSC han confirmado los hallazgos del equipo, señalando que el análisis del objeto de 2019 "fue lo suficientemente preciso para confirmar la trayectoria interestelar" de acuerdo al teniente general John E. Shaw, comandante adjunto del Comando.

Con este respaldo, este meteorito de 2014 se convierte en el primer objeto interestelar jamás detectado en el sistema solar, ya que es incluso anterior al descubrimiento del "Oumuamua" en 2017, otro objeto con silueta alargada que también se mueve demasiado rápido para haberse originado en nuestro sistema solar.

Impresión artística del Oumuamua | Imagen: ESO/M. Kornmesser

Según Amir Siraj, astrofísico teórico de la Universidad de Harvard y autor principal del artículo de 2019, la intención sigue siendo publicar el estudio original para que la comunidad científica pueda continuar el trabajo donde ellos lo dejaron.

Además, ya que el meteoro se encendió sobre el Océano Pacífico Sur, es probable que algunos fragmentos hayan caído en el agua, anidando en el lecho marino, por lo que a pesar de ser una tarea casi imposible, ya se está considerando la posibilidad de montar una expedición con la misión de recuperar la mayor cantidad posible de restos.

Temas
Inicio